¿Qué es el Live Shopping? ¿Cómo usarlo en tu pyme?

Juan_Estebanez
Editor_Telefonica Empresas
437 Visitas

La tecnología y la digitalización han revolucionado las formas de consumo. El público es cada vez más crítico e investiga a la hora de comprar. Además, cada vez es más frecuente buscar “experiencias”, algo que va más allá de la simple adquisición de un producto o servicio. El live shopping es una forma por la que las empresas pueden aumentar sus ventas y satisfacer las exigencias de un consumidor exigente.

 

El live shopping es una tendencia creciente gracias al mayor apetito por las retransmisiones en directo en Internet. La gente cada vez consume más contenidos de vídeo y esto ha derivado también en streaming dirigidos a las compras.

 

El live shopping despegó en China gracias a la Taobao Live, plataforma de Alibaba, y Douyin. Esta innovadora forma de comercio electrónico se expandió a nivel global y ya son muchas las empresas y plataformas que han adoptado el live shopping como parte de su estrategia de e-commerce. ¿Puede ser un formato útil para tu pyme?

 

 

Live-Shopping.jpg

 

 

¿Qué es el live shopping?

 

El live shopping es una estrategia de ventas dentro del comercio electrónico que combina elementos de transmisión en vivo con la experiencia de la compra online. Supone realizar eventos de compras por Internet en directo, donde los espectadores pueden ver una presentación y demostración de productos en tiempo real, y tienen opción de comprar por la plataforma donde se realiza la transmisión.

 

La experiencia diferenciada de compra es uno de los atractivos del live shopping. Y es que los espectadores pueden interactuar con los anfitriones, hacer preguntas sobre los productos y recibir recomendaciones, además de, como decimos, realizar compras con unos pocos clics mientras ven el evento en vivo.

 

Estas retransmisiones están preparadas para ser muy interactivas y generar un fuerte engagement. Es habitual que incluyan descuentos y ofertas exclusivas para los espectadores mientras dura el evento.

 

Como decíamos, el live shopping surge en China en su forma actual y ha ganado terreno en otras partes del mundo gracias a su capacidad para involucrar a los consumidores gracias a la emoción y al sentido de urgencia que genera. Sin embargo, la idea de vender productos en tiempo real no es nueva. De hecho, es anterior a la época digital. La teletienda es un claro antecedente, que hizo muy popular la compra de productos en vivo. En este caso, la adquisición se hacía por teléfono tras contemplar demostraciones de productos por televisión.

 

Actualmente, gracias a las posibilidades tecnológicas que brindan plataformas como Facebook, Instagram o TikTok, el desarrollo del live shopping se ha realizado rápidamente. Además, la creciente relevancia de los influencers y creadores de contenido en redes sociales, que cuentan con una audiencia fiel que confía en sus recomendaciones, ha terminado por asentar este live shopping.

 

El live shopping puede realizarse en una amplia variedad de plataformas digitales, pero está especialmente indicado para hacerse en redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter, que ofrecen funciones de transmisión en vivo. Los vendedores pueden realizar streamings y vincular sus productos directamente para que los espectadores puedan realizar compras mientras miran.

 

Esta vinculación con las redes sociales hace que el live shopping esté ligado al social selling, cuyo objetivo es usar las redes como un canal para involucrar a los clientes, generar interés en productos y servicios y cerrar ventas.  Combinado con el social selling u otras estrategias, al final, el live shopping es una forma innovadora de comercio electrónico que aprovecha la fuerza del streaming en directo para crear experiencias de compra dinámicas e interactivas.

 

 

Live-Shopping-Ventas.jpg

 

Beneficios del live shopping para mi pyme

 

El live shopping puede resultar beneficioso para la pyme. Sin embargo, hay que realizar una serie de consideraciones antes de optar por implementar esta estrategia de ventas. Especialmente hay que fijarse en el tipo de productos que vendes. Si tu pyme vende productos con un fuerte componente visual o que se prestan a demostraciones en directo, el live shopping es una buena forma para incrementar las ventas. Productos de moda, maquillaje, hogar o tecnológicos están especialmente indicados para esto.

 

¿Qué ventajas puede aportar a tu pyme una estrategia de live shopping? Algunos de los beneficios son los siguientes:

 

  • Aumento de ventas: este es el objetivo que más se persigue, por supuesto. El live shopping puede incrementar las ventas y las conversiones al ofrecer una experiencia de compra más emocionante y enriquecedora. La demostración de tus productos en directo puede ayudar a generar más confianza. Además, ofrecer descuentos y ofertas especiales generará mayor demanda y más compras.

 

  • Mayor compromiso con los clientes: el live shopping fomenta la interactuación con los clientes en tiempo real. Con la posibilidad de responder preguntas en vivo, dar consejos y recomendaciones durante los eventos, el compromiso de tu pyme con los clientes se reforzará.

 

  • Mayor confianza y credibilidad: La construcción de relaciones más estrechas y duraderas con los clientes genera mayor confianza y credibilidad. El demostrar cómo son tus productos y responder a las dudas favorecen la seguridad del cliente a la hora de adquirir tus productos.

 

  • Diferenciación con la competencia: el carácter innovador del live shopping ayuda a diferenciarse de los competidores. Si ofreces una experiencia de compra única como la del live shopping, destacarás en un mercado saturado.

 

  • Mejor conocimiento de marca: el live shopping ayuda a la construcción de la marca. Las características de esta estrategia de ventas permiten comunicar los productos, pero también narrar la historia y valores de tu pyme. Al final, todo confluye en aumentar el conocimiento de marca y, al final, a generar mayor lealtad y conexión con el consumidor.

 

 

¿Cómo aplicar una estrategia de live shopping en mi pyme?

 

Si ver que los productos y servicios de tu pyme son susceptibles de promocionarse a través de una estrategia de live shopping, estos son los pasos que debes dar:

 

  1. Elegir plataforma para el streaming: escoge la plataforma más adecuada para realizar tus eventos de live shopping. Piensa en los objetivos que persigues, tu imagen de marca o las posibilidades que te ofrecen las plataformas para conseguir audiencias. Es habitual usar las funciones de transmisión en vivo integradas en redes sociales. Mira si tu comunidad está presente en éstas.
  2. Prepara tus productos: selecciona los productos que deseas mostrar en la transmisión. Asegúrate de que cuentas con suficiente stock para poder venderlos en vivo.
  3. Realiza un guion y elige presentadores adecuados: no se puede improvisar en este tipo de eventos. Elabora un guion con los pasos a dar y el tiempo que te ocupará la retransmisión. Anticipa posibles sucesos que puedan acontecer. También hay que elegir a los presentadores más adecuados para el evento, que pueden ser influencers del sector. Es muy importante que, tanto la estructura del evento como los presentadores respeten la imagen de marca de tu pyme.
  4. Promociona el evento: debes anunciar el evento de live shopping con la suficiente antelación para generar expectación. Puedes usar las redes sociales, correo electrónico y los medios que consideres para promocionar el streaming y animar a la participación.
  5. Crea una experiencia atractiva: la retransmisión en vivo debe ser lo más innovadora posible, con gancho y que genera una experiencia entretenida, atractiva y útil para tu público. Además, debe fomentar la participación y la interacción, ofreciendo respuestas en tiempo real y ofertas especiales para los espectadores.
  6. Haz seguimiento y medición de resultados: después del evento, haz un seguimiento y evalúa los resultados. Las métricas de participación, feedback y, sobre todo, ventas, pueden ayudarte a ver si el evento fue un éxito y a afinar y mejorar futuras retransmisiones.