cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

El coche conectado ya es una realidad

Aportador Cinturón Azul
2.486 Visitas

El coche conectado es la gran apuesta de las principales marcas, que en los salones del automóvil y ferias de tecnología comienzan a mostrar el camino a seguir. El CES de las Vegas, el MWC de Barcelona o el Salón de Ginebra, nos han sorprendido enormemente con lo que está a punto de llegar. Novedades tienen que ver con una nueva forma de entender los vehículos, que en su mayoría estarán conectados a la red, a nuestros móviles e incluso a nuestros hogares.

 

 

¿Qué es el coche conectado?

 

Como decíamos al principio, el coche conectado es una nueva forma de entender los vehículos, ya que van a ser un paso más en el llamado “internet de las cosas”, del que pronto hablaremos en Movisfera.

 

Hasta ahora veíamos smartphones, wereables, accesorios para convertir nuestros hogares en inteligentes como Google Home, y parece que en breve podremos hablar de SmartCars. En el CES de las Vegas del presente año han dejado claro en multitud de presentaciones que en breve podremos conectar todos nuestros dispositivos móviles, los de casa y los del coche, siendo probablemente este 2017 cuando empiecen a vislumbrarse los primeros ejemplos de coche conectado aunque sea en sus funciones más básicas.

 

Fuente: GSMA 2013, via BroadcomFuente: GSMA 2013, via Broadcom

 

Así en el propio CES uno de los que más sorprendía en esta línea fue Ford y su integración con el asistente Alexa de Amazon, gracias al cual podremos tener una interacción asombrosa con nuestro vehículo simplemente usando la voz, ya estemos en el coche o desde nuestra misma casa. Podríamos realizar operaciones como comprar cosas, consultar la predicción del tiempo, el estado de nuestro coche o mandar comandos a nuestro hogar como apagar o encender las luces, consultar el sistema de seguridad…

 

 

Conducción remota

 

Otra de las increíbles posibilidades que podremos ver próximamente en nuestros vehículos es la conducción remota. Efectivamente, podremos conducir un vehículo de forma totalmente funcional a distancia, tal y como demostraron en el pasado MWC de Barcelona Vodafone y Movistar, como parte de su presentación de las bondades que nos esperan con la próxima incorporación del 5G, que como es lógico mejorará considerablemente al 4G actual, aunque no se espera hasta 2020.

 

En este sentido Telefónica ofreció la posibilidad de conducir de forma remota un coche situado en el circuito de pruebas Idiad, a 70 kilómetros de L'Hospitalet, mediante el uso de una señal de vídeo en calidad 4K, y reconociendo que podrían llegar a conducir hasta 50 vehículos de esta manera usando el 5G, lo que nos puede ofrecer una idea de las prestaciones de esta red.

 

 

 

El coche autónomo

 

Pero si hay una estrella en todo el tema de los coches inteligentes son los “coches autónomos”, de los cuales ya venimos teniendo noticias de vez en cuando, como es el caso de Google o Tesla, como ejemplos de los más conocidos. En esta línea se pudieron ver algunas presentaciones en el Salón de Ginebra, destacando entre otros el “Sedric” (Self Driving Car) de Volkswagen. Aunque Sedric no deja de ser un prototipo (de hecho no lo expusieron en el propio Salón) es un ejemplo claro de lo que se pretende con los coches en un futuro no muy lejano.

 

Existen 6 niveles en cuanto a conducción autónoma se refiere y Sedric sería un nivel 5, con lo cual podrá desplazarse perfectamente sin intervención humana, ya que simplemente habría que indicarle el destino y él por sí solo se desplazaría hasta allí. Como es lógico, mucho deberán pulirse estos vehículos para que puedan ver la luz, pues aunque los que circulan en la actualidad realizando pruebas, como es el caso de Google, están dando buenos resultados, tampoco están exentos de algún contratiempo o accidente.

 

 

El coche como asistente personal

 

Ya hemos mencionado anteriormente las posibilidades que podría traernos integrar el asistente Alexa en nuestro vehículo, tal y como ha hecho Ford. Como dicen en Bosch, la multinacional de componentes para el sector del automóvil entre otras vías de negocio, "el coche es el tercer espacio vital detrás de la casa y el trabajo", por lo que será ineludiblemente el gran protagonista del “internet de las cosas” en el futuro más inmediato hasta convertirlo probablemente en nuestro “asistente personal”.

 

Asimismo, Bosch, en el pasado MWC de Barcelona, ha presentado un prototipo, el Bosch Forward Showcar, que incorpora una cámara de monitorización del conductor haciendo posible el reconocimiento del conductor al subirse al vehículo y adaptando todos los elementos del coche a sus preferencias: ajuste de los espejos, altura del volante, temperatura interior o emisora de radio entre otros. Pero en Bosch van más allá, y aseguran que en el futuro la llave de nuestro vehículo estará en nuestro móvil, con lo que ellos llaman “Perfectly Keyless”, que con una clave digital cifrada permitirá desbloquear y arrancar el vehículo sin ninguna interacción.

 

096279-toyota-testifies-before-congress-connected-car-future-technology.1-lg.jpg

 

Incluso contemplan en Bosch la posibilidad de interconectar los vehículos que circulen entre sí, y de éstos con las infraestructuras, de modo que mediante avisos en la nube podamos evitar con la mayor celeridad accidentes, atascos y demás imprevistos que podamos encontrar en la carretera.

 

 

¿Cómo se gestionarán todos estos datos?

 

Ya hemos comprobado todo lo bueno que está por venir en un futuro no muy lejano, pero muchos se preguntarán cómo se va a gestionar y controlar toda la información que recopilen nuestros coches. El grupo Volkswagen creará un centro de 'big data' en Barcelona que dependerá de Seat. Y desde la misma Seat, que también tuvo una fuerte presencia en el MWC, aseguran: "En Seat hemos optado porque la propiedad de los datos que genera el coche conectado sea del usuario y por pedir siempre su consentimiento para utilizarlos".

 

Si todos siguen el ejemplo de Seat no parece que debamos temer lo más mínimo por la información que los fabricantes de coches puedan recopilar de nosotros mismos. Con todos los datos que almacenarán los vehículos desde ahora podremos decir sin miedo a equivocarnos que un coche tendrá las funciones de una auténtica caja negra, que pueda ayudar a esclarecer las circunstancias de cualquier accidente así como mucha más información, por lo cual esperamos que todo este prometedor futuro, además de hacernos la vida un poco más fácil consiga traer además una mayor seguridad en el tráfico.

 

connected-car-main.jpg

Acerca del autor
  • Apasionado de la comunicación y las nuevas tecnologías, en esto de la telefonía desde la época de Moviline. Community Manager a tiempo parcial.
  • Algunos dicen que en la sencillez está la perfección, será por eso que a mi me encantan todas las nuevas tecnologías que nos hacen la vida más sencilla.
  • Nativo digital. Enganchado a internet y las redes sociales desde que tengo uso de razón. Redactor de contenidos y chico para todo en la Movisfera.
  • Entusiasta de la tecnología y de sus avances. En esto de Internet desde los tiempos de Infovía.