Llegan las reacciones ante Microsoft Surface

Gurú Movistar
429 Visitas

Aunque Microsoft se empeñe en denominar Surface como PCs, no podemos negar la evidencia. Estamos hablando de sus primeros tablets de fabricación propia que fueron anunciados la semana pasada. Con este movimiento Microsoft se embarca en un cambio de estrategia en toda regla debido al auge que están viviendo los tablets en detrimento de los ordenadores portátiles.

 

microsoft surface.jpg

 

Esta decisión por parte de Microsoft ha creado ciertas repercusiones entre sus socios y amigos. A continuación te cuento cuáles han sido sus reacciones.

 

Los de Redmond no han sido los únicos que han decidido lanzar al mercado su propio hardware. Ayer mismo Google anunciaba la llegada de su propio tablet, cosa que remarca aún más el gran momento que están viviendo estos dispositivos.

 

Que empresas referentes en el sector del software se lancen a crear su propio hardware es un arma de doble filo. En el caso de Microsoft está enseñando cómo debería ser un tablet que se base en Windows 8 a la vez que se posiciona en el mercado como competencia directa de sus socios y fabricantes que deciden equipar sus dispositivos con este sistema operativo.

 

Acer es uno de estos socios de Microsoft y su presidente, Stan Shih, no ha tardado en pronunciarse sobre esta estrategia: “Microsoft no tiene intenciones reales de vender sus propios productos. Una vez que el propósito esté conseguido, Microsoft no ofrecerá más modelos propios. Los fabricantes que eligen Windows 8 deben interpretar las intenciones de Microsoft positivamente, se beneficiarán del marketing que Microsoft va a realizar con su producto”.

 

¿Cómo interpretamos las declaraciones de Shih? Pues para él Microsoft no pretende meterse de lleno en el mercado del hardware, tablets en este caso, sino que pretende mostrar a sus socios todo el potencial que Windows 8 tiene por ofrecer para así animar a sus fabricantes a crear nuevos modelos que utilicen su SO.

 

Si hacemos caso a las predicciones de Shih, una vez Microsoft consiga establecerse en el mercado no creará más modelos y dejará el camino libre para sus socios ya que para los de Redmond es mucho más rentable licenciar su sistema que la creación de hardware.

 

Pero no vamos a fiarnos completamente de Stan Shih. Puede que la estrategia de Microsoft sea completamente distinta y, viendo que ha llegado un poco tarde al mercado de las tablets, quiera crear productos redondos con los que planta cara directamente a Apple y su rey iPad y lo que queda por venir de Google.