Cómo identificar vídeos o imágenes "fake"

Editor_Movistar
3.348 Visitas

Seguro que muchos recordáis esta viral imagen en la que un tiburón gigante parece estar a punto de devorar a un buzo del ejército norteamericano que subía a un helicóptero en la bahía de San Francisco.  

 

Imagen Fake TIBURÓN.jpg

 

La imagen corrió como la pólvora hace años, sin embargo, se demostró posteriormente que dicha foto era un fake, creada con Photoshop a partir de dos imágenes completamente independientes entre sí, y que alguien se encargó de retocar e intentar hacer pasar por real.  

 

Helicóptero y tiburón.jpg

 

Sin embargo, eso no evitó que la imagen fuera publicada en decenas de webs de internet y difundida en redes sociales haciéndola pasar por real, incluso hasta hoy en día sigue viajando por la red, lo cual nos lleva a la siguiente reflexión ¿cómo puede ser que estas imágenes fake terminen siendo tan virales? y sobre todo ¿cómo puedo hacer para detectar imágenes falsas antes de distribuirlas entre mis grupos? 

 

 

¿Cómo saber si una imagen ha sido modificada? 

 

El grado de perfección que alcanzan ciertos retoques gracias a Photoshop o programas similares, hace que para un espectador, no especializado en fotografía, resulte harto complicado detectar una imagen falsa, sin embargo, existen algunas pistas que permiten detectar o intuir cuando una foto puede haber sido retocada.

 

Superficies curvadas e irregulares

 

Mirando detenidamente las fotos que han sido retocadas, podemos darnos cuenta que el modificar o añadir elementos a posteriori suele provocar que bordes, esquinas o superficies se noten deformadas o curvadas.

 

Si ves elementos deformados en una imagen sobre la que tienes duda de su autenticidad, suele ser señal inequívoca de que han sido modificadas. 

 

Imagen retocada.jpg

 

 

Las sombras e iluminación

 

Esta es una de las formas más evidentes y sencillas de detectar una imagen falsa, al añadir objetos a una imagen, las sombra o el resaltado que genera dicho objeto debe generar una sombra que en el caso de fotos modificadas no tienen coherencia o no se encuentran presentes. 

 

Baja calidad

 

Al efectuar el montaje o edición de la foto original esta puede perder calidad, la poca definición, baja calidad o la falta de uniformidad en una imagen dudosa puede ser un indicador de que estamos ante una foto fake, 

 

Foto Falsa.png

 

Sentido común

 

A veces, lo más sencillo para detectar una imagen falsa es usar el sentido común, una mano que no aparece, una mano con un dedo de más, o elementos que se superponen sin sentido, son señales evidentes. Y es que a veces, los "artistas" que crean estos fakes son "amateurs" y comenten errores de principiante que son fácilmente detectables.

 

Y por supuesto, no está de más pensar si lo que en esa imagen se muestra es plausible, es decir ¿es viable que el capitán de un avión comercial saque la mano en pleno vuelo para hacerse un selfie?

 

Recurrir a fuentes externas

 

Existen servicios como Fotoforensics o Izitru, que pasan las imágenes por 6 niveles, comprobando los metadatos de la misma antes de proporcionar una autenticación final y certificar la autenticidad de una fotografía. 

 

Google Imágenes

 

La forma más sencilla de salir de dudas puede ser acudir al servicio de imágenes de Google y subir la foto que nos genera dudas, inmediatamente Google nos mostrará todas las equivalencias y fotos similares entre las que podemos encontrar la foto original o bien algún artículo que haya "desenmascarado" la misma previamente.  

 

 

¿Y si se trata de un vídeo? 

 

En el caso de los vídeos el tema se complica, y es que gracias a potentes editores de vídeo y de fenómenos como el deepfake, los vídeos "falsos" son cada vez más elaborados y por lo tanto, más difíciles de distinguir de uno genuino.

 

En todo caso la luz, el movimiento de los objetos, la escena y los cambios de cámara son elementos claves para discernir si un vídeo ha sido manipulado. 

 

Sin embargo, en estos vídeos suele haber algún tipo de parada, desenfoque o momentos en los que el objeto sale de cámara y vuelve a entrar (por ejemplo, un balón de baloncesto o fútbol), esos son elementos que nos dan pistas sobre la posible manipulación del vídeo que estamos viendo.

 

 

Pero, ante todo, una vez más, lo importante es aplicar el sentido común. Como indicábamos antes, debemos preguntarnos si lo que ocurre en el vídeo puede pasar realmente, como por ejemplo el famoso vídeo de Amazon en el que un dirigible de la empresa liberaba decenas de drones de reparto por el cielo.

 

 

 

¿Qué es el deepfake? 

 

Según Wikipedia, Deepfake es un acrónimo del inglés formado por las palabras fake (falsificación) y deep learning (aprendizaje profundo).​

 

Se trata de una técnica de inteligencia artificial que permite editar vídeos falsos de personas que aparentemente son reales, utilizando para ello algoritmos de aprendizaje no supervisados, conocidos como RGAs (Red generativa antagónica), y vídeos o imágenes ya existentes.

 

El resultado final de dicha técnica es un vídeo muy realista, aunque ficticio.

 

Entre los ejemplos destacados de uso del uso de la técnica del deepfake se encuentran dos escenas de la película Rogue One una historia de Star Wars (2016) en las que la Princesa Leia aparece con la cara de Carrie Fisher cuando era joven, cuando en realidad fue interpretada por la actriz noruega Ingvild Deila, ó este vídeo de Terminator 2, que se hizo viral, en el que la cara de Sylvester Stallone es superpuesta en el personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger, con unos resultados sorprendentes.

 

 

Esta técnica, plantea serios debates éticos y morales ya que, en el futuro, una vez depurada y mejorada, hará casi imposible para los ojos de un no experto, detectar lo que puede ser una imagen real de una no real, y por tanto, sus aplicaciones en el campo de la política pueden resultar devastadores de cara a generar opinión pública o denigrar a un rival. 

 

Los gobiernos, universidades y empresas tecnológicas están promoviendo iniciativas para detectar y detener los deepfakes, el Deepfake Detection Challenge comenzó a operar en 2019, un organismo apoyado por tecnológicas como Facebook, Amazon o Microsoft.

 

Por su lado, Facebook está empezando a banear vídeos deepfake que puedan conducir a información sesgada o a llegar a conclusiones erróneas que determinen el devenir de procesos electorales. 

 

De momento los deepfakes son relativamente sencillos de detectar, ya que las caras generadas por deepfake no guiñan los ojos, son más inexpresivas, tienen peor calidad que la original o elementos como el pelo no son renderizados de manera realista por los deepfakes. 

 

Pero no todos los deepfakes son de carácter peligroso o destructivo, otras utilidades del deepfake, incluyen la de generación de imágenes de personas no existentes para usar como recurso con fines publicitarios, así como su uso para completar trozos de películas con actores fallecidos o en escenas de riesgo, como ya se hizo en el caso de la última entrega de Star Wars y la fallecida Carrie Fisher. 

 

 

Y siguiendo en esta línea del mundo fake, en el siguiente post te explicamos como poder identificar las fake news