La decepción se llama Movistar.

La decepción se llama Movistar.

A principios del año pasado sus teleoperadores llamaron a casa ofertando Imagenio y con el señuelo de que instalaban tambien wifi. Fijense si nos interesaba Imagenio que desde entonces no lo hemos utilizado (como muchos otros de sus clientes). El caso es que en octubre del año pasado volvieron a llamar para que instaláramos la fibra óptica y dicen que el precio saldría más o menos igual. El caso es que los meses siguientes los recibos ascendían a entre 59-69 €. Hasta que el mes de abril llega un recibo por la "módica cantidad" de 357 €. Una factura muy acorde a los tiempos que corren. En los meses siguientes ya las facturas descienden a unos 106 € que parece ser que es la base del servicio sin la promoción.                             

En primer lugar al ofrecer un servicio, si no dan unas fechas a las que atenernos, no se puede decir que nos informan bien. Y ni idea teníamos hasta ahora de cuando acababa la promoción. ¿Y saben qué es lo que pasa, por qué hay tanta gente que se queja de mala información? Porque sus compañer@s de las teleoperadoras si no consiguen nuevos contratos o cambios de contrato no cobran. Nuestro derecho a la información choca con su necesidad de subsistir.                                                                                                                                                                                                    En segundo lugar. Si durante unos meses nos están cobrando unas facturas en base a una promoción y luego al acabar esta promoción nos cobran una factura de 6-7 veces más que pagábamos en ese momento, ¿se puede saber que descuento es ese? Eso es como si Renfe al cabo de un tiempo le cobra al cabo de unos años por descuentos en base a tarjeta dorada, carnet joven, etc. Ni a Dalí se le hubiera ocurrido tanto surrealismo.

Bien, pues la antigüedad de nuestra línea es de más de 40 años con Movistar como usted podría averiguar. No se pensará que en este tiempo no hemos recibido llamadas de otras compañías: a miles. Nunca hemos decidido cambiar de compañia de "forma pasiva" por así decirlo y ahora posiblemente lo hagamos de forma activa.

No se moleste en pedirnos ahora datos para contarnos cuatro obviedades que ya sabemos. Ahora si cree que no es justo nuestro caso se puede poner en contacto. De todas maneras no se crea que nos va a cambiar la opinión así como así.

Yo no hago tratos ni negocios con quien he dejado de confiar, ni con un movil en tarjeta prepago vamos. Cést la vie.

Un saludo y no se tome mi vehemencia como nada personal, que no lo es.

Mensaje 1 de 1
114 Visitas