Movisfera

novedades, consejos y sugerencias_

Análisis Samsung Galaxy Note (parte I): diseño, dimensiones, pantalla, lápiz y sistema operativo

por ‎29-11-2011 19:06 - editado ‎27-01-2012 14:11


Es uno de los lanzamientos más sorprendentes y esperados de los últimos meses, y nosotros hemos tenido la posibilidad de probarlo y analizarlo como merece la ocasión. Hablamos del Samsung Galaxy Note, un dispositivo que seguro dará que hablar.

                                   note.png

 ¿Tableta con prestaciones de teléfono o smartphone con virtudes de tableta? Difícil darle respuesta a esa pregunta, pero lo que parece claro es que estamos hablando de un dispositivo que abre un nuevo ccamino de convergencia entre ambos dispositivos. Su pantalla de 5,3 pulgadas le hacen diferente al resto, y antes de pasar a analizaros sus características pormenorizadamente hace falta hacer alguna puntualización.

 

Lo primero que hay que advertir sobre el nuevo miembro que llega a la familia Galaxy es que es complicado realizar comparaciones con los teléfonos de gama alta que hay actualmente en el mercado. Para ser claros, difícilmente el Note viene a sustituir o competir con los terminales de 4 pulgadas que a todos nos vienen a la cabeza, más bien se presenta como un complemento perfecto para ellos, y siempre con un fin determinado.

 

Pero hecha esa puntualización, hay que advertir que para lo que está hecho el Note lo hace muy bien, y sus prestaciones lo convierten terminal en un dispositivo perfecto para el día a día en el trabajo (o para trabajar desde distintos lugares). Pero antes de adelantar más conclusiones, vamos a analizar las virtudes (y defectos) que hemos encontrado en este nuevo ‘tabletphone’.

 

Diseño y dimensiones

Cuando se observa el diseño del Galaxy Note GT-N7000 uno se da cuenta de que está ante un miembro de la familia más famosa de Samsung. El terminal mantiene la línea estética de otros modelos de la compañía surcoreana, con un diseño elegante, acabado en negro y una parte trasera negra mate y levemente rugosa.

 

Pero quizá por el aspecto más importante cuando hablamos del nuevo modelo de Samsung, su tamaño. Las imágenes del teléfono hablan por sí solos, pero si no estáis del todo convencidos os paso algunos números: unas dimensiones de 145.85 × 82.95 × 9.65, una pantalla de 5,3 pulgadas y un peso de 178 gramos. ¿Es grande? Sí, es realmente grande. Y eso no es necesariamente bueno o malo, simplemente lo es.

 

IMG_0460.JPG

 

Es cierto que el terminal está perfectamente diseñado (su grosor no alcanza el centímetro) y el peso no es perceptible al cogerlo, pero sí lo son las dimensiones. Utilizar el teléfono con una sola mano (cogerlo y manejarlo con el pulgar como se hace habitualmente) es realmente complicado, y se hace totalmente imposible para manos que no destaquen por su tamaño. Tampoco resulta cómodo para tenerlo un largo tiempo pegado a la oreja, por lo que para aprovechar su faceta teléfono se hace muy recomendable utilizar algún tipo de manos libres que nos libere de mantenerlo durante mucho tiempo con las manos.

 

Por tanto, queda claro que como smartphone pierde ciertas virtudes (manejabilidad, comodidad de uso…) pero lo compensa con su tamaño de pantalla, la más grande del mercado. Por tanto, el dispositivo está cercano a ser un minitablet, sólo que con menos pulgadas de pantalla. ¿Realmente sirve como tablet? Aunque cuente con menos pulgadas, la resolución que alcanza es tan grande que se podría responder sin dudar que sí.

 

Pantalla y lápiz

El Note cuenta con una pantalla capacitiva súper AMOLED de 5,3 pulgadas con una resolución de de 1280x800 pixeles (225 ppi), una resolución que sólo alcanzan algunos tablets de 10 pulgadas. Aunque el Galaxy Note tiene una resolución superior a, por ejemplo, su ‘hermano’ el Galaxy Nexus, presenta una peor relación de píxeles por pulgada por la mayor diagonal de su pantalla.

 

La calidad de la pantalla es realmente destacable, y se hace la boca agua imaginar lo que puede ser ver un vídeo en HD en tamañas dimensiones. Pero como hemos dicho, utilizar esta pantalla con el dedo es realmente difícil. Quizá por ello Samsung, a pesar de hacer una pantalla capacitiva, ha decidido resucitar un concepto olvidado, el Stylus. El Note incluye un lápiz que la marca surcoreana ha bautizado como S Pen (Advanced Smart Pen), un pequeño artilugio que se esconde sin dejar rastro en el teléfono y que esconde un pequeño secreto, un botón con el que se activan funcionalidades realmente interesantes.

 

IMG_0466.JPG

 

Las posibilidades que ofrece el S Pen son muy superiores a las de los lápices ópticos que se venden para los tablets actuales. Gracias a la interfaz Touchwiz que incorpora Samsung, resulta realmente sencillo escribir con el lápiz en un bloc de notas, dibujar cualquier cosa, realizar marcas en una foto…infinitas posibilidades que le dan un carácter ‘ejecutivo’ realmente interesante al Note.

