Internet para todos, rompiendo la brecha digital en zonas rurales

Editor_Movistar

¿Has escuchado alguna vez el concepto de “la España vacía"?  Hoy @Ismael_Movistar  nos habla sobre ello.

 

Aunque muchos tengamos conciencia desde hace años de la brecha digital en el entorno rural, que puede ser un elemento más de esa “España vaciada”, el concepto es relativamente nuevo y expresa el mundo rural de nuestro país que, poco a poco se va despoblando ante la falta de futuro, infraestructura, expectativas y oportunidades.

 

Internet para todos zona rural.jpg

 

La semana pasada se publicó un artículo en el que se comunica un concurso de ideas a nivel mundial para generar propuestas y proyectos que lleven internet a las personas que viven en entornos rurales y aislados.

 

¿Qué ocurriría si viviéramos en una zona rural, alejada del ruido de la ciudad en la que vivimos? ¿Cómo nos conectaríamos a Twitter, al correo electrónico o, simplemente, cómo le echaríamos un vistazo a las noticias del día? El cobre y (sobre todo) la fibra, no llegan a todos por igual así que... ¿qué hay más allá del asfalto?

 

¿Con qué tecnologías taponamos esa brecha digital, para cortar la hemorragia de nuestra España vaciada?

 

 

Si sólo queremos hablar

 

Nuestro entorno rural está mayoritariamente habitado por personas mayores, ante la emigración progresiva de las personas jóvenes. Por su edad, porque no lo han necesitado… o por la falta de infraestructuras que hoy van llegando, nuestros mayores usan poco internet. Pero tienen una gran necesidad de comunicarse con sus familiares.

 

¿Qué alternativas manejan para hablar con ellos?

 

Está claro que el teléfono móvil ha sido un gran cohesionador social, pero todos conocemos algún ejemplo de lo difícil que les resulta usarlos y, sobre todo, de su “querencia” por el uso del teléfono fijo “de toda la vida”.

 

La línea de cobre es lo más habitual, pues su despliegue hace años alcanzó casi la totalidad del territorio. Sin embargo, en muchos lugares el cobre no existe, es muy defectuoso, requiere de tendidos de postes que se han caído o incluso (y esto es real), es reiteradamente robado, por lo que en muchos pueblos se ha venido utilizando el Trac (GSM) y, a falta de cobertura, la línea de voz vía WiMAX o vía satélite, en los casos más desesperados. Lo último que ha llegado han sido los accesos vía 3G/4G.

 

¿Qué es el Trac?

 

Como dice la Wikipedia, “a finales de los 80 Telettra Española, en colaboración con los laboratorios de Telefónica, desarrolló una nueva facilidad de acceso, vía radio VHF y UHF, para zonas en las que la red de telefonía inalámbrica lo permitía”.

 

antenna zonas rurales.jpg

 

Las llamadas se cobran al precio de una línea fija “normal”y su número asociado es un número fijo que se corresponde con la provincia en la que estás.

 

¿La calidad del sonido?

 

Bastante buena: el Trac significó un gran avance para que pudiéramos hablar desde nuestros pueblos.

 

¿Y qué fue del LMDS?

 

Hasta hace muy poco, algunos operadores lo usaban con frecuencias del entorno 3,5GHz. ¿Has oído hablar del WiMAX? Hablaremos de ello más adelante, porque usarlas sólo para llamar por teléfono está en regresión.

 

Pero… ¿desde los años 80 no ha habido nada nuevo? Definitivamente si: la tecnología 3G/4G ha venido para quedarse y ofrecer líneas fijas con todo lo que podemos necesitar para usar un teléfono fijo “de toda la vida”: desvíos, numeración geográfica, llamada a 3, tarifas planas de llamadas con coste de llamadas fijas…

 

¿Todo? Bueno: no exactamente. Los servicios sobre tecnología 3G/4G son digitales, por lo que no son compatibles con un buen número de servicios analógicos que, precisamente, son importantes en el mundo rural: contestador de voz integrado, alarmas… y más importante aún, servicios como la Teleasistencia (que necesitan muchos de los mayores de nuestros pueblitos), o el fax analógico de siempre.

 

¿Y si la desgracia hace que no tengas cobertura 2G/3G/4G?

 

La respuesta es el satélite. Son varios los operadores que ofrecen servicios de voz en lugares tan aislados que no tienen cobertura de nada.

 

satelite.jpg

 

Sobre esta tecnología se ofrece el derecho de toda persona en nuestro país para poder realizar llamadas nacionales fijas. Y al mismo precio que desde una línea “normal”, a pesar de lo costoso de estos equipos.

 

Así que… ¡No hay excusa para no hablar con nuestros abuelos estén donde estén!

 

 

Pero… ¿y si necesitamos internet?

 

Está claro: si hablamos de internet para todos… es para todos. Especialmente si lo que buscamos es romper la brecha digital en nuestro entorno rural.

