cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

Cómo aclararse en la «guerra» de los televisores: OLED versus QLED

Highlighted

Cómo aclararse en la «guerra» de los televisores: OLED versus QLED

 

Fuente: J.M. NIEVES  @abc_tecnologia | Madrid  20/03/2017 01:06h - Actualizado: 20/03/2017 18:47h.

 

 

Tecnología - Imagen

 

OLED versus QLED, cómo aclararse en la «guerra» de los televisores

 

Lo primero que hay que saber es que, hoy por hoy, solo existen dos tecnologías diferentes «detrás» de las pantallas

 

TV LG Sinature OLED (ABC).png

 Televisor LG SIGNATURE OLED - LG

 

El mundo de la electrónica de consumo anda revuelto. Otra vez. Y en esta ocasión no se trata de teléfonos móviles, sino de televisores. La batalla por la conquista de nuestro salón se recrudece, las siglas se multiplican, las tecnologías se mezclan, se superponen, y el ciudadano de a pie se ve envuelto en un velo de confusión que no le permite distinguir lo que más le conviene. OLED, Quantum Dot, LED, SUHD, 4K HDR, QLED, Nanocells... La lista es larga y farragosa, pero detrás de cada una de esas combinaciones de letras se ocultan, en realidad, miles de horas de trabajo de auténticos ejércitos de ingenieros cuyo único propósito es lograr que lo que vemos en la pantalla de un televisor se parezca, de verdad, al mundo real.

 

¿Qué es, pues, lo mejor? ¿Por qué modelo debemos decidirnos a la hora de cambiar nuestra vieja TV? Vayamos por partes. Lo que las cifras han dejado ya muy claro es, por ejemplo, que los usuarios quieren pantallas grandes y de calidad. Parece que pasó el tiempo de lanzarse a las ofertas y de fijarse solamente en los precios. Por eso, y aunque el mercado no da muestras de que vaya a crecer durante este año, los televisores más vendidos son, y serán cada vez más, los de las gamas más altas, con pantallas superiores a las 50 pulgadas (los de 65 pulgadas están causando furor), y con tecnologías avanzadas de procesamiento de imagen.

 

A la hora de elegir, y para simplificar las cosas, lo primero que hay que saber es que, hoy por hoy, solo existen dos tecnologías diferentes «detrás» de las pantallas. Por un lado, los televisores LED y, por el otro, los OLED. Estas dos categorías, no importa cuál sea el cóctel de letras que las acompañen, abarcan absolutamente a todos los televisores del mercado. Los primeros, los LED, se distinguen porque necesitan contar con una fuente de iluminación externa, lo que se consigue gracias a un panel de pequeñas y potentes bombillas LED, (de ahí el nombre genérico) situada en la parte trasera del televisor. La luz de esas bombillas ilumina los píxeles de las pantallas, que es lo que nosotros vemos. Y antes de hacerlo, atraviesa toda una serie de filtros y capas que depuran esa luz, la concentran, la polarizan o la difuminan, la bloquean o dan paso a los colores, etc. etc.

 

La tecnología OLED, sin embargo, no necesita retroiluminación. Es decir, que no hay bombillas por ningún lado. En los televisores OLED, cada uno de los píxeles que vemos en pantalla se ilumina de forma autónoma e independiente al recibir una pequeña corriente eléctrica. Y la mayor ventaja de este tipo de paneles consiste precisamente en eso. Cada píxel se ilumina «por su cuenta» y exactamente con el color que debe hacerlo, sin afectar en nada a los píxeles que tiene a su alrededor. Gracias a esa precisión, las pantallas OLED son capaces, por ejemplo, de mostrar el color negro en su estado puro, o de revelar detalles en las escenas más oscuras que no son visibles en otras pantallas. En las pantallas LED, por el contrario, cada una de las bombillas de la capa de retroiluminación se encarga de iluminar a muchos píxeles a la vez. Y a la hora de mostrar los negros, algo de esa luz afectará, inevitablemente, a los píxeles contiguos, dando como resultado unos tonos oscuros más empastados, menos limpios, con menos contraaste y un menor nivel de detalles. No olvidemos que, en una pantalla LED, las bombillas traseras nunca se apagan. En los televisores LED, la oscuridad total no existe.

 

¿Significa eso que los televisores OLED son mejores que los LED? Si y no. No en vano, en la actualidad, ocho de cada diez televisores del mercado son LED. Y tampoco hay que olvidar que desde su origen, esa tecnología ha ido evolucionando de forma contínua, hasta llegar a unos estándares de calidad de imagen realmente buenos. Sin embargo, y se diga lo que se diga, hasta la fecha ningún televisor LED ha conseguido llegar a la calidad de imagen, color y contraste de una pantalla OLED.

 

Los OLED tienen, además, otra ventaja añadida (en este caso estética), sobre los LED. Y es que, al tener menos capas (recordemos que no necesitan un panel trasero de bombillas que iluminen la pantalla), es posible fabricar televisores mucho más delgados y elegantes. Sin ir más lejos, el último LG OLED W7 apenas tiene un grosor de 2,7 mm., tres veces menos que un teléfono móvil, de forma que se puede «pegar» magnéticamente a una pared sin que apenas sobresalga de ella. Los televisores OLED, sin embargo, tienen el inconveniente de ser bastante más caros que los LED, algo a tener muy en cuenta por parte de los consumidores.

