ROA: ¿son los activos de tu Pyme rentables?

Isabel_Telefonica Empresas
Editor_Movistar
1.055 Visitas

¿Qué es el ROA?

 

¿Te suena este concepto? Si la respuesta es afirmativa sabrás que es un indicador  muy importante para cualquier organización, pues mide el grado de rentabilidad de la misma, en relación al volumen de activos que posee.

 

El ROA (Return on Assets) o ROI (Return on Investmemts) es la relación entre el beneficio (antes de intereses e impuestos) logrado en un determinado período y los activos totales de una empresa. En otras palabras, el ROA mide la rentabilidad que arrojan los activos de una compañía para por ellos mimos.

 

En el numerador de éste indicador se sitúa el EBIT (Earnings before Interest and Taxes) o en español BAII (beneficio antes de impuestos), también conocido como margen de explotación.

 

Este indicador, que sirve para comparar resultados con ejercicios anteriores o con los de nuestros competidores, ignora los costes e ingresos financieros y la carga fiscal que se aplica a la compañía.

 

Se utiliza el EBIT como medida de cálculo del ROA, ya que la generación de ingresos por parte de los activos es independiente de la carga fiscal sobre beneficios empresariales y de la fuente de financiación utilizada.

 

En otras palabras, la capacidad de generar renta de un equipo, es independiente del estado donde operemos y de si se ha financiado con recursos propios o ajenos.

 

En el denominador se indican los medios para obtener dicho beneficio, es decir el Activo Total Medio,  que  suele medirse como el activo promedio de dos balances consecutivos.

 

Por ejemplo, si los activos al final de un determinado ejercicio ascienden a 460.000 € y los del anterior ejercicio ascendieron a 340.000 €, los activos medios serían 400.000€. Si en el mismo caso, el beneficio es de 20.000€,  tendríamos un ROA del 5%.

 

De forma general, la cifra del  ROA de una empresa debe alcanzar al menos un 5%, para que ésta sea valorada de forma positiva respecto a su rentabilidad.

 

 

ROApng.png

 

Otra forma de expresar el ratio

 

Este ratio también se puede expresar como el producto de otros dos ratios de forma que:

 

ROA/ROI= Margen sobre ventas (o margen neto) x rotación del activo

 

El margen sobre ventas o Margen Neto, cuantifica la relación entre el beneficio neto de la empresa y las ventas en un determinado periodo de tiempo. Es decir, cuanto mayor sea el beneficio para el mismo nivel de ventas, mayor será el margen neto.

 

Así las empresas obtienen la medida de cuánto beneficio obtienen por cada euro que venden.

   

La rotación de activos mide la relación entre las ventas y los activos que posee la empresa en un periodo de tiempo determinado. Como es lógico, a igualdad de activos, cuanto mayor sea el volumen de ventas, mejor será la rotación.

 

¿Qué pueden hacer  las empresas para mejorar la rentabilidad sobre sus activos?

 

La medida más recomendable es la de incrementar la rotación de los activos, aumentando la cifra de negocio mediante el incremento de las unidades vendidas o del peso de los productos de más valor en el mix de ventas.

 

Otra medida, que en general, no aconsejamos es la de aumentar el precio de los productos para mejorar el margen. Esta medida no sería válida para productos de alimentación y gran consumo debido a la intensa competencia. En cambio sí podría ser empleada por empresas que comercializan productos de nicho.

 

En definitiva, el ROA es útil para la comparar empresas dentro del mismo sector, pues existe bastante variabilidad en las rentabilidades entre empresas de diferentes sectores.

 

Por otro lado, si comparamos el ROA de una serie de años, se puede medir cómo evoluciona la rentabilidad de una empresa en crecimiento, si ésta aumenta, se mantiene o si, por el contrario, el crecimiento está teniendo un impacto negativo en sus niveles de rentabilidad.