 

Sin embargo, no nos engañemos: vivir en el campo o en la ciudad es, a día de hoy, una diferencia clave para el tipo de servicio que vamos a tener. Mientras la fibra se va desplegando en las ciudades y poblaciones con más habitantes, y el acceso de cobre hace lo que puede, aquellas poblaciones que hoy tienen (digamos) menos de 5.000 habitantes, pueden no tener cobre de calidad y, desde luego, ver la fibra como un sueño imposible.

 

Es cierto que algunos operadores tienen planes para llegar con la fibra a cada rincón, en el caso de Movistar, plantea llegar al 100% de los ciudadanos españoles en 2024 (Estos planes siempre estarán sujetos a la disponibilidad de Fondos Públicos).

 

Pero… ¿qué pasa hasta ese momento?

 

Las soluciones sobre tecnologías radio, de diversa índole, son la solución hasta que llegue ese momento. Y entre otras, el WiMAX, el satélite y el 3G/4G, que son las más utilizadas y a las que nos vamos a referir aquí.

 

WiMAX

 

Las siglas se corresponden con Worldwide Interoperability for Microwave Access, o lo que es lo mismo, Interoperabilidad para el Acceso con Microondas. Es una transmisión de datos por ondas de radio que usa las frecuencias de 2,5 a 5,8 GHz con el estándar IEEE 802.16 MAN. Fue de las primeras en llegar pues, aunque requiere visión directa (las ramas de un árbol pueden perjudicar la señal), una antena puede dar servicio a clientes que están a 60 o 70 kilómetros, por lo que, con costes razonables para los operadores, se podía dar servicio en regiones más o menos abruptas, colocando unas pocas antenas en lugares estratégicos.

 

WiMAX.png

 

Permite acceso a internet con velocidades que suelen oscilar entre 1 y 5Mbps, aunque puede alcanzar los 20Mbps, también simétricos, por lo que no es mala solución si no se dispone de cobre o de fibra. La climatología (viento, lluvia, nieve, …) le afecta mucho, perjudicando la señal y reduciendo estabilidad y velocidad de acceso a internet. Prepárate para una buena antena en tu tejado… ¡Piénsatelo si vives en una zona con climatología cambiante!

 

En la actualidad, hay operadores muy locales que ofrecen sus servicios en poblaciones muy concretas y otros, como Iberbanda (grupo Telefónica), que han ido cerrando sus antenas sustituyendo los servicios por otros sobre tecnología LTE.

 

Satélite

 

Es la conexión para los lugares donde, por desgracia, no llega nada de nada: ni fibra, ni cobre, ni LTE… Esa es su gran baza: llegar hasta el último rincón.

 

Otro punto fuerte es la estabilidad y constancia de su señal. En los últimos años, un cambio tecnológico en las plataformas satelitales (Satélite “Banda Ka” frente al antiguo Satélite “Banda Ku”) ha supuesto mejorar las prestaciones, pero sobre todo, ha aportado la posibilidad de reducir los costes (¡¡y los tamaños!!) de los equipos que instalamos en nuestras casas: desde unos 700-1.000€ a apenas 250€; esto ha democratizado el acceso a internet vía satélite. Y la administración ha colaborado subvencionando la adquisición de esos equipos en distintas campañas para romper la brecha digital por lo que, por fin, ha sido posible que estos accesos, en algunos casos, hayan tenido las altas gratuitas que se disfrutan en la ciudad.

 

¿Sus principales inconvenientes? La capacidad limitada que lleva a los operadores a dar servicios con franquicias de datos que se pueden ampliar a medida que vacías tu cartera; el satélite no ha sido tradicionalmente un acceso barato. Y si eres un jugón, ojito con el ping de algunos servicios, cuya latencia de hasta 700ms hará que tus disparos de Fornite impacten sobre tus enemigos en los años bisiestos…

 

Las velocidades alcanzadas si son competitivas: 20 o 50 Mbps en bajada y 1 ó 5 Mbps en subida, según operadores y tarifas, combinando esas cifras con franquicias que limitan mensualmente el consumo de datos y que suponen su principal handicap.

 

LTE

 

El crecimiento de la red móvil ha sido el punto en el que se han apoyado los accesos a internet fijos sobre estas tecnologías: ya que está la antena plantada… ¡aprovéchala! Los principales operadores que han apostado por esta tecnología en su despliegue de internet fijo en zonas aisladas (hasta la llegada futura de la fibra), ofrecen distintos servicios sobre 4G (antes 3G), con unas prestaciones que en ocasiones superan las del cobre. Un ejemplo claro de esto es la velocidad del 4G, superior a la del cobre, que en ocasiones le hace más interesante a pesar de que la señal en cobre es siempre más estable y constante.

