Los cíborgs acabarán con los smartphone

Aportador Cinturón Azul
6.659 Visitas

Resulta muy difícil imaginar que el smartphone, el gadget por excelencia de nuestro tiempo, tenga los días contados, pero así es. Dentro de 10 años serán muy pocos los que los sigan utilizando. El futuro va por otro camino, uno que nos adentra en la ciencia ficción, pero que está más cerca de lo que suponemos.


google glass.jpgLas grandes corporaciones tecnológicas llevan tiempo explorando el terreno, y ya han fijado una fecha de caducidad para el Smartphone. Así, Google, Facebook, Microsoft, IBM y Elon Musk, dueño de Tesla y Space X, han entrado en la lucha por ver quién se lleva el gato al agua a la hora de crear un nuevo dispositivo sin el que no podamos vivir. 

 

Apple y Samsung, llevan años invirtiendo enormes cantidades de dinero desarrollando esta tecnología. Tengamos en cuenta que no se trata de una moda, sino de la plataforma definitiva: quien marque la tendencia será la compañía líder del sector.

 


Gafas y lentillas de realidad aumentada


En un primer momento, concretamente en los próximos 5 años, el objetivo será la fabricación de dispositivos de realidad aumentada con forma de gafas, auriculares inalámbricos, diademas o lentillas. Durante estos años hemos visto los primeros (y carísimos) prototipos, como las malogradas Google Glass y el kit Hololens de Microsoft.  Mark Zuckerberg ha anunciado que las gafas de realidad aumentada serán una realidad en 5 años, y recordemos que Facebook compró Oculus VR en el año 2014, la empresa líder en realidad virtual en aquel instante.


En la actualidad los kits de realidad aumentada son muy voluminosos y llamativos, pero toda esta tecnología se reducirá hasta integrarse en un objeto tan pequeño como las mencionadas lentillas. Gracias a esta tecnología, por ejemplo, un cirujano podrá operar sin necesidad de levantar la vista del paciente para consultar sus constantes vitales, ya que toda la información estará virtualmente delante de sus ojos. Lo mismo sucederá cuando conduzcamos: no tendremos que separar la mirada de la carretera, toda la información estará proyectada para nosotros en el momento que la necesitemos.

 

hololens.jpgGafas de realidad aumentada


Seremos cíborgs 


El uso de gadgets de realidad aumentada será un primer paso. En otros cinco años más, serán los cíborgs los que terminen con el smartphone. O mejor dicho, seremos nosotros mismos con implantes neuronales los que acabaremos con él.  Esto ya nos suena más a ciencia ficción, ¿no? Pues está más cerca de lo que creemos:


ARM una de los fabricantes líderes de procesadores, ha anunciado que desarrollará un SoC para implantar en el cerebro. Neuralink es la penúltima empresa creada por Elon Musk y su objetivo es la fabricación de algo conocido como “cordón neural”, que consiste en diminutos electrodos conectados al cerebro y a un ordenador, que ampliarán nuestras capacidades. Algo así como un ordenador dentro de nuestro cráneo, y con conexiones a nuestros sentidos.


Por su parte DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa de los EEUU, está trabajando en una tecnología cognitiva de alerta de la amenaza, que consiste en una interfaz cerebro-ordenador diseñada para analizar los datos captados por nuestros sentidos, y de esta manera poder alertar a los soldados de infantería a cualquier posible amenaza.


Al margen de su uso militar, el objetivo inicial de estos implantes será tratar enfermedades como epilepsia, depresiones mayores, Parkinson y Alzheimer, o los daños cerebrales y espinales, pero más adelante la idea es ayudar a los seres humanos en su pelea contra la inteligencia artificial.  Esto supondría un cambio tan grande que marcará un hito en la historia de la humanidad. Nos integraremos de una forma definitiva con las máquinas.


Neil Harbisson.jpgNeil Harbisson el primer cíborgEn 2004, el británico Neil Harbisson, se instaló un eyeborg en la cabeza para poder escuchar los colores que le rodean. Harbisson justificó que el ojo electrónico no es un aparato sino parte de su cuerpo y extensión de sus sentidos, y fue reconocido por el gobierno británico como el primer ciborg de la historia de la humanidad.


Los cambios asustan sin lugar a dudas, pero la renovación constante forma parte de la esencia humana, y tal y como sucedió con el resto de tecnologías poco a poco nos iremos habituando a nuestro futuro como cÍborgs.

 

 

5 Comentarios
Aportador Cinturón Azul

hola @cell

creo que aquí habría que incluir las posibles consecuencia y la ética. De hecho los autores que nombras Elon Musk, Stephen Hawking o Noam Chomsky insisten en que es necesario darle más importancia a la ética y reflexionar sobre la seguridad antes de avanzar. 

Por otro lado de la misma forma que se ha establecido un primer código de conducta para el uso de la realidad virtual, sería positivo que en la actualidad la Unión Europea defina la regulación de la utilización de la inteligencia artificial y los robots. Según Stephen Hawking: "Si bien el desarrollo de la inteligencia artificial podría ser el evento más grande en la historia humana, por desgracia podría también ser el último"

Aportador Cinturón Azul

Estoy de acuerdo contigo @Santiroca. La IA puede ser el avance tecnológico que lleve al ser humano a una nueva fase en su evolución, o a un gran problema. Es una posibilidad real que solo se puede atacar regulando previamente este campo, e incorporando en nuestros cerebros esas nuevas capacidades. Tal y como propone Musk, para quien la  IA es uno de los mayores riesgos que correrá la humanidad en un futuro próximo.

Moderador Senior

Buenas a todos,

 

Lo que está claro es que artículos así son los que hacen crecer la Movisfera, promoviendo el debate sano e interesante. Excelente aportación de @cell y no menos enriquecedora la entrada de @Santiroca. Es un tema peliagudo el de la IA pero coincido en que está mucho más cerca de lo que nos pensamos. 

 

¡Gracias a ambos!

Aportador Cinturón Azul

Muchas gracias @PabloS-Movistar

hoy en el diario El País se publica una entrevista al Presidente de telefónica José María Álvarez-Pallete en el que afirma que " La inteligencia artificial dará lugar a nuevos debates sobre cuál es el código de límites que le quieres poner a la robotización, porque la robotización ya no es solo el robot típico. Robots son también programas en Internet o en el mundo del software. La revolución digital necesita un nuevo marco de valores y de regulaciones." Lo que comparto es que la decisión o el nuevo contrato social que deba pactarse es que debe ser universal y sobretodo debatido y acordado desde el conjunto de la sociedad civil global.

saludos

http://economia.elpais.com/economia/2017/06/17/actualidad/1497697120_658280.html

 

Aportador Cinturón Azul

Una IA mal manejada lleva a cosas asi:

https://www.youtube.com/watch?v=_x9Kl-oc8c4