¿Por qué la IA está revolucionando los departamentos de RRHH?

Raúl Salgado
Editor_Telefonica Empresas
431 Visitas

La inteligencia artificial es, quizás, la tecnología con mejores perspectivas de implementación en las empresas. Sobre todo después de que la Unión Europea haya pactado la primera ley en el mundo para regularla, propiciando su desarrollo en un marco legal en el que se pueda confiar.

 

No son pocos los expertos que defienden que se trata de la mayor revolución tecnológica de los últimos 40 años, al permitir extender las capacidades humanas y procesar ingentes cantidades de datos con rapidez, eficiencia y múltiples posibilidades de uso, como decíamos en este artículo.

 

Y una de las posibilidades más evidentes incumbe a los departamentos de Recursos Humanos, que están experimentando una metamorfosis con la paulatina implantación de la inteligencia artificial.

 

 

Inteligencia-Artificial-RRHH.jpg

 

 

Mejora los procesos y la toma de decisiones

“La IA está teniendo un impacto transformador en la gestión de recursos humanos, pudiendo ayudar a mejorar los procesos, la toma de decisiones, la determinación de las pautas a seguir en la formación y desarrollo profesional, la fidelización del talento, la automatización de tareas administrativas, la mejora del clima laboral o la adaptación de las necesidades cambiantes según el impacto del mercado actual”.

 

Son palabras de Nieves Torres, directora del Máster Universitario en Dirección de RRHH en el Instituto de Ciencias Empresariales, del IMF Smart Education, quien explica que la IA está transformando la gestión de RRHH en procesos como la selección de personal y reclutamiento, el onboarding y la capacitación, la experiencia del empleado, la gestión del rendimiento, la diversidad e inclusión o la automatización de tareas repetitivas.

 

En este sentido, destaca el impacto revelador de la IA en los métodos de gestión, optimizando la eficiencia y la efectividad fundamentalmente en el análisis de datos y en el soporte que puede ofrecer ante la toma de decisiones.

 

 

Selección de personal

 

Respecto a la integración de la IA en los procesos de selección de talento, Torres asegura que ayuda a cribar un gran número de información identificando potenciales candidatos en función de palabras clave relevantes, habilidades específicas y experiencia con los requisitos del puesto de trabajo.

 

De igual modo, continúa, puede proporcionar datos sobre análisis de comportamiento y evaluaciones centradas en entrevistas virtuales y pruebas psicotécnicas. “Esto supone un ahorro de tiempo y recursos, al tiempo que aumenta la precisión y objetividad en la toma de decisiones”, afirma.

 

 

Reclutamiento-Personas.jpg

 

 

Procesos de capacitación

 

En cuanto al uso de la IA en los procesos de capacitación, destaca las posibilidades de mejorar significativamente la experiencia de los empleados, puesto que permite personalizar los programas y el contenido en función de las necesidades individuales de cada uno prestando soporte virtual con el objetivo de orientarles a lo largo de todo el proceso de aprendizaje.

 

La experta del del IMF Smart Education también subraya el impacto de la IA en la exclusión de sesgos a la hora de filtrar currículum, el análisis del lenguaje usado en las comunicaciones internas y externas de las empresas, los estudios de equidad o de brechas salariales…

 

En resumidas cuentas, según Nieves Torres, la integración de la IA en el departamento de recursos humanos es una revolución en la gestión del talento al poder optimizar la eficiencia operativa, permitir la toma de decisiones y fomentar un entorno laboral más inclusivo y equitativo en las organizaciones. No obstante, recomienda buscar un equilibrio entre la tecnología y la interacción humana para que los empleados se sientan valorados y apoyados.

 

 

Cinco pasos a seguir para su adaptación

 

La adaptación de los sistemas de IA conviene realizarla a tenor de las necesidades y peculiaridades de cada empresa. Es más, la integración de la IA en los departamentos de recursos humanos “debe formar parte del proceso estratégico de la propia empresa. Atendiendo a este hecho, hay que determinar una serie de etapas que deberían llevarse a cabo”, recomienda Nieves Torres:

 

  1. Evaluación de necesidades para definir qué acciones se podrían automatizar o desarrollar para mejorar la fidelización y eficiencia de los empleados. Estas acciones son aquellas que suelen estar vinculadas con procedimientos largos y repetitivos y que pueden ayudar a optimizar el rendimiento en las empresas.
  2. Fijación de objetivos que ayuden a definir qué se espera con la integración de sistemas de IA en las organizaciones atendiendo a sus necesidades particulares. 
  3. Análisis de los beneficios que la implementación de la IA aportaría a las empresas.
  4. Selección, desarrollo e integración de acciones como, por ejemplo, la automatización de tareas administrativas o la adaptación de programas formativos. En este sentido, Torres considera que la definición de las acciones debe plantearse teniendo en cuenta el business plan de la empresa.
  5. Evaluación continua del rendimiento de los sistemas de IA implementados.

