Las empresas como agentes del cambio en todo el mundo fomentando la diversidad

Cristina_Movistar
Antiguo Moderador
688 Visitas

Iniciamos este post con las palabras de Zeid Ra’ad Al Hussein, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos: 

 

 diversidad 2.jpgDIversidad21.PNG

 Para avanzar más rápidamente en todo el mundo hacia la igualdad de las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales, las empresas no sólo tendrán que cumplir sus responsabilidades en materia de derechos humanos, sino que deberán ser agentes de cambio”.

 

 

 

"La influencia de las empresas puede acelerar el ritmo de cambio. Las empresas de todo el mundo, grandes y pequeñas, locales y multinacionales, tienen la oportunidad de utilizar su posición y sus relaciones con diversos interesados locales para contribuir a lograr una mayor igualdad para las personas LGBTI. Sabemos por experiencia que cada vez que disminuye la discriminación, todo el mundo se beneficia."

 

 

Estas afirmaciones ponen a las empresas en un punto clave para abordar la dimensión LGTBI en  la estrategia de diversidad y por ende, en la  evolución a un nuevo modelo cultural/social. En esta línea, nos hemos preguntado: ¿qué están haciendo las empresas? ¿qué está sucediendo en España y el resto del  mundo? y algunas de la respuestas que hemos  encontrado son las siguientes:

 

Estados Unidos

 

En 2002, la Campaña por los Derechos Humanos descubrió que sólo el 61% de las empresas encuestadas tenían políticas que prohibían la discriminación basada en orientación sexual y solo el 5 por ciento basado en la identidad de género. En 2015, las cifras habían aumentado al 93% y 87% respectivamente. Durante ese período, la proporción de empresas que ofrecen seguro de salud trans-inclusivo subió de cero a 60 por ciento, más de 300 de las principales empresas ahora tienen directrices de transición de género establecidas.

 

En febrero de 2016, la Campaña por los Derechos Humanos lanzó la primera edición global de su Índice de Igualdad Corporativa, en el que muchas empresas alcanzaron su más alta puntuación del 100 por ciento, pero dónde un gran número de Fortune 1000 todavía tienen puntuaciones bajas.

 

En los EEUU, Google ha estudiado recientemente dos campañas promocionales de las cuestiones LGBT42 y ha publicado las siguientes conclusiones:

 

  • el 47% de los menores de 24 años en los Estados Unidos son más proclives a apoyar una marca después de haber visto un anuncio con el tema de la igualdad de las personas LGBT (frente al 30% de los mayores de 24 años)
  • el anuncio del “Orgulloso Whopper” de Burger King llegó al 20% de la población estadounidense. Se llegó a la generación de los mileniales (nacidos entre principios de los años ochenta y los primeros años del siglo XXI) con una frecuencia 4,8 veces mayor que al resto de la población
  • la campaña publicitaria a favor de las cuestiones LGBT que Honey Maid lanzó para hacer hablar del tema y de provocar la participación, provocó que las búsquedas de la marca en Google aumentaron en un 400% 

 

Como ejemplo empresarial, en abril de 2016 Paypal retiró sus planes de expansión previstos para abrir un nuevo centro de servicios en Charlotte, en el estado de Carolina del Norte (Estados Unidos), con la idea de contratar inicialmente a entre 400 y 600 empleados, con la posibilidad de aumentar ese número, a raíz de la implantación de una ley discriminatoria, conocida como HB2, que anulaba la protección de los derechos de los ciudadanos LGBT y denegaba a estos miembros de la comunidad la igualdad de derechos ante la ley. Deutsche Bank también decidió no expandir sus actividades en Carolina del Norte.


Se estimó que el costo de la discriminación contra los miembros de la comunidad LGBT para la economía de Carolina del Norte asciende a unos 5.000 millones de dólares al año y que la legislación HB2 ya ha causado la pérdida de más de 40 millones de dólares en inversiones empresariales y más de 1.250 puestos de trabajo.


El Director General de PayPal, Dan Schulman, escribió entonces: “Esta decisión refleja los valores más arraigados de PayPal y nuestra firme convicción de que todas las personas tienen derecho a ser tratadas en pie de igualdad y con dignidad y respeto. Estos principios de equidad, inclusión e igualdad están en el corazón mismo de todo lo que pretendemos alcanzar y lo que defendemos como empresa. Y nos obligan a actuar para oponernos a la discriminación”.


A principios de 2017, la Asamblea Legislativa de Carolina del Norte aprobó una nueva ley que revocaba algunos elementos de la ley HB2, en gran parte debido a la reacción de las empresas y a sus repercusiones económicas. En esta ocasión, el Gobernador expresó su opinión de que la ley HB2 había sido “una nube sombría sobre nuestro gran estado … ha manchado nuestra reputación, ha discriminado a algunos de nuestros ciudadanos y ha provocado graves daños económicos en muchas de nuestras comunidades”.


Reino Unido


Stonewall ha creado un índex anual de las 100 mejores empresas desde 2005, clasificando a las empresas en diez criterios, incluyendo a políticas del empleado, participación del empleado, capacitación del personal, política de proveedores y participación de la comunidad. Desde 2011, Stonewall también ofrece un índex anual para medir y comparar el desempeño de organizaciones multinacionales y su enfoque a la igualdad LGBT a un nivel mundial.


