Día de la Mujer: Sandra Sabatés presenta 'Pelea como una chica' en Fundación Telefónica

Editor_Movistar
1.014 Visitas

El Espacio Fundación Telefónica, dentro de la Semana de la Mujer, acogió el pasado día 1 la presentación del libro de la periodista y escritora Sandra Sabatés, “Pelea como una chica", en el que estuvo acompañada de la también periodista Rosa María Calaf.

 

Los eventos organizados esta semana se encuadran en la constante lucha por la igualdad en Telefónica y con la que queremos dar relevancia a la celebración del Día Internacional de la Mujer.

 

Pelea como una chica.png

 

Pelea como una chica” (Planeta, 2018) repasa la biografía de una treintena de mujeres, que desde ideologías muy dispares y distintos orígenes socioeconómicos fueron pioneras en sus campos (políticas, escritoras, maestras, poetas, abogadas, inventoras, artistas….) y sobre todo, pelearon para hacerse hueco en una sociedad que no las reconocía como iguales.

 

Estos relatos empiezan a finales del siglo XIX, con las mujeres involucradas en la reivindicación del voto femenino, que no fue una realidad hasta la llegada de la II República, una lucha que corrió de forma paralela a la toma de conciencia de la importancia de la educación para la emancipación de la mujer.

 

Sabatés destacó la difícil situación de las mujeres en un momento en que dependían exclusivamente de un hombre, ya fuera un marido, un padre o un hermano, y en el que conseguir una independencia económica era imprescindible para poder iniciar su andadura en la lucha por sus derechos.

 

El ímprobo esfuerzo de estas mujeres fue consiguiendo pequeños avances y victorias en la mayoría de los ámbitos de la sociedad, obteniendo el acceso de las mujeres a la universidad y cambiando las leyes que relegaban a un segundo plano al género femenino.

 

Sin embargo, en muchos de los casos sus obras, trabajos y vidas quedaron relegadas al olvido, o a la sombra de su compañero masculino bajo el que muchas escondían su trabajo.

 

La visibilización es un trabajo fundamental. Lo que se ha hecho históricamente es precisamente invisibilizar los logros de las mujeres  y como prueba de ello,   en los libros educativos hay solo un 7,5% de mujeres entre las figuras científicas y culturales.

 

Un ejemplo es la primera reforma del Código Civil en 1958 para incluir derechos de las mujeres, impulsada por la jurista gaditana Mercedes Formica, al pedir la igualdad en el Derecho Matrimonial, en una época tan poco comprometida con la igualdad como el franquismo. Hasta entonces las mujeres españolas eran obligadas a abandonar sus hogares y a sus hijos cuando se separaban.

 

Asimismo, Sabatés destacó el papel del periodismo como vehículo para difundir la equiparación de los derechos de mujeres y hombres, mostrando al mundo el esfuerzo realizado, no sólo por estas mujeres conocidas, sino también por otras muchas mujeres anónimas que, desde sus trabajos y hogares se esforzaron por cambiar una sociedad eminentemente patriarcal, que había ido confeccionando un marco jurídico por y para hombres.

 

Hoy en día, y a pesar de los logros obtenidos, todavía tenemos que luchar por una igualdad plena, con el agravante de que todavía no hemos erradicado la lacra de la violencia de género, con casi mil mujeres asesinadas este último año.

 

La desigualdad entre hombres y mujeres es la primera de las desigualdades entre los seres humanos. En consecuencia, y en la medida en que se avance en su erradicación, estaremos progresando hacia una sociedad más justa y cohesionada.

 

El libro es todo un ejemplo de sororidad donde el pasado, el presente, y el futuro del feminismo español comulgan en armonía, al margen de ideologías..