Los móviles más "raros" de la historia

Editor_Movistar
2.160 Visitas

Los móviles actuales parecieran cortados por el mismo patrón, pantalla táctil de 5 pulgadas, botón central de navegación, color negro, formato rectangular... son tan parecidos que incluso es posible representarlos a todos con un mismo emoji 📱, podríamos decir que en cuanto a diseño, los móviles se han vuelto "aburridos" sin embargo, esto no ha sido siempre así y ha habido épocas y casos aislados que han ido contracorriente, repasamos la historia de los móviles con los diseño más "raros" o "rupturista" de la historia de la telefonía móvil. 

 

 

Motorola V70 (2002) 

 

Motorola V70.jpegEl Motorola V70 fue sin duda una apuesta arriesgada por parte del fabricante norteamericano, era un móvil GSM de sólo 83 gramos de peso, que contaba con la peculiaridad de tener una cubierta que giraba 360º en modo flip, de color metálico y que convertía a este teléfono en un foco de atención allá por donde iban. 

 

Con un precio de venta al público de más de 400€, su éxito comercial fue limitado y Motorola no volvió a lanzar ningún móvil con un formato similar, apostando por el formato de  del móvil tipo "concha" tradicional, con el que triunfó de pleno dos años después con su modelo RAZR V3, que a día de hoy, sigue siendo el más vendido del fabricante norteamericano con más de 130 millones de unidades a nivel mundial. 

 

 

Nokia Ferrari N Luxury (2012) 

 

Uno de los últimos smartphones Windows Phone de Nokia, se trataba de un original móvil con diseño inspirado en los coches italianos Ferrari, este móvil contaba con varios elementos aerodinámicos que emulaban el contorno de un coche deportivo

 

Desafortunadamente, no llegó a pasar de su fase conceptual y no se comercializó en ningún país del mundo, habiendo estado previsto que lo hiciera con un precio aproximado de unos 650€.

 

Nokia Ferrari .jpg

 

 

Siemens Xelibri (2003) 

 

Siemens Xelibri.jpgSi hablamos de diseños "rupturistas" y de apuestas arriesgadas, sin duda la palma se la lleva Siemens con su gama Xelibri, una línea en la que los móviles podrían pasar por elementos de joyería o bisutería en vez de teléfonos. Siemens lanzó la línea Xelibri en 2003 (un año antes que Nokia y su gama "fashion") con el objetivo de competir en el mercado de alto standing y diseño, un mercado aspiracional donde la forma prima por encima de la funcionalidad. 

 

De entre todos sus modelos, destacaba poderosamente el Xelibri XE6, un terminal con forma de polvera, que poseía un espejo interior para maquillarse, bastante ligero merced a sus 89 gramos, pero con grandes carencias a nivel funcional, como el de no tener soporte Java ni Bluetooth.

 

En 2004 Siemens abandonó la gama Xelibri debido a las pobres cifras, tan solo 780.000 unidades vendidas a nivel mundial durante 2003, lo que suponía menos del 2% de las ventas totales de móviles Siemens durante dicho periodo.

 

 

Nokia 7280 (2004)

 

Nokia 7280 .jpgHubo una época en la que Nokia quiso asaltar el nicho de móviles de alto standing y diseño con la gama "fashion", una serie de móviles donde lo que primaba era un línea elegante y una apuesta por el diseño sobre la funcionalidad.

 

De todos esos móviles, sin duda el que más poderosamente llamaba la atención era el Nokia 7280 o como fue bautizado, el móvil "pintalabios"su pantalla era apaisada (se usaba de lado) y cuando estaba desactivada servía de espejo, se controlaba con el pulgar de la mano derecha y para hablar y hacer fotos era necesario abrirlo deslizando hacia arriba. En 2005 se lanzó su sucesor, el 7380, que seguía las mismas líneas y apelaba al mismo mercado de lujo.

 

Lo complicado de su manejo (todo se hacía con una tecla de navegación situada en la parte superior derecha) y su elevado precio, más de 500€, convirtió esta apuesta del fabricante finlandés en un fracaso en cuanto a ventas, pero un éxito en cuanto a perdurabilidad en el imaginario popular. 

 

 

Samsung Serene (2005)

 

Samsung Selene.jpgEste móvil producido entre Samsung y el sueco Bang&Olufsen, especialistas en electrodomésticos de alto standing, permitía al fabricante coreano expandir su mercado al mundo de los móviles de alto standing y al fabricante sueco volver al mundo de la telefonía móvil tras años de ausencia. En definitiva, un móvil para competir con los Vertu y otras marcas de ese tipo.

 

El móvil que costaba más de 1.000€ era tremendamente simplista, fabricado en aluminio tenía la pantalla en la parte inferior del móvil y el teclado en la superior, con cambio de orientación según la posición. Para extraer la batería y la tarjeta SIM era necesario un destornillador, junto con una cámara situada en el lateral del móvil, que hacía casi imposible alinear las fotos, lo que hizo que este móvil no fuera un dechado de virtudes a nivel de usabilidad.  

 

 

Samsung Galaxy Round (2013)

 

Samsung Galaxy Round.jpgEl Galaxy Round fue el primer teléfono con pantalla curvada, un móvil del que su fabricante destacaba en la publicidad, lo "confortable" que era en la mano, así como una experiencia de uso diferente. En el fondo era poco más que un Galaxy Note 3 con curvas, a nivel de componentes era prácticamente el mismo teléfono, pero su pantalla y en consecuencia su cuerpo, tenía una ligera curvatura que en teoría debía ofrecer una experiencia mucho más inmersiva y facilitar el agarre. 