Hong Kong Sar, China


Un nuevo índex creado por Community Business clasifica empresas en relación a las políticas y prácticas corporativas que respaldan un espacio de trabajo inclusivo a LGBT. En 2010, la organización llevó a cabo una encuesta de empleados y aliados LGBT sobre la cultura del espacio de trabajo en Hong Kong.

 

Australia

El índice de igualdad en el espacio de trabajo australiano fue producido por el Consejo de SIDA de New South Wales (ACON) y proporciona un punto de referencia nacional para inclusión de LGBT en el espacio de trabajo. Este comprende la única y más grande encuesta de empleados diseñada para medir el impacto general de la inclusión de iniciativas
sobre cultura organizacional e iniciativas para beneficiar empleados.

 

España

  

Telefónica, presente en 17 países, con más de 120.000 empleados y con más de 350 millones de clientes, respalda las “Normas de Conducta para las Empresas” de Naciones Unidas para proteger los derechos de las personas LGTBI, comprometiéndose a favorecer el trato equitativo en el trabajo, la no discriminación, inclusión e igualdad  en asuntos considerados en todas las actuaciones de la Telco, desde el despliegue de red a las condiciones de su oferta, los desarrollos con Inteligencia Artificial o las condiciones de trabajo.

 

Para Telefónica, la adhesión a los Principios forma parte de su estrategia para fomentar la diversidad como fuente de talento y competitividad, como explica Arancha Díaz-Lladó, directora global de Diversidad de Telefónica: “Nuestro objetivo es contar con personas con diferente cultura, género, orientación sexual, raza, generación, capacidades, perfiles, etc. y más allá de todo esto, con diversidad de pensamiento”, añade:“Queremos ser una compañía en la que todos los empleados nos atrevemos a ser nosotros mismos y aportamos opiniones y sugerencias sin miedo a equivocarnos. Y queremos extender esto a la sociedad actuando como agente de un cambio necesario y positivo para todos. En Telefónica somos plenamente conscientes de que las nuevas tecnologías e Internet también se están usando como arma de discriminación y nuestro compromiso es ayudar a evitar estos malos usos”.

 

Francia


L’Autre Cercle ha creado una “Charte d’engagement LGBT” que las empresas pueden firmar para demostrar públicamente su compromiso en pro de la igualdad de los empleados LGBT, comprometiéndose a:

 

  • Crear un lugar de trabajo inclusivo para el personal LGBT
  • Garantizar la igualdad jurídica y de trato para todos los empleados, con independencia de su orientación sexual o identidad de género
  • Apoyar a cualquier empleado que sea víctima de palabras o actos discriminatorios
  • Hacer el seguimiento de la promoción profesional e intercambiar buenas prácticas para garantizar una evolución del entorno de trabajo general.

 

Países Bajos

 

La Declaración de Amsterdam creada por Workplace Pride en 2011, que firmaron muchas grandes compañías, obliga a las empresas a adoptar diez medidas para combatir el trato injusto de las personas LGBT en el lugar de trabajo. Una de las medidas insta a los empleadores a identificar y apoyar a los dirigentes y los responsables de la adopción de decisiones (gais y heterosexuales, trans y cisgénero) que trabajan activamente con el fin de crear entornos de trabajo inclusivos para personas LGBT; otra medida promueve el apoyo a grupos de recursos y programas de capacitación de los empleados, como la capacitación sobre la diversidad LGBT para administradores.

 

India

 

Algunas empresas como Godrej, Genpact, Intuit, ThoughtWorks, Microsoft y Google han adoptado una postura pública contra el artículo 377 del Código Penal, que tipifica como delito las relaciones entre personas del mismo sexo. Cabe citar como ejemplos de las marcas que han organizado anuncios contra el artículo 377 la marca de joyas Tanishq  (propiedad de Titán, empresa del Tata Group) que publicó un anuncio en Twitter en el que aparecía un par de pendientes de diamantes con el eslogan “¡Dos iguales siempre hacen buena pareja! #art. 377’’; Fastrack, popular marca de moda juvenil en la India, lanzó una campaña llamada “Avanzar” en favor de la derogación del artículo 377; y la marca de artículos de lujo Hidesign publicó tuits en apoyo de la derogación de ese artículo.

 

Méjico


Adoptar una postura pública puede repercutir positivamente en el negocio de la empresa, en particular con los consumidores jóvenes. El reciente anuncio de Colgate Méjico en el que aparecía una pareja homosexual en el marco de la campaña #SmileWithPride tuvo una respuesta positiva.

 

Es evidente que cada vez hay más conciencia de la importancia que revisten las empresas para reducir la discriminación y promover la diversidad. Como hemos visto el mundo evoluciona en distintas velocidades según el lugar, pero lo destacable es que evoluciona y ya estamos viendo los frutos.

 

"Free and Equal" es una iniciativa de la la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) que define unas normas de conducta para evitar la discriminación de personas LGTBI en el ámbito corporativo, en la que se han unido más de 100 grandes compañías en todo el mundo, expresando su apoyo a estas normas de conducta, elaboradas en colaboración con la entidad Institute for Human Rights and Business y basadas en los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos. Aunque en España, hasta ahora, sólo está el Grupo Santander (Ana Patricia Botín lo anunció durante la última reunión del World Economic Forum en Davos) y ahora Telefónica e Inditex.

 

La información publicada se ha obtenido de las Normas de Conducta para Empresas. United Nations Human Rights Office Of the High Commisioner.

 

Hasta pronto,

Cristina.