Evita caer en estafas con los supuestos SMS del banco

yomiguy
Aportador Cinturón Azul

Los días de ir al banco para gestionar todo lo relacionado con nuestro dinero quedan cada vez más obsoletos. Es cierto que aún hay quien se resiste a realizar operaciones con máquinas o a través de internet, pero para los que nos atrevemos con los cambios, es bueno saber que los bancos sí se están adaptando a las nuevas tecnologías .

 

Entre las novedades que usan los bancos, nos encontramos con el uso de los SMS para dar una mayor seguridad a las operaciones realizadas con ordenadores o dispositivos móviles. Pero hay ciertos detalles a tener en cuenta sobre estos SMS que vamos a ver a continuación.

 

Estafa-SMS-Banco.png

 

 

Claves para identificar los SMS de los bancos

 

Como decíamos, los bancos utilizan cada vez más los SMS para dar una mayor seguridad a las operaciones que realizamos con ellos (transferencias, consultas de movimientos, modificación de datos personales...), ya sea a través de sus aplicaciones o de sus páginas web.

 

bank_icon.jpgPero dada la importancia de dichas operaciones, debemos estar seguros al cien por cien, que los SMS recibidos proceden de nuestro banco, ya que los piratas informáticos también se están aprovechando de esta tecnología para sacar tajada.

 

Así es como ha aparecido el "Smishing", que viene a ser una mezcla de las palabras SMS y Phising, y que pretende engañar a las víctimas para obtener sus datos de acceso a las aplicaciones o webs de las entidades bancarias, con el riesgo que ello conlleva.

 

Por lo tanto, para no caer en la trampa deberíamos tener en cuenta las siguientes precauciones:

 

phishing-banco-popular.jpg1. Cuidado con los SMS que nos piden hacer clic en un enlace: podrían llevarnos a alguna web maliciosa o descargarnos alguna aplicación dañina para nuestro dispositivo móvil.

 

2. Cuidado con el número de teléfono que nos aparece en el SMS: podríamos ser engañados para llamar a un número distinto al oficial de nuestra entidad y facilitar datos de acceso a un tercero sin darnos cuenta. Por eso siempre es recomendable comprobar el número de teléfono en nuestras tarjetas o en la web oficial de la entidad bancaria.

 

3. Cuando nos pide pin o contraseña: si a través de un SMS nos piden el pin o contraseña de acceso a nuestra entidad, nunca facilitarlos, porque no es el procedimiento habitual, tu banco nunca te pedirá esos datos de forma abierta.

 

4. Comprobar el número que nos envía el SMS: si no estamos seguros de la fiabilidad del número que nos envía el SMS o nos hacen una llamada diciendo que es de cierta entidad bancaria, lo mejor es comprobar dicho número en internet, ya que hay muchas webs que comentan sobre la posible intención fraudulenta de ciertos números de teléfono.

 

5. Recepción del SMS sin solicitar ninguna operación: si recibimos algún SMS de nuestra entidad pidiendo datos personales y sobre todo contraseñas o claves de acceso, no cederlos nunca y menos si no hemos solicitado ninguna operación.

 

 

Si queremos conocer un poco más del mundo de las estafas a través de internet y los dispositivos móviles podemos echar un vistazo a este post de la Movisfera en el que damos importantes consejos para evitar ser engañados.

 

Ahora bien, también puede que haya ocasiones que intentamos realizar una operación bancaria con nuestro dispositivo móvil y no nos llega el SMS del banco necesario para terminar la gestión. En estos casos sería bueno tener en cuenta este post de la Movisfera donde damos algunas claves con las que resolver el posible problema que tengamos en la recepción de dichos SMS.

 

Por lo tanto, vemos que nuestros dispositivos móviles se están convirtiendo en la herramienta más útil para nuestra vida cotidiana, incluido el manejo de nuestro dinero. Eso sí, hay que prestar atención a los consejos dados en este post y aplicar lo que siempre decimos en temas de seguridad, el sentido común para así no tener sorpresas desagradables en el futuro, y de este modo poder realizar multitud de gestiones con nuestro banco en la tranquilidad de nuestra casa, el autobús o un viaje, sin riesgo alguno, y evitando las insufribles colas en los bancos.

1 Comentario