Sólo el 20% de las empresas españolas cuenta con soluciones desarrolladas de Inteligencia Artificial

Juan_Estebanez
Editor_Movistar
232 Visitas

El desarrollo tecnológico está apuntalando la Inteligencia Artificial (IA) como una pieza clave para el futuro de industria y negocios. Sin embargo, su implantación en las empresas no termina de efectuarse, según revela un informe de Microsoft elaborado por EY, que estudia el nivel de adopción en 15 países europeos.

 

Además, las compañías españolas se encuentran un paso por detrás de las europeas. Aunque la mayoría de empresas españolas (65%) trabaja con proyectos pilotos de IA, sólo el 20% trabaja con soluciones ya en funcionamiento. El porcentaje de empresas europeas es bastante superior, un 32%.

 

inteligencia-artificial-proyecto.jpg

 

El impacto real es aún menor: sólo el 5% de las empresas españolas consideran que la IA está contribuyendo de forma activa a los procesos productivos. Además, de momento la IA sólo es una cuestión importante para los niveles directivos: el 71% de las empresas cree que es un tema relevante en los comités de dirección, mientras que en el resto de la plantilla sólo lo es para el 25%.

 

Según Juana Fernández, Directora en el Centro de Inteligencia Artificial & Análisis de Datos – EY Wavespace: “Los resultados del Estudio demuestran claramente que las organizaciones españolas están haciendo pruebas con la IA, pero son menos maduras que otros mercados europeos cuando se trata de pilotar de forma activa estas iniciativas. Por otra parte, es prometedor comprobar que la IA parece estar en una mejor posición en la agenda de los directivos en España, demostrando que hay un gran interés entre los principales responsables de la toma de decisiones por impulsar esta tecnología en nuestro país”.

 

En todo caso, las empresas contemplan la IA con optimismo: el 75% de las compañías españolas cree que tendrá un elevado impacto en su sector de actividad. El 95% de los encuestados espera que la aplicación de la IA permitirá optimizar las operaciones de sus compañías en el futuro, mientras que un 8% estima la IA será clave para conectar mejor con sus clientes.

 

El 50% de las empresas espera que la IA impacte en áreas de negocio todavía por descubrir, mientras que el 70% confía en que la IA tenga un impacto alto o muy alto en el negocio principal.

 

Pilar López, presidenta de Microsoft España, destaca:“Los avances en la Inteligencia Artificial están creando nuevas oportunidades para que las empresas españolas aceleren la innovación, mejoren su competitividad y lideren su sector de actividad. El Estudio muestra que las organizaciones en España deben cerrar la brecha existente con sus homólogas europeas, acelerando el despliegue de la Inteligencia Artificial para profundizar en su transformación digital y mejorar su posición competitiva”.

 

inteligencia-artificial.jpg

 

Hoja de ruta para el despliegue de la Inteligencia Artificial

 

Como corolario del estudio, Microsoft ha elaborado una hoja de ruta que apunta cinco cuestiones clave para desarrollar la Inteligencia Artificial en empresas y organizaciones.

 

  1. Realizar una aproximación consistente a la IA, priorizando el ámbito de aplicación de estas soluciones, definiendo su alcance y las necesidades de negocio específicas en cada una de las cuatro áreas clave para las organizaciones: experiencia de cliente, optimización de operaciones, gestión del talento y transformación de productos y servicios.
  2. Garantizar el liderazgo al máximo nivel, comunicando de forma clara a la organización los objetivos con relación a la IA y apostando por la adopción de las soluciones de Inteligencia Artificial en todos los niveles, desde el comité de dirección hasta los empleados.
  3. Contar con las capacidades necesarias, enfocándose en la construcción de las habilidades y los conocimientos requeridos para progresar a lo largo de la curva de aprendizaje de la IA, contando también con las aportaciones de partners estratégicos tecnológicos en la construcción de soluciones de Inteligencia Artificial.
  4. Definir una estrategia de datos que permita contar con datos válidos para “alimentar” las aplicaciones de IA, así como establecer una estrategia tecnológica que soporte los desarrollos de Inteligencia Artificial.
  5. Generar confianza en la IA. Es imprescindible optar por una aproximación de “primero las personas, luego la tecnología”, contemplando el desarrollo de la IA desde un diseño ético que garantice la privacidad y la seguridad, adaptando las experiencias a la manera en que se utiliza la tecnología, respetando la diversidad y promoviendo la confianza en las soluciones de Inteligencia Artificial.