La revolución Blockchain, mucho más que Bitcoins

Hefestec
Recolector

Tras unos años en el que las aplicaciones y las tecnologías móviles lo han dominado todo, ahora llega el turno de una nueva tecnología que promete romper los esquemas actuales de Internet y de la interacción de las personas con los datos digitales que genera diariamente. Esta tecnología es la Blockchain

 

descarga (2).pngSeguramente hayas escuchado o leído el término "Blockchain" asociado a todo el movimiento de las criptomonedas y lo cierto es que gracias a ellas hemos podido descubrir todo el potencial que tiene este sistema, algo que no había sido posible desde 1991, año en el que se inventó.

 

 

¿Qué es la Blockchain?

 

El Blockchain (traducido como "Cadena de bloques"), consiste en una red digital formada por bloques de datos que tienen la particularidad de que no están unidas por un único servidor central, sino que está conformada por distintos nodos individuales que hacen de servidores y que mantienen viva la red. Seguramente te suene el término P2P, red en la que se basaba el famoso programa Emule que se popularizó en los primeros años de internet para descargar para compartir archivos de todo tipo, especialmente películas y música. Pues la red Blockchain funciona de una manera similar, cambiando un sistema centralizado en el que todo está almacenado en un solo servidor (por ejemplo, así funciona Whatsapp, Facebook, Spotify, Netflix o las plataformas de juegos en red) en favor de una red formada por distintos servidores que están continuamente copiando los bloques existentes y generando unos nuevos.

 

  

¿Qué es un bloque?

 

Un bloque es algo así como un documento con datos que forma parte de esta cadena. Estos bloques van siempre codificados y pueden contener cualquier tipo de datos, aunque en la actualidad su contenido principal es de las transacciones monetarias procedentes de las operaciones con criptomonedas. Por ejemplo: un bloque puede contener que A le da a B 100 bitcoins. La gracia que tienen estos bloques, es que desde su creación están codificados para que no se puedan modificar y solo los usuarios autorizados puedan desencriptar la información y acceder a ella, pero nunca podrá ser modificada. Esto es bastante importante ya que todos los bloques se copian en todos los nodos (servidores) que conforman la red blockchain y toda la historia de bloques desde la creación de la red se encuentra copiada en cada uno de estos nodos, por lo que siempre es bueno saber que nuestros datos estarán encriptados para que nadie más pueda acceder a ellos, aunque tengan una copia del bloque. 

Blockchain-Process.png 

La codificación de la información de la Blockchain comienza desde la creación de un usuario, momento en el que su nombre pasa a tener un código de identificación único y secreto que solo el usuario y la red sabrán y que será el empleado por la red para verificar que ese bloque de datos creado se ha creado de forma correcta y sin trampas’. Esto es bastante importante ya que en el mundo digital la copia de archivos es muy común, pero la red Blockchain hace que sea imposible que una persona pueda usar, por ejemplo, dos veces una moneda Bitcoin ya que cada moneda tiene un código y cada acción con ella ha de ser verificada por el resto de la red, siendo rechazada si algo no encaja. Esta codificación e identificación puede realizarse con una clave, nuestra huella digital, nuestro ADN, nuestra cara… con todos los sistemas de autentificación disponibles en el mercado.

  

seal-36967_960_720.pngA forma de resumen, y para no liar más la idea que puedas tener sobre Blockchain, podemos decir que la red Blockchain tiene el potencial de convertirse en una especie de notario digital que toma nota de todas las operaciones que hagamos con ella y verifica que su autenticidad y validez dentro de su sistema para evitar posibles estafas.

 

Como has podido ver, la forma de funcionar (siendo una red casi indestructible), y su seguridad (siendo una red incorruptible), la han hecho perfecta para el mundo de las criptomonedas. Pero esta red no se va a quedar ahí y ya son muchas las empresa y organismos que están comenzando a estudiar las posibilidades que tienen este tipo de redes en sus actividades. Vamos a ver tres ejemplos del potencial que tienen, aunque Blockchain posee un potencial ilimitado que puede ser empleado para cualquier ámbito digital:

 

  • Nuestro historial médico

Historial medico.jpgNuestros datos médicos andan distribuidos por los distintos centros en los que somos atendidos y el traspaso de esa información de un centro a otro no es del todo lo eficaz que debería de ser, especialmente si nos vamos a otras ‘administraciones’. Gracias a la red Blockchain esto podría cambiar y si se crease una red blockchain sanitaria podrías tener un historial médico completo que podrías consultar tú y el médico que te atendiese ya fuera el de siempre u otro que te atienda, aunque estuvieras en la otra parte del mundo.

 

Esto facilitaría mucho el tratamiento personalizado de las personas en cualquier parte del mundo, incluidos aquellos lugares en los que los sistemas sanitarios son deficientes, pudiendo incluso tener el historial médico de una persona que ha migrado a otro país, aún de forma ilegal (siempre y cuando alguna vez haya pasado por una consulta con este tipo de tecnología instalada).

 

  • Autentificación de productos

Auténtico.jpgLa red Blockchain también puede ayudar a que sepamos si los productos que hemos comprado son verdaderos o falsos gracias a que cada producto tendrá integrada la información del vendedor y su trayectoria hasta nuestras manos, por lo que podremos conocer si unas zapatillas son verdaderas, si los medicamentos que vamos a tomar proceden de laboratorios oficiales o si el producto ‘Eco’ realmente lo es.

 

  • Adiós burocracia

La burocracia tiene los días contados gracias a la red Blockchain, o al menos gran parte del proceso burocrático. Al tener todos nuestros datos asociados a nuestro perfil, el propio sistema será capaz de decirnos los impuestos que tenemos que pagar, realizar peticiones digitales sin necesidad de autentificarnos físicamente o rellenar 800 formularios, podremos identificarnos sin necesidad de llevar los documentos encima… en definitiva, esta red nos permitirá realizar cualquier trámite digitalmente desde nuestro smartphone u ordenador sin necesidad de perder días en colas de la administración pública o privada.

 

Declaración-de-la-renta.jpg

 

Estos son los 3 ejemplos más sencillos de entender cómo la red Blockchain puede cambiar nuestras vidas pero hay más como el pago de productos una vez nos han llegado (evitando posibles estafas), la compra digital de entradas, las operaciones financieras tradicionales (los bancos ya están trabajando en ello), la configuración inicial de todos nuestros dispositivos digitales al renovarlos, el aumento de la seguridad de los coches autónomos y de las redes aéreas, las apuestas…todo lo que se te ocurra que tiene una parte digital puede pasar a ser usada por este sistema.

 

La mejor parte de todo esto es que el usuario no tiene que enterarse de que un sistema ha cambiado a una red blockchain ya que él puede seguir empleando sus dispositivos como hasta ahora, serán los distintos organismos y empresas los que realicen el cambio a esta red de manera interna.