 

La principal limitación del LTE es el peligro de la sobrecarga de la red, por lo que las ofertas comerciales están unidas a franquicias de datos mensuales que evitan las altas cargas en las antenas o los desbordamientos en el núcleo de la infraestructura, el verdadero pánico de los gestores de red de los operadores.

 

El problema es que nadie concibe hoy en día que una fibra o un ADSL tengan límite de datos, ¿verdad? El único operador “de los grandes” que apuesta por esta tecnología en igualdad de condiciones al cobre o la fibra, es decir: sin límite de datos, es Movistar, aunque sólo lo ofrece cuando no hay alternativa de cobre o de fibra y siempre como un acceso fijo (tiene numeración geográfica fija!) sin posibilidad de llevártelo de viaje.

 

Acceso fijo movil Movistar.jpg

 

¿Cómo funciona?

 

Los operadores te envían a casa un router WiFi que lleva una tarjeta SIM en su interior. Lo enchufas y… ¡¡listo!!

 

La cobertura en nuestro país alcanza al 95% de la población, por lo que no suelen ser necesarias las antenas, aunque si recomendables. Velocidades de entre 20 y 50 Mbps son habituales en bajada. Y en subida son algo inferiores, aunque muchos operadores no limitan el máximo que permite la red. En condiciones normales, el ping permite jugar online sin mayor problema, por lo que si apuntas bien sembrarás el terror entre tus adversarios desde tu bucólico entorno rural.

 

 

¿Qué nos depara el futuro?

 

Los operadores que más invierten en sus redes apuestan por un progresivo despliegue de fibra que, en el futuro, llegará a todo el mundo rural. Telefónica ha dado esa fecha: año 2024. (Esta fecha será posible con la colaboración de las distintas administraciones en forma de aportación de Fondos Públicos). Y esa expansión paulatina de la fibra matará al cobre progresivamente. Hasta entonces, se espera el milagro del 5G, que ampliará las prestaciones de internet en el mundo rural con velocidades brutales, latencias imperceptibles y la gran revolución que supondrá el “Internet de las cosas”, pues podremos conectar muchísimos más dispositivos. Las frecuencias ya se han licitado. Movistar está realizando ya pilotos de notable éxito en Málaga, Segovia y Talavera de la reina (Toledo), y la red empezará a desplegarse de forma masiva en 2020.

 

¡Paciencia! Parece que, mientras esperamos a que nos llegue la fibra, y mientras tenemos ensoñaciones sobre el futuro que nos ofrecerá el 5G, el LTE es hoy la mejor opción para acceder a internet en zonas rurales donde queremos, como sociedad, romper la brecha digital y cambiar tendencias en nuestra “España vaciada”.

3 Comentarios
Aportador Cinturón Azul

Aclaro este punto:

"El problema es que nadie concibe hoy en día que una fibra o un ADSL tengan límite de datos, ¿verdad? El único operador “de los grandes” que apuesta por esta tecnología en igualdad de condiciones al cobre o la fibra, es decir: sin límite de datos, es Movistar, aunque sólo lo ofrece cuando no hay alternativa de cobre o de fibra y siempre como un acceso fijo (tiene numeración geográfica fija!) sin posibilidad de llevártelo de viaje."

 

Yoigo (con su oferta convergente) y Vodafone (Con la posibilidad de contratarlo sin convergencia) disponen de conexión a internet con un límite de datos muy amplio, aunque se llamen "ilimitadas" el límite mensual estimado para Vodafone y Yoigo es entre 400 y 700 GB.

Aportador Cinturón Azul

Será una estupenda notícia que en el año del centenario telefónica dispusiera de 100% fibra en todo el territorio. Lo que me viene a la cabeza es si toda esa inversión va a ser rentabilizable porque en muchos pueblos como mucho la contratarían el farmaceutico y el bar. 

Aportador Cinturón Azul

Esto significa que Telefónica retrasa los plazos una vez más.

Telefónica dijo en 2015 (tiempos de ZetaParo):

"Telefónica llevará la fibra al 97% de los hogares en 2020"

https://www.telefonica.com/es/web/sala-de-prensa/-/telefonica-llevara-la-fibra-al-97-de-los-hogares-...

https://youtu.be/7h3GhXrbOdM


Telefónica dijo en 2018 (tiempos de Rajao):

"Movistar tendrá cobertura total de fibra en España en máximo 4 años" (para 2022)

https://www.adslzone.net/2018/06/05/cobertura-total-fibra-espana-movistar/

"Nadie sin fibra: el Gobierno anuncia un plan para que la fibra llegue al 100% de los pueblos en 2021"

https://www.xatakamovil.com/movil-y-sociedad/nadie-sin-fibra-el-gobierno-anuncia-un-plan-para-que-la...

Y ahora alguien saldrá con la imposición de la CMT de compartir infraestructura, alquilarla o revenderla.
¡Que no falten palmeros!.