 

El Samsung Galaxy Round fue puesto a la venta en Corea por un precio que rondaba los 1.000€ al cambio. Y decimos en Corea, porque el terminal no salió de allí, debido a que se trataba de un producto más experimental que otra cosa. Y aunque el experimento salió regular, sirvió para empezar a estirar los límites de lo que era posible en el mercado de la telefonía móvil.

 

 

Motorola FlipOut (2010) 

 

El Motorola Flipout fue uno de los últimos intentos del fabricante norteamericano por recuperar algo del terreno perdido desde que a principios de los 90 dominara junto a Nokia el mercado de los teléfonos móviles, antes de su venta a Google, puesto que en el primer trimestre de 2009 tuvo pérdidas por valor de 190 millones de dólares.

 

Motorola FlipOut.jpg

 

Contaba con una disposición del teclado un tanto especial ya que incorporaba un teclado deslizante que rotaba sobre la pantalla, sistema operativo Android y una pantalla táctil de 2.8 pulgadas y una cámara de 3.2 megapíxeles.

 

El móvil, que se lanzó en exclusividad en España con Movistar, no terminó de funcionar a nivel de ventas, y supuso un relativo fracaso comercial, el año posterior a su lanzamiento, Motorola dividió sus negocios en dos empresas independientes: Motorola Mobility, Inc. (NYSE: MMI) y Motorola Solutions (NYSE: MSO). La primera continuó el negocio de dispositivos móviles que incluyó teléfonos móviles, teléfonos inteligentes y accesorios. El 15 de agosto de 2011, Google anunció la compra de Motorola Mobility por 12.500 millones de dólares.

 

 

Kyocera Echo (2011) 

 

Este revolucionario smartphone del fabricante coreano Kyocera, era el primer modelo con doble pantalla táctil que se lanzaba al mercado. El tamaño de cada una de ellas era de 3.5 pulgadas, que al unirse, el teléfono se abría como un libro y quedan ambas partes alineadas, formaban una pantalla de 4.7 pulgadas y 800×960 píxeles de resolución. 

 

Kyocera Echo.jpgCuando el teléfono estaba cerrado se usaba como dispositivo táctil convencional, pero al abrirse, se activaba un sistema en el que los contenidos de las pantallas interactuaban. Disponía de tres modos de funcionamiento:

 

  • Una aplicación en cada pantalla
  • Aplicaciones optimizadas para que interactuaran los contenidos entre ambas, por ejemplo, la galería de imágenes
  • Modo tablet, en el que se aprovechaban las dos pantallas como si fuera una sola

El mecanismo era un poco incomodo y las dos pantallas provocaban un exceso de consumo de batería, lo que reducía su vida útil de manera sensible.

 

El precio de salida era de unos 200$. Se comercializó en Estados Unidos con la empresa Sprint y no pasó de ser un modelo innovador pero con escasa implementación comercial, en octubre de ese mismo año, Sprint anunció que dejaba de comercializar el móvil. 

 

 

Nokia 7600 (2003)

 

Nokia_7600.jpgUn terminal con un diseño realmente "rupturista", en pleno dominio de Nokia en el incipiente mundo de los smartphones Symbian, el fabricante finlandés lanzó una serie de móviles entre los que se encontraba este 7600

 

Se trataba de un móvil pensado para el público infantil, con un teclado que rodeaba la pantalla, lo que hacía complicado su manejo, disponía de conectividad 3G, algo novedoso por aquel entonces, y una cámara VGA de 0.3 megapíxeles, óptica bastante avanzada para de  las rudimentarias cámaras de aquella época, además, permitía la reproducción de archivos mp3 y acc, que incluso se podían utilizar como tonos de llamada. 

 

 

Nokia N-Gage (2003)

 

El Nokia N-Gage es otro ejemplo de la creatividad que fluía a raudales en la sede del fabricante finlandés a principios de siglo. Esta vez Nokia, en una buena idea quizá adelantada a su época, quiso "atacar" el incipiente segmento de videojugadores con un móvil novedoso, la idea era competir con consolas portátiles como la Game Boy Advance

 

Sin embargo, la N-Gage fue un fracaso, en gran parte debido al diseño de los botones, pensados para un teléfono pero quizá no tanto para una consola, dejando el intento en un dispositivo a medio camino entre móvil y consola, que no terminó de convencer a usuarios ni jugadores. Aun así, ha pasado a la historia como uno de los móviles con diseño más "raro" e innovador, y un pionero en cuanto a la fusión entre los videojuegos y la telefonía móvil.

 

Nokia NGAGE.jpg

 

 

Haier P7 (2004) 

 

Haier P7.jpg¿Es un lápiz? ¿un mando a distancia? no es el Haier P7. Sin duda alguna, uno de los móviles más "llamativos" y raros de la lista, un dispositivo con las capacidades de un bolígrafo para escribir en papel. Un boli especial, ya que permitía enviar SMS o hacer llamadas.

 

El P7 seguramente no es el móvil más exitoso a nivel comercial pero sin duda, sí que es uno de los más peculiares. 

 

 

F88 wrist phone (2006)

 

F88 wrist phone.jpgEn una época en lo que los smartwatch todavía no estaban tan normalizados como ahora, el fabricante chino CEC Corp se descolgó con esta atrevida apuesta, un smartwatch realmente "feo" pero sin duda llamativo. Su precio, al cambio era de unos 1100$ y no demasiado cómodo, aunque su peso tampoco era exagerado, solo 100 gramos.