La sentida despedida de 'Treme'

Miriam Lagoa Vidal
BlogCollaborator

Los fans de 'Treme' tienen desde el pasado domingo una cita con la cuarta y última temporada de 'Treme' en el canal TNT. Serán cinco capítulos en los que los habitantes de esa Nueva Orleans que lucha por recuperar la normalidad y ese alma que quedó rota tras el paso del huracán Katrina en 2005.

 

La historia que centra la cuarta temporada  pega un salto temporal hasta 2008, poco después la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca con la promesa de cambio que había sido el motor de su campaña electoral. Un cambio que han esperado los protagonistas de la serie desde mucho antes de que la tragedia que trastocó sus vidas mostrara las desigualdades, las heridas y sobre todo el olvido al que estaba sometida una de las ciudades culturalmente más ricas de Estados Unidos. 'Treme' la ha reivindicado conjugando varios factores.

 

 

El alma de una ciudad. Como ya hicera con 'The Wire' y Baltimore, David Simon convierte a Nueva Orleans en una protagonista más de 'Treme'. Está la ciudad llena de tópicos que buscan los turistas, la ciudad en ruinas que sufrió el abandono del Gobierno tras el paso del Katrina y la meca cultural que tratan de volver a levantar sus habitantes.

 

La música es el motor de la serie y a lo que se agarran sus protagonistas para seguir adelante. La lista de cameos que ha tenido 'Treme' a lo largo de sus cuatro temporadas es impresionante (de Elvis Costello a Fats Domino, pasando por  Cassandra Wilson,  The Neville Brothers, Quintron & Miss Pussycat, Dr. John...), la BSO es un grandísimo recorrido por los sonidos de Nueva Orleáns y los capítulos centrados en el ‘Mardi Gras’ son la celebración del corazón festivo que a pesar de todo y de todos sigue latiendo en los barrios de Nueva Orleans.

 

Una historia río. A lo largo de estas cuatro temporadas los 12 protagonistas de 'Treme' nos han abierto las puertas de sus casas y de sus vidas para mostranos que el desastre del  Katrina fue mucho más que un balance impersonal de víctimas y daños materiales. Son personajes que nunca se han rendido y que han estado en manos de unos actores dando lo mejor de sí mismos.

 

 

La propia trayectoria de 'Treme' en televisión es una historia de superviviencia. Su responsable es David Simon, creador de 'The Wire', y la cadena que la alumbró en EE UU es HBO, menos presionada por los índices de audiencia y más proclive a incluir en su oferta series que sigan el lema que la hizo famosa hace unos años: "No es televisión, es HBO".

 

'Treme' ha tenido que lidiar con el peligro de cancelación antes de tiempo que suponía tener  una audiencia por debajo del millón de espectadores, pero ha contado con el apoyo de los críticos, un grupo de fans pequeño pero apasionado y sobre todo la presencia de David Simon hizo posible el milagro de que pudiera completar cuatro temporadas en antena y alcanzar el final que habían planeado sus responsables. Una despedida que ya está disponible en la zona de series de Movistar TV.