Movistar Car convierte el vehículo en un coche conectado

Editor_Movistar
2.111 Visitas

Telefónica ha lanzado hoy una web de reservas de Movistar Car, un nuevo servicio que conecta el coche para hacerlo más seguro e inteligente a través de un dispositivo que coloca el propio conductor de forma sencilla y de una aplicación que lo gestiona. El servicio, con un precio de alta de 20€, se comercializará a partir de febrero de 2019 por 3€ al mes (IVA incluido) y estará disponible para los coches de gasolina fabricados a partir del año 2004 y del 2005 para los coches con combustible diésel.

 

 

 

Movistar Car cuenta con las siguientes funcionalidades:

 

Conectividad

 

Genera una red WiFi exclusiva para el coche (con 3GB al mes), pudiéndose conectar hasta cinco dispositivos simultáneamente para navegar sin consumir datos de la tarifa móvil del cliente.

 

Seguridad

 

Si el coche recibe un impacto, Movistar Car envía automáticamente una llamada a una plataforma que inicia el protocolo de asistencia, incluyendo la gestión del servicio de emergencias 112 en caso necesario.

 

Diagnosis

 

facilita al conductor el mantenimiento del coche al recibir avisos de posibles averías, además de poder programar recordatorios como la ITV o las revisiones.

 

Localización

 

Permite configurar alertas para estar informado del movimiento del vehículo, ubicación o acceder al histórico de viajes. Además, el conductor podrá dirigirse a los destinos que seleccione o tenga almacenados como favoritos a través del navegador incluido en la aplicación.

 

Ahorro

 

Facilita al conductor, a través de acuerdos con terceros, ofertas exclusivas en combustible, talleres, seguros y más ventajas asociadas al coche y sus desplazamientos.

 

La tendencia a conectar coches es una de las áreas de mayor crecimiento en el denominado Internet de las Cosas (IOT). En el informe Things Matter, el coche conectado destaca como uno de los espacios más relevantes dentro de la vida conectada de las personas.

 

Con el servicio Movistar Car, Telefonica amplía su experiencia en IOT (ya conecta más de un millón de vehículos en todo el mundo) a su oferta de servicios para personas. De esta manera, cualquier automóvil puede ser un coche conectado, con funcionalidades que hacen la experiencia de conducción más segura, digital y eficiente, al mismo nivel de los últimos modelos de gama alta.