Cómo puede ayudar el storytelling en tu marketing de contenidos

Juan_Estebanez
Editor_Movistar
425 Visitas

 

El marketing de contenidos es una disciplina muy útil para conectar con nuestros potenciales clientes. Generar contenidos relevantes para nuestros clientes contribuye a aumentar la generación de leads y de clientes de manera natural. Una forma de trabajar este content markent de manera original es mediante el storytelling. 

 

 

¿Qué es el storytelling? 

 

 

El storytelling es un instrumento del marketing de contenidos que consiste en contar historias sobre una marca y sus productos. El objetivo es conectar con el público objetivo a través del mensaje generado en la narración.  

 

El storytelling busca generar una relación con el consumidor más allá de la transmisión del mensaje publicitario convencional. En última instancia, se pretende apelar a las emociones del público para conectar los valores de marca con éste. 

 

Es bien conocido que los sentimientos tienen más fuerza e impacto que el lado racional de las personas. De hecho, la mayor parte de nuestras decisiones de compra están guiadas por las emociones. Así, el storytelling apela a nuestro lado emocional. Contar historias supone una invitación a conectar con el sentimiento del público y a implicarle emocionalmente con la narración.  

 

El poder de la narración es capaz de transformar algo cotidiano y vulgar en algo significativo y apreciado. El storytelling ayuda a esta transformación que, en última, supone añadir valor a los productos y servicios de tu empresa. 

 

El storytelling supone, en suma, una forma de conectar mejor con tu base de clientes, generar valor y potenciar tu imagen de marca. Es una palanca fantástica para diferenciarte de tus competidores y ganar cuota de mercado. Especialmente en mercados maduros, contar con una marca diferenciada es esencial para desmarcarse de la competencia. El storytelling resulta de gran utilidad en este contexto. 

 

El storytelling ha ido siempre ligado a la historia del marketing, pero con la irrupción de Internet sus posibilidades se han multiplicado. El alcance potencial es mucho mayor y los formatos que podemos utilizar son múltiples: texto, imagen, vídeo, redes sociales, etc. 

 

Storytelling.jpg

 

¿Por qué usar el storytelling en tu marketing de contenidos? 

 

 

La narración de historias es un buen instrumento para generar emociones. En MarketingProfs nos muestran algunas razones para usarlo en nuestro marketing de contenidos. 

 

El storytelling facilita la recepción de datos y hechos 

 

 

Los datos fríos y la exposición de hechos no son suficientes. Puede que las cifras pongan de manifiesto que tu producto funciona de forma inmejorable. Puedes intentar asombrar a tus clientes con la velocidad de centrifugado o la capacidad de carga de tu lavadora, pero probablemente no lo consigas.  

 

Sin embargo, una buena historia hace al público más receptivo a las bondades de tu producto o marca que quieras resaltar. La narración añade el picante necesario para que los potenciales clientes digieran con más facilidad el mensaje publicitario. 

 

El storytelling activa el bienestar en el cerebro 

 

 

La narración de una historia aumenta el valor de un producto, pero además influye en nuestros pensamientos y emociones. Cuando nos exponemos a los elementos de una historia, nuestro cerebro libera sustancias químicas que afectan a nuestros sentimientos:

 

  • Dopamina: conocida como la “hormona de la recompensa”, mejora nuestra concentración y memoria. Puede activarse en narraciones que contienen suspensa.  
  • Oxitocina: hace que se incremente nuestra confianza hacia el narrador y hacia la historia que cuenta. Ayuda a liberarla cualquier narración que anima a empatizar con el protagonista.  
  • Endorfinas: ayuda sentirnos tanto concentrados como relajados. Cuando una historia es divertida y conmovedora, producimos endorfinas. 

 

El storytelling despierta el interés del cliente por la marca 

 

Los clientes valoran más el contacto con empresas que tengan un rostro humano. Las marcas robóticas, sin alma aparente, provocan más rechazo que las que dejan ver que hay personas detrás. Es más provechoso crear vínculos a través de testimonios sobre la empresa y los productos que trasmitir una impresión de frialdad. 

 

Las historias ayudan a generar esos vínculos y proporcionar un sentimiento de comunidad. El storytelling es una poderosa herramienta para generar sentimientos positivos y crear y afianzar una comunidad de fieles. Como ninguna otra palanca, la narración de historias contribuye a humanizar la marca. 

 

El storytelling amplifica la marca 

 

 

Más allá de su eficacia como instrumento de marketing de contenidos,  la incorporación del storytelling en todos los aspectos de la marca eleva la experiencia de la misma, aumentando la motivación y confianza entre los clientes. 

 

La innovación y el desarrollo tecnológico de la empresa pueden ser parte del atractivo de una marca, pero lo que engancha al consumidor son las emociones y el trato humano. La narrativa de historias es realmente eficaz para conseguirlo. 

 

 

Claves para hacer un buen storytelling 

 

 

Un buen storytelling requiere la magia y creatividad de la que están hechas las buenas historias. Es decir, no hay una fórmula mágica. En todo caso, conviene tener en cuenta unas pocas claves que nos sirvan de referencia para acertar en la generación del mejor storytelling para tu marca. 

 

 

Genera emociones 

 

 

Por muy buen que contemos una historia, en ella debemos incluir siempre el aspecto emocional. Las emociones son clave en la conexión con el público, mucho más que razón. Un historia sin un claro componente emocional no nos servirá de mucho. 

 

Las emociones remueven a tu público y, al final, generan simpatía con tu empresa. Es una forma de fidelizar y captar nuevos seguidores para tu marca. En tu storytelling el componente emocional debe ser el guía clave de la narración. 

 

 

Construye con sencillez 

 

 

Por muy buena que sea la historia, la narración no puede ser compleja. Las historias sencillas y fáciles de recordar son las que tienen más éxito con el público. El mensaje debe ser claro, sencillo y que conecte con la audiencia. 

 

La historia debe estar conectada con las emociones humanas de forma directa para ser recordada y que se identifique con la marca. La mayor sencillez contribuirá, además, a que sea susceptible de volverse viral. 

 

 

Lanza un mensaje con sentido para tu marca 

 

 

Además de sencillo y con un claro componente emocional, el mensaje que vayas a transmitir debe tener una clara conexión con tu marca o productos. No se trata de realizar un storytelling por el hecho de emocionar a nuestro público. Debe haber un propósito detrás. 

 

La historia que construyamos podrá obedecer así a un propósito de marca o tener conexión con una campaña publicitaria determinada o el lanzamiento de un producto.  

 

Narra una historia verosímil 

 

La historia que presentemos al público debe ser creíble. Es conveniente que sea real, ya que el público suele apreciar más las historias que salen de la vida cotidiana. No importa que sea actual o antigua, pero sí que tenga sentido para nuestra marca. 

 

También puede ser una historia de ficción, pero debe ser verosímil, que permita a la audiencia identificarse con ella.