'The Americans' y los espías más de moda en televisión

Miriam Lagoa Vidal
BlogCollaborator

TheAmericansOK.jpg

 

 

Los espías de ficción  han vuelto para quedarse. En el cine fueron uno de los grandes protagonistas en los Oscar de 2013 con 'Argo' y 'La noche más oscura' y en televisión conspiran con espectadores en series como 'Homeland' o 'The Americans', estrenos más destacados del año pasado que vuelve con su segunda temporada a Fox el próximo martes 1 de abril. Dos espías de pura cepa, agentes del KGB infiltrados en Estados Unidos para más señas, que nos dan la excusa perfecta para recordar a otros que están actualmente en activo en la pequeña pantalla.

 

'Homeland'. Es la serie de espías actual más popular y también la más polémica por sus giros de guión. Arrancó hace tres temporadas presentándonos a Brody, un ex marine estadounidense secuestrado y dado por muerto en Irak que regresaba a su país como héroe de guerra. Todos que se creían su historia menos Carrie Mathison, una agente de la CIA brillante en su trabajo pero muy inestable emocionalmente.

 

 

 

'The Americans' . La ficción televisiva tenía una deuda con las historias situadas en la Guerra Fría hasta la llegada de Elisabeth y Phillips Jennings, dos espías rusos que operan de incógnito en Estados Unidos tras una fachada de familia típica americana. La historia está inspirada en el caso real de un agente de la KGB y más que una historia de espías es un relato sobre el alto precio que hay que pagar en lo personal por servir a un interés colectivo mucho mayor.

 

 

'Person of Interest'.  En esta serie, el espía es un sofisticado programa informático capaz de detectar  delitos futuros. Los encargados de prevenirlos son un multimillonario, que fue uno de los creadores del programa, y el mercenario que contrata para que le ayude con el trabajo de campo. Una mezcla de serie policial y paranoia post 11-S que ha ido elevando el listón en las tres temporadas que lleva en antena.

 

 

 

'The Blacklist' es uno de los éxitos de la actual temporada de series en Estados Unidos.  Raymond 'Red' Reddington es el criminal más buscado hasta que comienza a colaborar con el FBI para dar caza a los terroristas más escurridizos y peligrosos. Sus motivos no están demasiado claros ni tampoco el especial interés que muestra con  Elizabeth Keen, una agente novata que se dedica a hacer perfiles criminales. 

 

 

 

'24'.  Después de más de dos años del final oficial de la serie, Jack Bauer se prepara para vivir otro de los peores días de su vida. Esta vez su lucha contra el reloj se traslada a Londres y tendrá como objetivo frenar un ataque contra el presidente estadounidense y el primer ministro británico. Se estrena el 5 de mayo en EE UU, en España se podrá ver en Fox, y a diferencia de las ocho temporadas anteriores solo serán 12 capítulos en vez de los 24 tan característicos para narrar en tiempo real una día de historia.

 

 

 

Menciones especiales:  Si buceamos en la historia de la televisión, las series de espionaje o con espías implicados son numerosas, como 'El prisonero', 'Superagente 86', 'Misión improsible' o 'Los vengadores', así que a la hora de elegir algunas menciones especiales nos inclinamos por tres que anticiparon la moda que ha vuelto a instalarse en la pequeña pantaña.

 

'Chuck' destaca entre tanto drama por su apuesta por la comedia. Su protagonista es el empleado de una tienda de informática que se convierte de un día para otro en el mayor interés de la CIA y la NSA cuando recibe un correo electrónico con los mayores secretos de las dos agencias.

 

 

'Rubicon'  Los discretos índces de audiencia que cosechó en su primera y única temporada cortaron la prometedora trayectoria de esta serie centrada en el American Policy Institute, un organismo del espionaje estadounidense especialista en identificar y neutralizar amenazas terroristas.  

 

 

'Alias' sigue siendo una de las series más influyentes del siglo XXI. El secreto de su éxito fue combinar la historia de una protagonista de vida aparentemente normal con conspiraciones y tramas de agentes dobles y triples que luchaban contra oscuras corporaciones. Fue la segunda serie que creó J.J. Abrams en televisión tras 'Felicity'.