Serieteca ideal: 'Justified'

Miriam Lagoa Vidal
BlogCollaborator

Justified.jpg

 

“You will never leave Harlan alive” es el tema que cierra cada temporada de ‘Justified’ y el que mejor expresa el ambiente que se respira en este condado de Kentucky. Es una de esas series (disponible en Movistar TV en VOD) que no cautiva por su capítulo piloto pero con el tiempo se termina convirtiendo en imprescindible. Tiene a uno de los mejores personajes que ha dado ficción televisiva últimamente y tiene sobre todo una historia cargada de odios viscerales, drama y humor negro, a medio camino entre el western moderno y el drama policial, que combina calidad con entretenimiento y a la que le cuesta todavía obtener el reconocimiento que se merece.


Está basada en un relato corto del novelista estadounidense Elmore Leonard. Arranca con la vuelta de Raylan Givens a su pueblo natal de Kentucky después de haberse metido por enésima vez en un lío en Miami por hacer cumplir la ley a su manera. Poco a poco vamos comprendiendo por qué este regreso es el peor castigo que sus jefes podían haber decidido para él. Miembro de una de las familias más arraigadas de Harlan, Raylan es la oveja negra de una comunidad acostumbrada a la vida delictiva y a las rencillas familiares centenarias. Raylan es un Givens, clan enfrentado desde no se sabe cuando a los Crowder (algo que no quita que hagan “negocios” juntos) y enemigos todavía más acérrimos de los Bennett, que entran en escena en la grandiosa segunda temporada de la serie, y podríamos seguir con la cuenta hasta conocer todo el árbol genealógico de Harlan.

 

 

El próximo mes de enero se estrenará en EE UU la quinta y última temporada (en Movistar TV se podrá ver primero en Calle 13), así que todavía hay tiempo para ponerse al día. Razones para engancharse a 'Justified'


Raylan Givens. Además de ser el alma de la serie ha conseguido que Timothy Olyphant se haya encontrado con el papel de su vida y eso juega en beneficio de la serie. Para los que hayan visto ‘Deadwood‘, el protagonista de ‘Justified’ puede parecer una versión moderna y mejorada del Seth Bullock que encarnó en la serie de HBO. Para los que no, Raylan es, en palabras de su jefe Art Mullen, “un pésimo Marshall pero un buen hombre de ley”. Chulo, inseparable de su sombrero y sus andares de cowboy, cada vez es más consciente de que, como dice la canción, es casi imposible que pueda volver a salir de Harlan vivo. Tiene que hacer cumplir la ley a pesar de que muchas veces le gustaría aplicarla a su manera y está rodeado de toda una fauna de personajes que no se lo ponen nada fácil. Desde un padre que lo desprecia por no haber seguido sus pasos delictivos y encima haberse cambiado de bando, hasta su mejor antiguo amigo, ahora enemigo, con el que mantiene una relación muy particular.


Boyd Crowder. El mejor amigo-enemigo de Raylan. Si la actuación de Timothy Olyphant es fundamental en la serie, no es menos la de Walton Goggins, un actor que últimamente se está dejando ver en el cine (‘Django Desencadenado’, ‘Lincoln’…) pero que hasta su llegada a ‘Justified’ era Shane Vendrell de ‘The Shield’. Boyd es la otra cara de la moneda de Raylan. Los dos trabajaron juntos durante su juventud en las minas del condado y después cada uno eligió un lado opuesto de la ley. Boyd es un encantador de serpientes, un hombre de una verborrea seductora y florida (como dice Nicky Augustine en la cuarta temporada “utiliza 40 palabras para lo podría expresar con cuatro”) que está dispuesto a hacer lo que sea para convertirse en el dueño de Harlan. Los ‘cara a cara’ entre Raylan y Boyd se han vuelto más escasos con el paso de las temporadas pero siguen siendo los mejores momentos de la serie.

La segunda temporada. Después de una primera tanda de 13 capítulos, que fueron de menos a más, ‘Justified’ desarrolló todo su potencial en la segunda temporada, una de las más brillantes del 2011 televisivo. La trama procedimental, casi un caso por capítulo, quedó en segundo plano para dar paso a Mags Bennett y familia. Margo Martindale (ahora en otro estupendo papel en ‘The Americans‘) llenó a ‘Justified’ de premios dando vida a esa matriarca oscura y despiadada, que se ha terminado convirtiendo en una de las mejores villanas que ha parido la televisión últimamente. Un conflicto en las minas de carbón azuzó la vieja enemistad, educada y de formas suaves en la superficie, entre los Givens, los Crowder y los Bennett.

 


Galería de secundarios. Como en ‘The Good Wife’ uno de los secretos de ‘Justified’ es su colección de personajes secundarios. Desde los que se mantienen casi desde el principio como Art (Nick Searcy), Arlo (Raymond J. Barry), Wynn Duffy (Jere Burns) o Winona (Nathalie Zea) hasta los que llegaron más adelante como la ya nombrada Mags Bennett, su hijo Dickie (un sorprendente y premiado Jeremy Davies), Shelby Parlow (Jim Beaver), Ellstin Limehouse (Mykelti Williamson) o el peligroso Robert Quarles (Neal McDonough)... El aire moderno a ‘Deadwood’ tampoco parece casual y es que 'Justified' ha invitado, durante sus primeras cuatro temporadas, a varios actores del western de HBO.


Drama, ironía y mucho humor negro. En ‘Justified’ se aprovecha cada coma, cada silencio o cada expresión con doble sentido que sueltan sus personajes. A medida que la trama se ido introduciendo en los rincones oscuros de Harlan y se ha vuelto más trágica, sus guionistas ha sabido también sacar más partido de sus momentos humorísticos. ‘Justified’ se pone seria cuando quiere, da la dosis de violencia que Harlan le reclama pero también maneja muy bien la ironía y los ratos de humor negro, que están para hacer brillar a sus personajes y no para arrancar la sonrisa fácil. En el fondo es lo que hace que sea una serie tan entretenida. Artículo publicado originalmente en Terra.

 

Además de 'Justified' en la zona de series de Movistar TV hay más series y temporadas al completo para disfrutar estos meses de verano: 'Luther', 'Wallander', 'The Walking Dead', 'Robin Hood', 'Victor Ros', 'El hombre de tu vida', 'Seinfeld'... y muchas más