¿Sabes todo lo que puedes hacer con el NFC desde tu móvil?

Aportador Cinturón Azul
1.934 Visitas

NFC son las siglas de Near Field Communications, que traduciríamos como comunicaciones de campo próximo. Se trata de una tecnología inalámbrica de alta frecuencia, pero con un radio de acción muy reducido, que sólo funciona a una distancia máxima de unos 10 cm del dispositivo con el que interactúa.


Dado su corto alcance, apenas consume energía, por lo que es recomendable tener siempre activada esta funcionalidad, nunca sabemos cuándo la vamos a usar y de esta manera podremos ganar tiempo.

 

Pago móvil NFC.jpg

 

 

¿Para qué sirve el NFC?

 

Aunque solemos pensar que se trata de una tecnología novedosa, es ahora cuando se está popularizando su uso, fundamentalmente en los pagos a través del móvil, lo cierto es que su estándar se estableció hace ya una década, y deriva de otra tecnología con la que convivimos a diario y que conocemos de sobra; los chips RDFI, disponibles desde hace mucho en las tarjetas del gimnasio, el bus urbano o la biblioteca y sobre todo en las pegatinas que llevan ocultas la mayoría de los artículos que compramos, y que hacen que salte la alarma de la tienda cuando no se desactivan correctamente.


Los dispositivos móviles de gama alta llevan años incluyendo el NFC entre sus opciones de conectividad, pero la popularización de los datáfonos contacless ha hecho que en la actualidad se incluya de serie en la práctica totalidad de terminales.

 


¿Cómo puedo pagar con el móvil?


Cuando llegaron los microondas a nuestros hogares ya casi nadie volvió a calentar la leche en una olla pequeña, la nueva tecnología resultaba más cómoda, rápida y segura. Lo mismo sucede con los pagos mediante móvil, una vez que los utilizas, ya no hay marcha atrás. ¿Para qué vas a abrir el bolso, buscar la cartera, quitar una tarjeta y acercarla al datáfono si lo puedes hacer con el móvil?

nfc icon.png
Antes de nada, debemos tener instalada en nuestro móvil una aplicación de banca móvil que permita vincular una tarjeta para su uso con el móvil, también es posible utilizar Samsung Pay, Apple Pay o Google Pay, entre otras. Una vez hecho esto, sólo queda activar la antena NFC en el menú de conexiones inalámbricas y redes, veremos que en la barra de notificaciones de nuestro dispositivo aparece una N, eso indica que ya está listo.

 


Vincular dispositivos


La sola posibilidad de pagar con el móvil justificaría de sobra esta tecnología, pero sus utilidades van más allá. Hace ya un tiempo que utilizamos altavoces y auriculares bluetooth, sin duda son comodísimos, pero a la hora de vincularlos es preciso activar el modo búsqueda, desconectarlos previamente de otros dispositivos, localizar el nombre del dispositivo en una lista, por cierto ¿Cuál era el nombre del dispositivo?. El NFC ha venido a solucionar estos problemas, con solo acercar nuestro móvil a los auriculares o altavoces bluetooth estos quedarán emparejados instantáneamente, algunas marcas como Sony, Bose o Pioneer ya lo emplean, y pronto se popularizará.

 

One-touch-listening1.jpg

 

 

 

Crea una etiqueta NFC para ejecutar acciones en tu móvil


El estándar NFC Móvil soporta dos modos de funcionamiento:

 

  • Modo activo: se corresponde con nuestro teléfono móvil que dispone de una fuente de energía para crear un campo electromagnético que genera un intercambio de información entre dos dispositivos.
  • Modo pasivo: es el que utilizan las Smart Tags, o pegatinas NFC, que carecen de energía.

En cualquier plataforma de ventas por internet puedes encontrar una gran oferta de etiquetas NFC, en formato llavero, pegatina, chapa… a unos precios realmente económicos, que puedes configurar para que tu móvil o tableta ejecute las acciones que desees. Para ello sólo necesitas una aplicación específica que te permita grabar esas etiquetas, nosotros te recomendamos dos:

 

trigger.png
Trigger

 

 

nfc tools.png

  

NFC Tools


Las etiquetas se graban aproximándolas al móvil y ejecutando la aplicación con las acciones que le hayamos ordenado, el límite lo fija tu imaginación, pero te vamos a dar unos ejemplos de los usos más habituales.

 

smart tags.jpg

 

Activa el velocímetro


Si has decidido dejar el coche en casa e ir al trabajo en patín eléctrico o bicicleta te recomendamos que pegues una etiqueta en el soporte del móvil para que active el velocímetro que se ejecutará cuando coloques el móvil en el soporte del manillar. Este se  apagará en cuanto lo retires.

 

Crea un hotspot o comparte la clave de la WiFi


Tienes invitados en casa, lo habitual es que utilicen tu red WiFi mientras están allí, así que en lugar de decirles tu clave o anotársela, con las consabidas confusiones, te recomendamos que grabes una etiqueta que conecte a tu red a cualquier terminal que se acerque a ella, la pegas al lado del Router y listo.

 

Activa la alarma y pon el modo no molestar


Soy de los que utiliza su smartphone como despertador, cada noche pongo la alarma y activo el modo “no molestar”, pero tengo que reconocer que en alguna que otra ocasión me he olvidado y o bien me han despertado en medio de la noche, o lo que es peor, he llegado tarde a trabajar.


Pega una etiqueta en tu mesilla de noche y pídele que además de activar la alarma y desactivar las notificaciones te despierte con un mensaje de voz, o con tu canción favorita, así no es posible despistarse.

 

Activa el gps y apaga la WiFi


Si pegas una etiqueta en el salpicadero de tu coche automatizarás la activación del GPS.


Las funciones son ilimitadas, piensa cuáles son tus necesidades y los usos más habituales en cada momento y automatízalos con las etiquetas NFC. ¿Sabías que tu móvil podía hacer todo eso?