Hogares sin hijos: una oportunidad de negocio

Editor_Movistar
706 Visitas

Hace unas décadas que en el mundo occidental se iniciaron una serie de cambios sociodemográficos,  comenzando el descenso del número de matrimonios y el de hogares tradicionales formados por un padre, una madre y sus hijos.

 

 

Más de la mitad de los hogares españoles son hogares sin hijos

 

En nuestro país, en 2017 volvió a aumentar el número de hogares unipersonales superando los cuatro millones y medio, aproximadamente el 25 % del total de hogares. En la UE  el número de hogares formado por un solo adulto soltero ascendió aproximadamente al 34%.

 

Los hogares Unipersonales junto a los hogares formados por parejas sin hijos alcanzaron juntos un peso del 54% (según datos de Nielsen) en 2017 en España.

 

Además, los hogares formados por parejas o familias también han ido experimentando un notable descenso en el número de hijos, mientras que asistimos a un auge de hogares con mascota. De las más de 100.000 mascotas registradas en la web Animaleando se ha extrapolado que un 40% de los hogares españoles cuenta con una mascota. De ese 40% un 72% son perros y un 18% gatos.

 

Impacto en las dinámicas de mercado

 

El hecho de que el número de hogares sin hijos tenga este peso, y que haya descendido el tamaño de las familias, provoca cambios en el mercado a los que las marcas y las cadenas de distribución no pueden ser ajenas.

 

A modo de ejemplo, un producto básico, como la leche de vaca registra un crecimiento negativo, mientras que cada vez hay una mayor oferta de leches vegetales y una mayor gama de productos para animales domésticos. Ya no sólo se vende  pienso, sino también accesorios (correas, cunas, trajes, reciepientes..)  snacks , juguetes….

 

Por otro lado, elestilo de vida y los patrones de consumo de estos hogares son diferentes al de la familia tradicional. Sus integrantes son en su mayoría profesionales jóvenes y de mediana edad, con poder adquisitivo y disposición a gastar.

 

Single.PNG

 

Los solteros y parejas sin hijos son más proclives a consumir productos y servicios de ocio y entretenimiento y viajes, así como productos de alimentación y cosmética “sanos” o “bio” , dirigidos a personas con intolerancias o productos "gourmet".

 

Asimismo, el mercado de productos de dosis individuales o de tamaño menor, para evitar el desperdicio,  y para responder a la falta de espacio en casa es cada vez es más amplio. En este sentido, no hay que olvidar a los mayores de 65, que también suponen un peso importante de los hogares sin hijos y que según la consultora Kantar Worldpanel. los tienden a elegir los formatos individuales.

 

Vamos al super

 

El número creciente de profesionales, sobre todo entre las mujeres, hace que a la hora de comprar prime el tiempo sobre otros factores como el precio.

 

En consecuencia, los hipermercados, que se popularizaron en la década de los 80, han cedido su espacio a los supermercados, más céntricos y de menor tamaño y tiendas de proximidad, como refleja el rápido auge de Carrefour Express en el centro de Madrid  o el hecho de que hayan surgido tiendas Decathlon o Leroy Merlín en los centros de las ciudades.

 

Debido a los nuevos hábitos de consumo, es crucial para las cadenas de supermercados seleccionar un surtido acorde a la demanda, pues si el consumidor no encuentra lo que busca corremos el riesgo de que haga la compra completa en otra cadena.

 

Los productos “eco” y “bio” según Kantar, han aterrizado ya en el 40% de hogares españoles y ya no hay casi ningún super sin una sección de productos saludables.

 

healthy.PNG

 

 

Los nuevos hogares sin hijos están dando también lugar a demanda de productos premium o una “gourmetización” de la misma. 

 

Por otro lado, vamos a “la compra” con más frecuencia que antes. Cada vez se hace menos la gran compra mensual o semanal. Según Kantar, vamos al super más de 240 veces en un año, es decir, dos de cada tres días aproximadamente.

 

La nueva composición de los hogares españoles y la falta de tiempo han contribuido como veíamos antes al auge de las tiendas de proximidad, que según AECOC (la Asociación de Fabricantes y Distribuidores de Gran Consumo) ya representan el 56% de los puntos de venta.  

 

Estos puntos de venta han sabido adaptarse a los nuevos hábitos de consumo al aumentar su oferta de  platos preparados e incorporando corners take away, con comida para calentar en casa o en el trabajo.

 take away.PNG

 

Y tu negocio, ¿puede transformar estas tendencias en oportunidades?

 

¡Hasta pronto!

Isabel