Antenas inteligentes para el iPhone 4S

Gurú Movistar
1.630 Visitas

156.jpg

Por Ignacio Berberana
Telefónica Digital

 

 

 

La compañía de Cupertino es un ejemplo de constante mejora e innovación. Apple suele intentar solucionar los problemas que puedan surgir en su software o su hardware, ya sea mediante actualizaciones del sistema o con mejoras en sus nuevos terminales.

 

        antena_iphone.png


Uno de los problemas que presentó el iPhone 4 tenía que ver con la antena del terminal. Cuando se tocaba en un determinado punto de la banda metálica que rodea al móvil se producía una atenuación que en el iPhone 4S ha sido totalmente solventada.


El nuevo dispositivo incluye un sistema que conmuta entre dos antenas tanto para recibir como para transmitir. La idea en lo que se refiere a la recepción no es nueva, pues se usa desde hace años en WiFi o DECT, y se conoce como diversidad de recepción por selección de antena.

El iPhone 4S no será el primer terminal móvil que incluya dos antenas para mejorar la recepción; ya las tuvo el propio iPhone 4 CDMA o algún modelo Droid de Motorola. Sin embargo, lo que es más novedoso es usar selección de antena de transmisión en un teléfono. Hasta ahora lo que se hacía era transmitir la misma señal por las dos antenas, pero lo que Apple propone es diferente, consiste en elegir de forma inteligente la antena por la que se quiere transmitir.


La nueva opción parte de la idea de que los móviles actualmente se utilizan para más cosas que hablar, por ejemplo navegar por Internet, por lo que la posición en la que se utilizan varía. En el diseño de las antenas, el principal objetivo ya no es, por tanto, evitar la obstrucción de la cabeza. Así, el sistema que conmuta entre antenas podría seleccionar aquella más adecuada en función, por ejemplo, de los datos que le proporcionen los sensores o el tipo de aplicación que se esté utilizando (es raro que se esté navegando por Internet con el teléfono pegado a la oreja).

 

 

Algunos inconvenientes, posibles beneficios

Uno de los mayores problemas que se presentan con el nuevo sistema tienen que ver con el consumo de la batería. Este hecho se observa más claramente si comparamos las especificaciones técnicas del iPhone 4S con las de su predecesor. El nuevo dispositivo ofrece 200 horas de duración de la batería en modo desocupado, 100 horas menos que el iPhone 4 o el 3GS a pesar de que se ha incrementado la capacidad de la misma en 0.05 Wh (de 5.25 a 5.30 Wh).

 

        Batería iphone.png

 

Es cierto que hay otros ‘sospechosos’ de ser responsables de esta pérdida de eficiencia, como Siri, el nuevo asistente mediante voz que incorpora el móvil, o el servicio iCloud, pero no deja de ser un dato curioso si se observa además que en modo activo el nuevo smartphone mejora las prestaciones del iPhone 4 (excepto en el caso de la navegación web con Wi-Fi, que pasa de 10 a 9 horas).

 

El otro gran problema que puede encontrar Apple tiene que ver con una cuestión legal. Los primeros en patentar este sistema de antenas inteligentes fueron investigadores de la universidad danesa de Aalborg, una de las universidades más prestigiosas de Europa en esta área, que se las transfirió directamente a Samsung. Dado que ambas compañías se encuentran inmersas en una dura batalla de patentes, no es descartable que la compañía surcoreana lo utilice para atacar a su máximo rival en el mercado de tablets y smartphones.

 

Pero no todo son aspectos negativos, es de esperar que el nuevo sistema ofrezca una mejor cobertura a los usuarios del iPhone, pero eso no significa que el sistema duplique la tas binaria del móvil. Si el iPhone 4s soporta hasta 14.4 Mbit/s de bajada es porque que incorpora un receptor categoría 10, no porque haya mejorado el sistema de antenas.

 

Este no es un sistema precisamente puntero, pues en el mercado existen dispositivos como el Samsung Galaxy S II alcanzan tasas binarias superiores (teóricamente) a los 20 Mbit/s, gracias al soporte de 64QAM o MIMO (lo que se denomina HSPA+), sin embargo, Apple siempre se ha mostrado reticente a incorporar tecnologías radio a sus terminales, dado que que en muchas ocasiones las redes de acceso radio no están actualizadas para soportar las capacidades de los terminales.

 

Por lo tanto, aunque habrá que esperar para disponers de un iPhone con tecnología LTE, de momento podremos disfrutar de un 4S con un sistema de doble antena que ha mejorado, y mucho, la cobertura del dispositivo.

 

ekiss.jpg