La importancia de la privacidad de los clientes para las empresas

Editor_Movistar
2.215 Visitas

La importancia de la privacidad de los clientes es un bien que deben valorar las empresas. Cada vez más usuarios conceden más relevancia a la preservación de sus datos, como muestran los datos extraídos del informe ‘Sociedad de la Información en España 2016’. Las empresas deben considerar esta creciente preocupación de los clientes y mostrarse dignas de su confianza en el tratamiento de la información personal.

 

privacidad.jpg

 

El tratamiento de la privacidad está recogido en la Ley de Protección de Datos de carácter personal (LOPD), una normativa que deben cumplir todas las empresas y organizaciones que usen cualquier dato personal en el desarrollo de sus actividades.

 

Con el desarrollo de Internet y las nuevas tecnologías, casi todas las empresas se ven obligadas a cumplir la LOPD. Cada vez se compra más por Internet y las empresas tienen acceso a un número mayor de datos personales.

 

Además, la entrada en vigor del Reglamento de protección de datos para mayo de 2018 supondrá un mayor compromiso de las organizaciones, públicas y privadas con la protección de datos.

 

Pero sobre todo, la gestión de información personal por parte de las pymes debe responder a su compromiso con los clientes que exigen “confianza digital” en su relación con las empresas.

 

Así, el 80,3% muestra una gran preocupación por la privacidad (valorada con 7 o más en una escala de 1 a 10). La gran mayoría de usuarios considera que los datos son suyos y les corresponde a ellos decidir qué hacer con su información personal: el 87,9% piensa que debería ser posible identificar y borrar sus datos personales en Internet si así lo desea (91,2% en el caso de las mujeres).

 

La confianza en las empresas constituye así un tema crucial para el usuario. Un aspecto en el que por cuestiones reputacionales y de imagen, las pymes no pueden fallar. El 68,5% de los usuarios confía en la Ley de Protección de Datos como clave para garantizar que sus datos no se usen sin su consentimiento (el 75,3% entre los mayores de 65 años).

 

comunidad-lopd.png

 

De forma mayoritaria, el cliente delega en las empresas para que cumplan con la regulación vigente. De este modo, la mayoría de los usuarios no leen las condiciones de servicio ni al instalar las aplicaciones en el ordenador, ni al instalarlas en el móvil.

 

Esta confianza en las empresas tiene su contrapartida: el incumplimiento de las normas legales sería muy penalizado por parte de los clientes. El 83,1% de los usuarios dejaría de utilizar un servicio si descubriera que no está cumpliendo con las normas del control de privacidad.

 

Este porcentaje sube en el caso de las mujeres, donde asciende al 87,4%, y en el de las personas que cuentan entre los 20 y 24 años, con el 88,1%.

 

comunidad-privacidad.png

 

Así que el tratamiento de la privacidad y la información personal constituyen una exigencia y una oportunidad. Una exigencia legal pero también una oportunidad para satisfacer y cumplir con la confianza del cliente.