¿Conoces los beneficios que traen las vacaciones para trabajadores y empresas?

Coordinador Comercial Empresas
524 Visitas

En estos días en los que ya empiezas tus vacaciones o te encuentras inmerso en ellas, nos parece muy apropiado indicarte que beneficios trae para ti y tu empresa, este periodo de asueto.

 

A priori, es muy fácil detectar las ventajas del periodo estival para los trabajadores, por el obvio descanso que vamos a experimentar, pero también tú empresa debe aprovecharse de este periodo estival, para continuar progresando en el futuro.  A veces se piensa que el verano es un periodo de baja productividad y parada para la empresa, cuando en realidad, no se puede despreciar el efecto impulsor que tiene sobre todos los eslabones de tu PYME.

 

Foto POST.jpg

 

Los beneficios para los trabajadores son muchos y muy variados. Los hemos resumido en estos cinco:

 

1. Desconexión, desconexión, desconexión:

Desconectar de tu rutina diaria, teniendo tiempo para ti y alejándote del ritmo frenético de tu día a día, es algo que puede evitarte enfermedades coronarias o depresiones.

 

Es innegable que todos nos dejamos llevar por nuestra rutina laboral, por el día a día, y eso nos puede generar un vórtice de estrés, irritación… del que las vacaciones se encarga de sacarnos, ofreciéndonos un periodo de desconexión magnifico, para poder poner todo nuestro día a día en perspectiva y dar importancia a lo que verdaderamente lo tiene, desechando lo accesorio que puede enturbiar nuestra vida diaria, inundándola de negatividad.

 

2. Reducción de estrés:

Gracias al punto 1, surge la reducción de estrés. Eliminando el frenesí diario, dándonos tiempo a nosotros mismos, ayudas a tu mente y tu cuerpo a recomponerse. En seguida notarás que, al haber eliminado tu presión diaria, tu cerebro va saliendo del remolino en el que está inmerso, para llevarte a cosas tan sencillas, pero tan importantes, como:

 

  • Dormir mejor, lo que te provocará un mejor descanso.
  • Reducción de dolores y achaques, sobre todo dolores de cabeza y contracturas musculares, lo que mejorará tu calidad de vida.
  • Mejorará tu memoria. Mejorará tú concentración. Por mucho que nos empeñemos, el cerebro humano no funciona bien simultaneando tareas, por lo que, si eliminas uno de tus mayores focos de actividad, verás como ganas agilidad mental.

3. Estabilidad emocional:

Demasiado tiempo en el trabajo, poco tiempo para ti y los tuyos, o jornadas de sol a sol, te llevarán, sin remedio, a la frustración. No ver más allá de las paredes de la oficina te pueden generar una sensación de “claustrofobia” que, en el peor de los casos, te podrán llevar a una depresión.

 

Las vacaciones llegan para subsanar eso, ya que, al sacarte de tu puesto y tu rutina, con el paso de los días verás que empiezas a desechar todos esos pensamientos negativos, lo que te hará alcanzar tu estabilidad emocional.

 

4. Liberación:

¡Imagínate! Alcanzados los 3 puntos anteriores, la sensación de liberación se empieza a instaurar en nosotros. Ya no sentimos esa carga constante sobre nuestros hombros, ni esa sensación de ser movidos por nuestra rutina y no por nuestros pasos, lo que hace que te sientas libre y dueño de ti. Y esto nos lleva al punto 5.

 

5. Fuerza y energía:

Con esa liberación llegan la fuerza y energía renovadas, te sientes con un vigor que antes de empezar tu periodo vacacional no existía y con energía suficiente para afrontar tu vida diaria con confianza, seguridad en ti mismo y positivismo. Te has encontrado de nuevo contigo y eso te hará imparable.

 

 

Pero no lo son menos los beneficios para las empresas:

 

1. Plantilla motivada:

Múltiples estudios demuestran que con los días de vacaciones se obtienen empleados más motivados, eficientes y satisfechos, por todos los motivos que hemos enumerado anteriormente.

 

Si nos salimos de la cada vez menos extendida creencia de que más horas en la oficina hace que trabajemos más y dejamos que la plantilla desconecte el tiempo necesario, se obtienen empleados motivados y fieles a su empresa, ya que no tendrán que lidiar con los inconvenientes de las enfermedades provocadas por el estrés y estarán convencidos de que su empresa, es un sitio con buena calidad de vida, que les permite desarrollarse como profesionales sin pagar un alto peaje personal por el camino.

 

2. Aumento de la eficiencia:

Motivado por el punto 1, surge el aumento de la eficiencia. Al tener empleados motivados y felices, encontraremos que, lo primero, se reducirá el tanto por ciento de personas que se tienen que dar de baja por enfermedades tales como: depresiones, infartos, …

 

Pero no sólo eso, si tus trabajadores están comprometidos con la empresa, porque saben que es un buen sitio para trabajar, desarrollarán su creatividad para encontrar soluciones disruptivas y novedosas, a problemas o inconvenientes, que puedan surgir en tu negocio.

 

3. Descubrimiento de talentos:

En el periodo estival, por antonomasia, es cuando más se nota la falta de personal. Es en este punto cuando puedes descubrir talentos ocultos.

 

¿En qué empresa no ha pasado que falte el empleado que hace X tarea y por el motivo que sea, en ese momento nadie más tiene facilidad para hacerla? Pero siempre se terminada realizando. ¿Por qué? Porque de pronto surge esa persona que no se sabía que tenía un talento oculto para esa determinada tarea. O una increíble capacidad de autoaprendizaje y disposición para lanzarse a la piscina. Ambas características son un tesoro oculto que habrás encontrado y que podrá disfrutar tú empresa.

 

4. Momento para la retrospectiva:

Estos momentos de “fin de curso” son ideales para mirar hacia atrás y ver que cosas han ido bien y cuales son una oportunidad de mejora. Hay muchas formas de realizar esta retrospectiva: revisión de objetivos para comprobar su grado de cumplimiento, verificar que el clima laboral en la empresa es tan bueno como nos pensamos, revisitar procesos para comprobar su eficiencia… Todas estas acciones irán siempre a favor de la empresa que, en un periodo de menos actividad, podrá cimentar una base para que el “nuevo curso” siempre sea mejor que el que se deja atrás.

 

5. Ocasión para idear planes de mejora:

Obviamente, del punto 4 surge el punto 5. Cuando en una retrospectiva encontremos oportunidades de mejora, hay que planear como materializar esa solución en pos del propio progreso de la empresa, en forma de planes de mejora.

 

 

Una vez enumerados y definidos todos los beneficios que te traerá este periodo de ocio estival, sólo nos queda desearte ¡Felices Vacaciones!