La importancia de un Plan de Marketing para las Pymes

Editor_Movistar
1.254 Visitas

El Marketing, es decir todo aquello que hacemos para llegar a nuestros clientes, es crucial para hacer que una Pyme crezca.

 

Sin embargo, un estudio elaborado en octubre de 2017 por la consultora Prensa y Comunicación, con una muestra de 100 Pymes de diferentes sectores y modelos de negocio, destaca que el 90% de estas empresas no dedica ningún esfuerzo al marketing. Y es que la mayoría de empresarios sigue  pensando  que para que sus pymes  crezcan, tienen que invertir grandes sumas de dinero en la difusión de su marca y en la promoción de sus productos y servicios.  

 

Además, el 92% reconoce no tener conocimientos profesionales de marketing y con frecuencia aplican estrategias de marketing que aprenden en foros de Internet,  por lo que las acciones que llevan a cabo difícilmente tienen un resultado efectivo.

marketing.PNG

   

El Plan de Marketing: ¿Cómo empezar?

 

El Plan de marketing debe ser totalmente personalizado. Antes de plasmar nuestro Plan de Marketing en un documento debemos analizar la situación interna de la empresa, es decir, cuáles son nuestras fortalezas y debilidades: estado de las cifras de ingresos, gastos y márgenes de nuestro negocio y presupuesto del que se dispone para el plan; procedimientos de trabajo y rendimiento del personal; relación con clientes y proveedores; métodos de venta y promoción, etc.

 

El siguiente paso es el análisis del entorno competitivo. En este paso obtenemos información sobre las tendencias del sector y del mercado para determinar qué necesita el cliente y cómo podemos cubrir esa necesidad

.Además, el plan debe analizar el perfil socio-económico detallado de nuestros clientes y sus contextos de compra (qué, quién decide, a través de qué canal, cuándo ….)   así como las fortalezas y debilidades de nuestros competidores, sus fallos y aciertos y considerar si podemos incorporar las mejores prácticas del sector a las estrategias nuestro negocio.

 

En Marketing, tradicionalmente el análisis de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades se plasma en una matriz DAFO. Así tomamos consciencia real de la posición de  nuestra empresa en el mercado, lo que nos permite planificar las decisiones que habremos de tomar en cada momento.

  

Ha llegado la hora de fijar objetivos

  

En este paso se analizan los medios para llegar y atraer al cliente, que se traducen en acciones planificadas a medio y largo plazo y se establecen unos tiempos para su ejecución.

 

Los objetivos del plan de marketing, que deben ser medibles, alcanzables y realistas, se plasman por escrito en un Plan de Actuación, que nos marcara la estrategia a seguir y nos ayudará a organizar el trabajo y a establecer un listado de prioridades. Deben marcarse itinerarios alternativos que nos lleven a la consecución del mismo objetivo.

 

Goals.png

 

Por último pero muy importante: mide los resultados y actúa en consecuencia


De nada sirve elaborar un Plan de Marketing si no cuantificamos el éxito de las acciones en términos de costes y resultado,  calidad de las mismas y  satisfacción del cliente, y se toman medidas correctoras para optimizar al máximo los resultados.

 

Para ello, debes establecer unos mecanismos de seguimiento y monitorización, asignando tareas y analizando en tiempo real cómo se están ejecutando y qué resultados están dando. Lo habitual es realizar el  Plan de Marketing de forma anual o semestral, pero es un documento vivo, en constante revisión, en función de los resultados de las acciones y de las necesidades que vayan surgiendo. 

 

Recuerda que sin acciones planificadas a medio y largo plazo, según las tendencias de tu sector y del mercado, no podrás tomar decisiones, poniendo en serio riesgo la supervivencia de tu negocio.

 

 

¡Hasta pronto!