LUCA revoluciona el sector industrial: caso de éxito de Repsol

Cristina_Movistar
Antiguo Moderador
767 Visitas

El Big data y la Inteligencia Artificial, de la mano de LUCA, se presentan como los dos grandes alíados del sector industrial que han hecho posible dotarle de numerosos avances tecnológicos, mejorando su eficiencia y generando nuevas fuentes de ingresos.

 

Hablamos del caso de éxito de Repsol, una historia, basada en datos. Una empresa global e integrada del sector energético que ha apostado por la transformación digital integral de toda la compañía como palanca de su plan estratégico, presente en toda la cadena de valor, para crecer de forma rentable y liderar el proceso de transición energética, donde cobra especial relevancia el trabajo de consultoría y analítica que para ello se realizó desde LUCA.​

 

innovationfinal.png

 

La aplicabilidad de Big Data e Inteligencia Artificial ha servido para afrontar el gran reto de explotar los miles de datos recogidos durante años en sus procesos productivos. Se ha pasado de la versión antigua de la supercomputación al Big Data y Inteligencia Artificial, aplicándose modelos analíticos desarrollados por LUCA, que cubren las necesidades que se han ido detectando en cada una de las áreas de negocio.

 

Gracias a los resultados e insights extraídos de los distintos proyectos llevados a cabo, se ha enriquecido la toma de decisiones de Repsol para que sus procesos sean más ágiles y eficaces, las planificaciones más ajustadas y la satisfacción de sus clientes finales más elevada, como contamos a continuación:

 

 

Procesos de Exploración

 

La perforación se controla mediante sensores, por lo que por medio de la analítica y los algoritmos se puede leer el terreno, aumentar profundidades o velocidades de trabajo. Sin olvidar, la producción, en la que se optimiza el flujo de pozos y refinerías, sabiendo con antelación cuándo sacar, o cuándo hacer un mantenimiento predictivo, ahorrando costes y aumentando la eficiencia.

 

Procesos Industriales

 

La producción de polietileno de baja densidad, o lo que conocemos como plástico, es un proceso muy sensible y complejo, muy relacionado con la concentración de una variable que mide la calidad. Con modelos analíticos se puede predecir con quince minutos de antelación esta bajada de calidad y tomar medidas para que el proceso de producción no se vea perjudicado y sea siempre un éxito.

 

 

Procesos comerciales

 

El Big Data es una potente fuente de información para la visión 360º del cliente, que aporta gran valor en la recomendación de productos y servicios, mejorando la calidad y satisfacción del mismo.

Otro parámetro a tener en cuenta es la fijación del precio en la que Big Data cobra especial relevancia, sin olvidar, que en el mundo de las personas, la gestión del talento se hace imprescindible aplicando además de está tecnología, la Inteligencia artificial.

 

En palabras de Juan José Casado, Data Analytics & AI Director de Repsol: “En una compañía como Repsol, el impacto de la aplicación masiva y escalada de Big Data e Inteligencia Artificial es muy importante y, además, tiene una incidencia directa en la cuenta de resultados.” 

 

Puedes ver todo el detalle en el siguiente vídeo.

 

 

Estos proyectos son solo el inicio de sucesivos esfuerzos encaminados a facilitar la consecución de la excelencia operativa, optimizando los recursos y materias primas, haciendo más eficientes las paradas no productivas en planta y mejorando la calidad del producto final, evitando fabricaciones de producto de segundas calidades, así como aumentando cada vez más la satisfacción de los clientes gracias a un óptimo conocimiento de los mismos.

 
Hasta pronto,
Cristina.