cancelar
Mostrando los resultados de 
Buscar en lugar de 
Quiere decir: 

13 tips para contratar al mejor profesional para tu empresa

Highlighted
13 tips para contratar al mejor profesional para tu empresa

La contratación de un nuevo integrante en nuestra empresa es una decisión realmente importante, en la que hay que tener en cuenta numerosos aspectos y cuestiones. La toma de información junto con dedicar el tiempo necesario para meditar las posibles opciones que tenemos delante de nosotros determinarán la mejor decisión.

  profesional (002).jpg

 

El éxito de tu negocio y su durabilidad depende de la calidad de tus empleados. Cuánto más pequeña sea la empresa, esta repercusión es mayor y una mala contratación puede arruinar la productividad de todo un equipo y por ende, originar un problema que de otro modo, hubiera sido un gran acierto.

 

Durante mucho tiempo se han realizado encuestas a empresarios y la gran mayoría de ellos ha coincidido que, con independencia de la situación de cada persona para asegurar el éxito de la contratación, se estima que cuanto más cercano se sea con la cultura corporativa y la marca empresarial, mayor será la involucración de la persona.

 

Como punto de partida, debemos tener clara la necesidad empresarial, para gestionar bien las expectativas tanto de la parte contratante, como del contratado y que nadie se sienta engañado o decepcionado. Es necesario perfeccionar de forma escrita el perfil del puesto, concretando las funciones y actividades a desarrollar en su día a día, dejando claro las expectativas, y por otro lado, reflejar la descripción de las competencias y habilidades que deba de tener el futuro candidato ideal, diferenciando las que sean estrictamente obligatorias a contar con ellas y las que, aun no gustando, se podría prescindir de ellas.

 

A veces se hace complicado encontrar a la persona que cubre al máximo con nuestras peticiones y nos encontraremos en la tesitura de ¿cuánto tiempo estaremos dispuestos a esperar para encontrarlo o a cuántas competencias estamos dispuestos a renunciar?.

 

La decisión no es fácil, no tenemos el manual perfecto que nos certifique que el candidato que está delante de nosotros es el ideal, pero, ¿cómo saberlo?.

 

Aquí tienes trece recomendaciones para facilitarte el proceso de la contratación o por lo menos para hacerte reflexionar:

 

  • Busca a personas honestas e íntegras, siempre es más importante que la experiencia. La actitud y la ética en el trabajo son más importantes que una serie de conocimientos técnicos.
  • Un Currículum extraordinario sin la actitud adecuada es un papel en blanco, pues lo demás lo pueden aprender, pero el ADN eso nunca se puede cambiar. Alguien con habilidades básicas y una buena actitud fácilmente supera a otra persona con excelentes habilidades y una pobre actitud.
  • La flexibilidad y la disposición para aprender nuevas habilidades y asumir nuevos retos es algo invaluable, pues su talento puede sumar o en su caso, destruir una empresa.
  • Cuanto más cercanas sean las aptitudes del candidato con la cultura empresarial, más longeva será esta relación.
  • Contrata a gente que comparta tu misión, tus valores, tus pasiones y el sentido del humor dentro de la organización, así como que crea en tu producto/servicio y en la empresa, en definitiva contrata a gente para “encajar”, lo es todo.
  • Apóyate en las referencias con otros compañeros y empresas. Todo el mundo tiene un histórico.
  • Elige a aquellos que sean apasionados con respecto a lo que hacen y les guste ayudar a otros, que transmitan energía y tengan una personalidad positiva y amigable, saben cómo apresurarse y lograr los objetivos con diligencia.
  • Durante la entrevista, deja que el candidato hable casi todo el tiempo. Es increíble toda la información que puedes obtener solamente escuchando. Además del formato pregunta, intercala con pruebas para que demuestre lo responsable y resolutivo que puede llegar a ser con ejemplos concretos.
  • Tomate el tiempo necesario para establecer varias entrevistas con los candidatos, acompañado con diversas personas de tu equipo. En función de la relevancia del puesto también se aconseja sacar al candidato de su entorno laboral e invitarle a otro entorno menos formal y más familiar, como puede ser una comida, una cena, con él sólo o bien acompañado, según se considere, para profundizar en su personalidad y obtener un mayor conocimiento en sus diferentes roles.
  • Dicen que la forma de caminar describe a una persona. Contrata a gente que ande rápido, pues suelen tener un sentido de urgencia sobre la vida y una gran predisposición a tomar acciones.
  • Crea en la forma de pensar creativamente, pues siempre la retención del talento está motivado por la innovación, el pensamiento “fuera de la caja”, por lo que contrata a personas inteligentes, con aspiración y humildes, dispuestos a aprender y con capacidad de trabajo en equipo, pues son los ingredientes clave para construir una gran organización.
  • Abre tus ojos y ve más allá de lo que está delante de ti. Lo que el candidato puede aportar a la organización en un corto/medio/largo plazo. Rodéate de gente increíble y todo será más fácil.
  • Nunca comprometas tus estándares de contratación, haciendo una contratación por compromiso, es mejor esperar a la persona adecuada que conformarse con un candidato que se aleja mucho del ideal.

Sabemos que esta misión no es tarea fácil, ninguna lo fue, pero confiamos en que si has llegado a leer hasta aquí podrás ser más selectivo en tu decisión.

 

Ahora es el momento de confiar en tu instinto para llevarla a cabo, en tu paciencia y en ese “pepito grillo” que te diga “es él ó ella”. ¡Suerte con tu nueva contratación! 

 

Si te interesan estos temas, nos puedes seguir leyendo la próxima semana: ¿y si el candidato ideal fuera una persona con discapacidad?

 

Hasta pronto,

Cristina.

Mensaje 1 de 1
944 Visitas
Lo más buscado
Autores más votados