 

Baile de siglas

 

Una vez claras las dos tecnologías imperantes, es hora de pasar al resto de las siglas que suelen acompañar al nombre de cada modelo concreto de televisor. Porque es aquí donde se producen la mayor parte de las confusiones, a menudo debido a los esfuerzos de los departamentos de marketig de las diversas compañías por resaltar las bondades de sus productos frente a los demás. Así, HDR (High Dynamic Range o Alto Rango Dinámico), hace referencia a una serie de técnicas que consiguen una mejor compensación entre las escenas claras y las oscuras, lo que redunda en una imagen más luminosa, contrastada y definida. Existen varios tipos de HDR, y sus nombres cambian según la compañía que los desarrolla.

 

4K, por su parte, se refiere a la resolución de las pantallas, es decir, al número de píxeles que son capaces de mostrar. De modo que en un televisor 4K tendremos cerca de 4.000 píxeles de resolución horizontal, cuatro veces más de la que ofrece un televisor en alta resolución, o HD. Desde 2012, además, un nuevo estándar, UHD (Ultra Alta Definición), ha conseguido dar otra vuelta de tuerca a la definición de los televisores y permite llegar a una resolución hasta 16 veces superior que el HD convencional. Los últimos modelos suelen añadir una «S» antes de las letras UHD, convirtiéndolas así en SUHD (o Súper UHD) para resaltar aún más las diferencias.

 

Nanocélulas y puntos cuánticos

 

Pero el último grito en cuanto a la evolución de televisores LED se refiere son los Quantum Dots, o puntos cuánticos. Se trata de una nueva capa (a añadir a los demás filtros) que contiene una serie de diminutas nanopartículas de distintos tamaños que, al ser iluminadas por una luz azul, son capaces de reflejar con gran precisión las diferentes frecuencias de color, en especial los azules, los verdes y los rojos. Y de mantener la definición incluso si aumentamos al máximo el brillo. En este sentido, Samsung acaba de lanzar al mercado sus nuevos modelos QLED, anunciando a bombo y platillo una tecnología «revolucionaria» que, según la firma, está destinada a cambiar el modo en que se fabrican hoy los televisores. La empresa coreana asegura también haber superado en calidad incluso a los televisores OLED. El propio nombre de sus nuevos modelos, QLED, parece destinado a confundirse con OLED.

 

Sin embargo, y a pesar del innegable avance en cuanto a la calidad de imagen, QLED no deja de ser una evolución más de la tecnología LED. No olvidemos que sigue siendo necesaria la retroiluminación, que ahora se hace con leds azules en vez de blancos, y que los Quantum Dots son un filtro (otro) que se añade a los que ya existen en el televisor, en los escasos centímetros que hay entre la fuente de luz y la pantalla. OLED, recordemos, no necesita retroiluminación, ya que son los propios píxeles los que se iluminan de forma autónoma e individual. En otras palabras, QLED y OLED no compiten entre sí, ya que se trata de tecnologías completamente diferentes.

 

Dentro de la categoría LED, los Quantum Dots tienen su contrapartida en las nanocélulas (nanocells) una tecnología que LG lleva incorporando a sus televisores desde hace dos generaciones. En este caso, la iluminación se lleva a cabo con diodos de luz blanca (y no azul). El polímero que contiene las nanocélulas tiene la capacidad de absorber toda la banda de frecuencias de la luz, excepto la del color que se necesita en cada punto de la pantalla y que ya ha sido seleccionado por los filtros de las capas anteriores. Si con alguien deberían competir los últimos televisores QLED de Samsung, sería con los Nanocell, no con los OLED.

 

Samsung se ha erigido, pues, en el gran defensor de la tecnología LED y lidera un buen número de sus evoluciones técnológicas. En su catálogo no hay televisores OLED. De hecho, el único fabricante del mundo que ha sido capaz de superar las enormes dificultades técnicas a la hora de fabricar paneles OLED de gran formato ha sido LG, el gran competidor de Samsung. Otros fabricantes han invertido miles de millones de euros intentándolo, sin éxito hasta ahora.

 

Por eso, en los últimos tiempos, otros grandes fabricantes, excepto Samsung, han empezado a comprar de LG pantallas OLED para hacer sus propios televisores. Panasonic, por ejemplo, lo lleva haciendo desde 2015 y Sony se ha incorporado este año con su impresionante modelo A1. Samsung, pues, se ha quedado fuera de este pastel, y puede que sea esa la razón para intentar superar la calidad del OLED desde el «frente» de la tecnología LED. De hecho, y aunque aún no sea posible en la actualidad, todo apunta a que dentro de algunos años se podrán desarrollar Quantum Dots que se iluminen sin necesidad de retroiluminación, tal y como hace la estructura de carbono autoluminescente de los paneles OLED. Solo en ese momento, pero no antes, las dos tecnologías serán comparables.

 

 

 

 

Mensaje 1 de 3
240 Visitas
2 RESPUESTAS

Re: Cómo aclararse en la «guerra» de los televisores: OLED versus QLED

Gracias por compartir @pacofreire ,-) 



Consulta nuestras ofertas y servicios sobre Fusión, Tarifas Móvil, ADSL y Fibra, Móviles, Televisión y Ofertas  Movistar.

No te pierdas los últimos estrenos de Movistar+ en Cine, Series, Motor, Deportes, Toros y el mejor Fútbol

Ser usuario registrado de Movistar.es tiene sus ventajas. Si aún no lo eres, regístrate, ¡¡es gratis!!: mi movistar

Una de las ventajas es poder ver tu factura en Consulta Factura online.

También te invitamos a seguirnos en Twitter, Facebook y Google+


Mensaje 2 de 3
192 Visitas

Re: Cómo aclararse en la «guerra» de los televisores: OLED versus QLED

Gracias @pacofreire, saludos!!

Mensaje 3 de 3
178 Visitas