 

10 herramientas a tener en cuenta

 

La IA ya ha demostrado sus efectos en los métodos de gestión, en el análisis de datos y en el soporte que puede ofrecer ante la toma de decisiones estratégicas. Y desde IMF Smart Education han elaborado un listado con las 10 herramientas de inteligencia artificial que mejorarán la gestión de los departamentos de recursos humanos:

 

  1. Avature: facilita procesos de selección de personal y el análisis de CV, está diseñada para ayudar a identificar, atraer, contratar, desarrollar y retener al talento.
  2. Textio: empresa que ofrece una plataforma de escritura impulsada por IA que nos permite optimizar y mejorar, entre otras cosas, los anuncios de empleo.
  3. Pomato: herramienta de análisis de CV que permite encontrar al candidato que mejor encaje. Se cargan los currículums, se introducen las habilidades deseadas, roles o nivel de experiencia esperado, y Pomato se encarga de emparejar los candidatos con los puestos.
  4. Eightfold: permite utilizar información basada en datos para desarrollar trayectorias profesionales significativas y gratificantes, emparejar a los empleados con los puestos internos adecuados, u ofrecer oportunidades de aprendizaje y desarrollo personalizadas para mejorar las competencias de sus empleados y prepararles para el éxito.
  5. Erudit: plataforma que nos ayuda a escuchar activamente a sus empleados, obtener información valiosa y actuar para crear un lugar de trabajo que dé prioridad a su bienestar.
  6. Emocional: detecta potenciales problemas emocionales para prevenirlos y solucionarlos de forma más sencilla y eficaz. Asimismo, ofrece un software de bienestar para promover la salud emocional y generar un buen clima laboral, aumentando la productividad y el compromiso.
  7. Workforce: herramienta diseñada para el registro de turnos y el control de las horas trabajadas del personal. Asiste al sector gerencial con recomendaciones inteligentes y ayuda a optimizar el desempeño de los empleados gracias al tratamiento y análisis de los datos almacenados.
  8. Clickup: optimiza el tiempo al generar resúmenes de actualizaciones de tareas, hilos de comentarios, notas de reuniones... De igual forma, ofrece al instante elementos de acción y subtareas basadas en el contexto de los documentos.
  9. Copilot para Microsoft 365: genera sugerencias contextuales en tiempo real, mientras los usuarios escriben código, un documento, un correo electrónico, etc... El uso de Copilot en aplicaciones de Microsoft 365 implica una transformación en la forma que conocemos hasta ahora de Teams, Outlook, Word, PowerPoint, Excel y OneNote.
  10. Sembly: permite extraer el repaso de las reuniones con un solo clic, un resumen con los temas tratados, las decisiones tomadas y las acciones planificadas justo después de la llamada.

 

¿Una amenaza para el empleo?

 

Algunos análisis de prestigiosas consultoras prevén que la IA conducirá a la automatización de una cuarta parte del trabajo realizado en la eurozona. En cifras contantes y sonantes, pondría en peligro el empleo de unos 300 millones de personas.

 

Sin embargo, Nieves Torres piensa que el uso de la IA en los departamentos de RRHH no tiene que ser visto como una amenaza.

 

“La IA puede realizar aquellas tareas más metódicas, como la criba de los curriculums, la selección de personal y reclutamiento o la automatización de labores repetitivas. Pero hay espacios que quedan vacíos a los que la IA no puede llegar, por lo que el rol del profesional de recursos humanos va a seguir cohabitando. El humano ofrece comprensión emocional, algo que se aleja mucho de las capacidades cognoscitivas e intelectuales de la IA”, sostiene.

De igual modo, cabe remarcar las dificultades de la IA para empatizar, pensar de forma creativa para encontrar soluciones basadas en la inteligencia emocional ante problemas complejos, desarrollar la visión crítica, analizar el contexto con sensibilidad y tacto, potenciar las relaciones interpersonales ante la resolución de conflictos, tomar decisiones desde una perspectiva ética…

 

Por ello, “todas las actividades que se desarrollan en un departamento de recursos humanos van a seguir siendo desempeñadas principalmente por humanos, aunque la IA aporte datos significativos y sea capaz de potenciar la productividad de determinadas tareas”, concluye la experta del IMF Smart Education.