Cómo comprar de forma segura por internet

yomiguy
Aportador Cinturón Azul

Hace tiempo que las compras por internet han dejado de ser algo excepcional para convertirse cada vez más, en algo habitual. Por si fuera poco, la situación de crisis sanitaria que nos asola no ha hecho sino darle la puntilla a un comercio local cada vez más mermado.

 

Pero lo cierto es, que hoy día, resulta mucho más cómodo, accesible y seguro comprar desde casa que acudir a centros masificados de personas que nos pueden poner en riesgo desde un punto de vista sanitario. No obstante, esa facilidad para comprar desde casa puede tornarse en un arma de doble filo de la que hoy queremos advertiros, para que, al igual que protegemos el bolso o el bolsillo cuando acudimos a un centro comercial, en casa también tomemos ciertas precauciones que nunca están de más, dado el auge de los fraudes y estafas online que tienen lugar hoy día.

 

 

Precauciones a tomar en cuenta en las compras online

 

compra-de-forma-segura.png

 

Como ya hemos dicho, comprar por internet se está convirtiendo en una tónica habitual, sin embargo, es aconsejable tomar ciertas precauciones como las que vamos a exponer a continuación para evitar sustos indeseados:

 

Revisar bien el dispositivo que vamos a utilizar para comprar online

 

En primer lugar, deberíamos asegurarnos que tanto si usamos un ordenador, como un móvil o una tablet, estén perfectamente actualizados a las últimas versiones de los mismos, así como contar con un antivirus, para evitar en la medida de lo posible, que haya intrusos espiándonos en operaciones sensibles para nuestra seguridad, como es introducir los datos de una tarjeta bancaria.

 

Asegurarnos de que nos encontramos en una conexión segura

 

Esto quiere decir que no sería lo más recomendable hacer compras en redes públicas como por ejemplo una biblioteca, un centro comercial o incluso un hotel. Porque al ser una red pública puede haber mucha más gente conectada al mismo tiempo que nosotros y facilitarles, sin saberlo, acceso al contenido de nuestro dispositivo.

 

 

Identificar correctamente la dirección web desde la que realizaremos la compra 

 

https.pngEsto podemos hacerlo revisando la barra de direcciones, que debería comenzar por las siglas https, y contar con un candado verde, que indica que la navegación es confiable.

 

 

Identificar la empresa en la que vamos a realizar la compra

 

Aparte del consejo anterior, debemos prestar atención igualmente al aspecto de la página web en la que realizaremos la compra. Es altamente recomendable buscar opiniones sobre la misma en los diferentes buscadores, así como en sus redes sociales y cualquier otra alternativa que nos ofrezca referencias de otras personas que hayan comprado ahí antes que nosotros, para no llevarnos sorpresas.

 

Identificar los métodos de pago aceptados por internet

 

Son muy diversos los métodos de pago que se pueden utilizar para comprar online hoy día, pero sin duda, la tarjeta y PayPal son los más recomendables, siendo este último por el que más me decantaría personalmente, ya que ofrece soluciones bastante efectivas para mediar entre vendedor y comprador, en caso de que este último se haya visto seriamente perjudicado por una demora injustificada en la entrega del producto o éste llegue defectuoso.

 

 

Entrada en vigor de la PSD2 el pasado 1 de enero de 2021

 

psd2.pngEs tal la preocupación por la seguridad en las compras online, que ya desde la Unión Europea se dictó en 2007 La Directiva para los Servicios de Pago (Payment Services Directive – PSD2), revisada en 2013 —de ahí el “2”—, naciendo con el objetivo de desarrollar un mercado único de pagos en la Unión Europea y unificar el sistema de servicios de pago electrónico entre países, bancos y proveedores de servicios de pago. Esta ley, transformada en normativa en España a través del Real Decreto-ley 3/2020 de 4 de febrero, ha entrado progresivamente en vigor, pero las diferentes entidades tenían un plazo, que acabó el 31 de diciembre de 2020, para adaptarse a ella.

 

Es por ello, que desde el 1 de enero de 2021, tanto entidades como comercios, se han visto obligados a adaptarse para facilitar al usuario final la posibilidad de comprar por internet de forma más segura, mediante una autenticación reforzada.

 

La autenticación reforzada consiste en solicitar al comprador un segundo factor de identificación antes de realizar un pedido, como por ejemplo, un código PIN que el cliente recibe en su teléfono móvil y que debe introducir en la web para validar su compra.

 

De acuerdo con la directiva PSD2, la autenticación reforzada existe cuando se utilizan al menos dos de los siguientes elementos para la autenticación:

 

  • Conocimiento (algo que sólo el consumidor sabe, por ejemplo, contraseña, código PIN, datos de acceso, etc.)

  • Posesión (algo que sólo el consumidor tiene, por ejemplo, un móvil donde llega un SMS para verificar la operación, dirección de correo electrónico, etc.)

  • Inherencia (algo que el consumidor es, por ejemplo, la posibilidad de verificación biométrica, ya sea por huella dactilar, reconocimiento facial, etc.)

 

Por lo tanto, puede que al momento de pagar nuestras compras online se vuelva algo más tedioso hasta que finalmente se confirme nuestro pedido. Pero sin duda, si sumamos los consejos que os hemos dado anteriormente a esta autenticación reforzada, que viene impuesta por la normativa vigente, podéis estar bastante tranquilos cuando compréis por internet. Eso sí, como último consejo, desconfiad siempre de auténticos chollazos, pues como dirían nuestros mayores, "nadie da duros a pesetas".

 

Recuerda que todas las comprar a través de movistar.es y de las Living Apps son seguras.