Realidad aumentada: un paso más en la realidad

Aportador Cinturón Azul

Hace ya tiempo analizábamos aquí en la Movisfera, las posibilidades que nos brindaba una tecnología del calibre de la Realidad Virtual con ejemplos como las “Samsung Gear Vr”.

 

Pero si por algo se caracteriza la tecnología es por estar en continuo movimiento, de ahí que las empresas más punteras hayan puesto su atención en algo que no es nuevo, pero que gracias a los continuos avances puede suponer un gran paso en la forma en que vemos la realidad, se trata de la Realidad Aumentada.

 

 

Realidad virtual vs realidad aumentada

 

Como hemos dicho más arriba, hace tiempo ya hablamos aquí sobre la Realidad Virtual y de los distintos gadgets que permiten su disfrute.

 

La Realidad Virtual consiste en crear un universo ficticio del cual podemos disfrutar mediante el uso de unas gafas especializadas como es el caso de las Samsung Gear Vr, las HTC Vive o más recientemente las de Play Station. Pero una vez usamos unas gafas de este tipo, nos abstraemos completamente de nuestro entorno real para adentrarnos en uno completamente nuevo.

 

Realidad Aumentada Cocina.jpg

  

Por su parte, la Realidad Aumentada usa un concepto distinto, parte de la realidad que nos rodea para completarla o aumentarla con nuevos elementos, hasta llegar a convertirla en algo diferente pero sin perder en ningún momento la conciencia de dónde estamos.

 

Es evidente que cada una puede tener usos tremendamente prácticos, pero también es cierto que la Realidad Virtual lleva dos o tres años en continuo desarrollo, mientras que la Realidad Aumentada  es ahora cuando de verdad está obteniendo un fuerte impulso, ya que se considera el futuro.

 

 

Gadgets y apps con realidad aumenta 

 

Aunque parezca algo muy nuevo, la Realidad Aumentada lleva inventada y puesta en práctica hace bastante tiempo, pero a un nivel tan básico, que apenas nos hemos dado cuenta que está entre nosotros, y probablemente ya hayamos usado alguna de sus formas.

 

Sin ir más lejos, los filtros que proporcionan algunas de las redes sociales, como Snapchat o más recientemente Instagram, son un pequeño ejemplo de Realidad Aumentada. Es el caso de las típicas gafas, orejas de conejo u otros animales que podemos ponernos usando la cámara del móvil al querer compartir una historia.

 

Realidad Aumentada Pokemon Movistar.jpgDel mismo modo, tenemos otro ejemplo en el conocido juego de Pokemon que hace que podamos ver estos divertidos animales en nuestra cocina o la mesa del salón. Y es que añaden algo a la realidad que verdaderamente no está ahí, fusionando realidad y ficción.

   

Pero aparte de estos ejemplos de carácter lúdico que todos habremos visto, existen auténticos proyectos de carácter serio dedicados por entero a esta tecnología, unos con más acierto y otros con menos.

 

Un ejemplo de estos últimos fueron las Google Glass, que pretendían facilitarnos de forma cotidiana información sobre nuestro entorno, así como otras muchas utilidades que puede facilitar cualquier Smartphone, pero desde la comodidad de unas gafas. Sin embargo, y a pesar de lo sonadas que fueron en su momento, nada más se ha vuelto a escuchar recientemente sobre ellas, por lo que parecen abandonadas.

 

Más suerte y mucha mejor acogida tuvieron el año pasado las Holo Lens de Microsoft, unas gafas bastante más grandes que las de Google y mucho mejor optimizadas, con más aplicaciones prácticas de lo que hasta ahora habíamos visto con las Google Glass. Su principal característica reside en simular la aparición de hologramas en la habitación junto a nosotros, con los que podremos interactuar de forma increíble.

 

Holo Lens de Microsoft Movistar.jpg

 

Sin embargo, Google no se quedó tan sólo en las Google Glass en su intento de profundizar en la Realidad Aumentada, sino que diseñó lo que llamaron el Proyecto Tango, con el cual incorporarían en determinados teléfonos móviles (como es el caso del Lenovo Phab 2 Pro) la tecnología necesaria para sacar el mayor partido a la Realidad Aumentada. Así en el caso del teléfono mencionado, mediante una combinación de cámaras y sensores de relieve, movimiento y profundidad, se conseguía obtener auténticas experiencias de Realidad Aumentada en nuestro entorno.

 

 

 El futuro de las realidad aumentada

 

Como hemos visto, se han andado ya muchos pasos en esta tecnología. Y precisamente dado el potencial de la misma, no solo Google o Microsoft han apostado fuerte por ella, sino que 2 gigantes como Facebook y Apple, también quieren su trozo del pastel.

 

En el caso de Facebook, decidieron recientemente centrar sus esfuerzos en la Realidad Virtual, una tecnología que no para de crecer dados los avances en los teléfonos de hoy día, que cada vez permiten disfrutar mejores experiencias. Pero Mark Zuckerberg también ha reconocido que la Realidad Aumentada es el futuro, y que van a dar pasos firmes y decididos por esta tecnología para adaptarse lo más posible a nuestra vida diaria, necesidades y como no, a las redes sociales. Eso sí, pasos firmes pero con calma, según palabras del propio Zuckerberg.

 

Los que sí parecen entusiasmados por apostar por la Realidad Aumentada de forma inminente son los de Cupertino. En la pasada WWCD descubrieron todos sus planes para esta tecnología que llegarían de la mano de ARKit, el kit de desarrollo de Realidad Aumentada de Apple. Así mostraron una lista de sus dispositivos compatibles con ARKit de forma inminente, entre los que podemos citar: los iPhone 6s y 6s Plus, el SE, el 7 y el 7 Plus, además de los iPad Pro de 12,9 pulgadas de 2015, el de 9,7 pulgadas de 2016, el de 2017, y el Pro de 10,5 y 12,9 pulgadas de este mismo año. De hecho mostraron todo el potencial de la Realidad Aumentada gracias al juego Wingnut que podemos ver en el siguiente video.

 

 

Viendo todo lo anterior y las ganas que están poniendo empresas tan fuertes en la Realidad Aumentada, podemos augurar un muy buen futuro a esta tecnología y probablemente bastante más próximo de lo que cabría esperar. Así es fácil imaginar la aplicación que pueden tener en sectores como el turismo (con guías virtuales), la industria (en procesos de producción inteligentes), el comercio (para mostrar productos y hacer presentaciones), y derivados de éste como son la moda (para hacernos una idea de cómo nos quedaría una prenda) o la decoración (sin ir más lejos, Ikea ya ha desarrollado aplicaciones en este sentido, que facilitan la elección del mobiliario más adecuado a nuestras habitaciones).

 

En definitiva, cuando parece que la tecnología no puede sorprendernos más, siempre hay alguien empeñado en demostrarnos lo contrario. Y este es el caso de todas estas empresa que apuestan por la Realidad Aumentada, algo que sin duda puede suponer un paso más en nuestra forma de concebir la realidad tal y como lo hacíamos hasta ahora.