Convierte tu Android en un DualSim con Gmate

Gurú Movistar
2.349 Visitas

Pocos son los teléfonos que permiten gestionar dos líneas telefónicas a la vez desde un mismo dispositivo. Si no cuentas con uno de ellos, pero si tienes un Android, Gmate te será de lo más útil. Lo que hace este gadget es conectarse mediante Bluetooth a tu Android y obtener así una segunda línea. A continuación te cuento más sobre su funcionamiento.

 

             gmate portada.jpg

 

Para empezar a utilizar Gmate tienes que introducir una SIM y mediante la instalación de una aplicación, podrás utilizar este gadget para realizar y recibir llamadas. De esta forma podrás gestionar fácilmente dos líneas de teléfono distintas, lo cual puede resultar muy útil, por ejemplo, a la hora de separar tu número personal y tu número del trabajo.

 

El reducido tamaño y grosor de Gmate no es arbitrario. Está pensado así porque tiene que ser fácil de transportar ya que si queremos realizar una buena gestión de la segunda línea tendremos que llevar Gmate siempre encima.

 

Una vez tengamos la SIM, la aplicación y la conexión Bluetooth, todas las llamadas, SMS y MMS que nos hagan o que hagamos con esa segunda línea aparecerán reflejadas en tu Android. Eso sí, no podrás alejar mucho tu dispositivo de Gmate ya que su buen funcionamiento depende de la conexión Bluetooth. La distancia máxima a la que puede trabajar Gmate es de 10 metros.

 

Un pequeño fallo que encontramos, si lo quieres llamar así, es su autonomía. En conversación su batería dura 4 horas, y en espera 96 horas. Digo fallo porque es poco tiempo, pero teniendo en cuenta que no funciona como un smartphone que utilizas para ver el correo, Internet y demás, puede que sea suficiente. Eso si, tendrás que gestionar bien su uso si no quieres quedarte sin batería.

 

Si quieres saber más sobre Gmate puedes entrar en su web y ver toda la información disponible. También puedes comprarlo desde ahí y te costará 89 euros. Para que veas que no te miento, aquí tienes un video en el que podrás ver a Gmate en pleno funcionamiento.