 

Además, el lápiz esconde un botón que ofrece múltiples opciones que seguro serán de utilidad al usuario. Por poner un ejemplo, basta con pulsar el botón y hacer doble clic en la pantalla para que se abra el bloc de notas. Además, el lápiz mejora uno de los elementos más negativos que siempre ha tenido Android, la captura de pantalla. En cualquier momento y desde cualquier programa se puede apretar el lápiz contra la pantalla un par de segundos y se guarda esa captura en un archivo en el que además se pueden realizar anotaciones, guardarlo o enviarlo. Una auténtica maravilla. Por tanto, la pantalla es el elemento diferenciador de este terminal, y Samsung ha sabido dotarle de unas prestaciones a la altura de muy pocos dispositivos.

 

Sistema operativo

Samsung mantiene su firme apuesta por Android en sus productos estrella, y el Note no podía ser menos. El smartphone implementa la versión 2.3.5 del sistema de Google, Gingerbread. Teniendo en cuenta que estamos en un momento de renovación en Android con la llegada de Ice Cream Sandwich, se echa de menos que un terminal con tantas prestaciones no incluya la versión 4.0 del OS. Sin embargo, podemos estar todos tranquilos, porque es oficial que la actualización llegará al Galaxy Note muy pronto.

 

A pesar de eso el sistema funciona realmente bien, Gingerbread ofrece un rendimiento muy aceptable, aunque es verdad que se echarán de menos las últimas actualizaciones que traerá lo nuevo de Android, como el reconocimiento facial para desbloquear, el asistente personal similar a Siri o la nueva interfaz.

 

Aún así, como ya hemos adelantado antes, el Note destaca por su interfaz Samsung Touchwiz, que le dota de mayor versatilidad y velocidad de respuesta. Además, incluye sus típicas ‘hubs’ que tan buen rendimiento han dado en otros modelos de la gama, y Samsung Live Panel UX. Pero no podemos olvidar otro aspecto relevante, las múltiples aplicaciones, juegos y herramientas que incluye el sistema operativo de Google.

 

Por tanto,  todo lo visto hasta ahora nos indica que estamos ante un dispositivo realmente potente, diferente a todo lo que hemos visto anteriormente en el mercado. Sus posibilidades son máximas, y seguro que más de uno estará relamiéndose por conocer más especificaciones sobre el Galaxy Note. En la segunda parte del análisis os contaremos a fondo todo lo relacionado con la conectividad, la batería, la cámara y el resto de prestaciones que incluye este tabletphone que seguro va os van a interesar.

 

 

Otros análisis que te pueden interesar:

Comentarios
por Jordii(anon) el ‎30-11-2011 23:02

Buenas, tengo una pregunta para saber cuando movistar podrá ofrecer este terminal para portabilidad. Ya que estoy bastante interesado.

 

 

Gracias

por Time Master(anon) el ‎04-01-2012 23:33

Hoy he tenido uno en mis manos (de un cliente de mi empresa) y es realmente espectacular. Después he visto un HTC de 4.3" y... ¡me parecía pequeño!

 

Eso si, el primer vistazo ha sido viéndolo en la oreja de este chaval y he pensado "madre del amor hermoso, menudas ganas de llevar eso pegado a la oreja" xD Así que coincido con la parte en que comentáis que se hace incómodo al rato -estoy seguro de ello-

 

De todas formas la pantalla es espectacular. Desde que tengo mi HTC Desire (el primero) tengo claro que jamás cogeré un móvil que no lleve una pantalla Amoled, ya que por mucho Retina Display y chorradas que defienden los fanboys de Apple las Amoled son las mejores pantallas que existen (y lo digo como poseedor de un iPod 4G de 32GB)

 

Además la densidad de píxeles hace que la resolución sea increíblemente buena, y desde luego navegar por internet una auténtica gozada. Definición a tope y absolutamente ninguna necesidad de hacer Zoom.

 

 

En definitiva, lo único que me echa para atrás y el inconveniente que le veo es a la vez su mayor virtud: El pantallón de 5.3"

 

¿Mi consejo? Buscad el modelo Wifi, que es mucho más barato (lo he llegado a ver a 159€ en una tienda de confianza aunque suele encontrarse por 250€)  y será el complemento perfecto para un Galaxy S2 o similar. Yo me estoy pensando conseguir uno y botar mi iPod 4G, que me costó más de 200€ y con muchas menos prestaciones.

por Time Master(anon) el ‎04-01-2012 23:36

Debo rectificar mi comentario.

 

Resulta que el Galaxy S Wifi 5.0 (el que no es teléfono) realmente tiene dos grandes diferencias respecto al Galaxy Note:

 

a) La pantalla es de 5", no 5.3"

b) En el modelo Wifi, NO es Amoled, es LCD. Un gran fallo.

c) La resolución es 800x480. ¿Eso en 5"? wtf

 

Eso explica los 159€, aunque sigue siendo mucho más tentador que un iPod

por RodrigoJ(anon) el ‎13-02-2012 6:08

y Movistar para cuando lo tiene???

Acerca del autor
  • Me encantan las tablets, y soy un poco fanboy de Apple. ¡Cuenta conmigo si necesitas consejo!
  • ¡Soy adicta a los videojuegos! Me gusta saltar de nivel en nivel, cambiando de juego como de día!