Decálogo 2019 para tu e-commerce

Isabel_Telefonica Empresas
Editor_Movistar
1.486 Visitas

Internet nos brinda la posibilidad de poner a disposición del público una plataforma donde mostrar y vender nuestros productos. Parece que los españoles han superado el miedo inicial al e-commerce ya que éste superó los 30.000 millones en 2017 (+ 25,7%)

 

¿Tu negocio tiene ya un e-commerce? ¿Estáis trabajando para abrir uno? Sea como sea seguro que este decálogo te será de utilidad:

 

Estrategia clara: nuestro cliente ideal

 

El punto de partida de toda estrategia de negocio es conocer a nuestro consumidor final. Tenemos que ponernos en el lugar de nuestro público objetivo y pensar como lo harían ellos.

 

La estrategia, se plasma en el Plan de Marketing online con objetivos cuantificables y medibles y su integración en el Plan de Marketing general del negocio.

 

 

Propuesta de valor: qué vender, cómo venderlo y qué nos diferencia

 

Debemos tener claro qué nos diferencia del resto y construir un discurso de marca a través de esa ventaja competitiva o beneficio diferencial.

 

No podemos ser buenos en todo ni llegar a todos, sino potenciar aquello que el mercado valora y en lo que nuestra organización busca ser única.

 

Experiencia de usuario

 

Es crucial saber cómo usan la página los usuarios. De nada nos vale tener un diseño bonito y unas funcionalidades bien programadas si no son las que el usuario valora o si no son intuitivas para la mayoría.

 

Por otro lado, las imágenes de baja calidad añaden una barrera más a que el cliente no pueda tocar el producto o probárselo. Además del tamaño y la resolución  es importante que las imágenes se vean profesionales.

 

 

Velocidad de carga

 

El e-commerce tiene que estar preparado para soportar posibles picos de tráfico, sin que su disponibilidad y rendimiento se vean afectadas. En general, cuanto más lenta sea la carga de un comercio electrónico, menos convertirá.

 

Las imágenes muy pesadas aumentan de manera considerable la carga de tus páginas. Debes reducir su peso mediante herramientas sin ir detrimento de su calidad.

 

 

Responsiveness

 

Al hablar de  rendimiento, es imposible no tener en cuenta que la mayoría de las compras online se hacen desde móviles. Así, la adaptación a móviles o responsiveness  es fundamental para posicionarnos bien en Google.

 

 

online-store-1272390_960_720.png

Categorización y Filtro de Productos

 

Parte de una buena experiencia de usuario depende de una correcta categorización y jerarquización . El punto de partida para diseñar o rediseñar una tienda online es una estructura ordenada.

 

Una mala experiencia de usuario, empeora la tasa de rebote y no sólo no convertiremos sino que Google nos penalizará el posicionamiento tanto por el contenido mal estructurado como también por la alta tasa de rebote

 

Una herramienta muy recomendable y que mejora la experiencia de usuario  son los Filtros de productos, que ayudan a llegar fácilmente a los productos buscados

 

 

Estrategia SEO

 

Es frecuente que los vendedores online sepan de producto pero no de técnicas de venta. Para dar a conocer tus productos y servicios, tu e-commerce tiene que ser visible en los resultados de búsqueda de  Google.

 

Para ello necesitas una buena estrategia SEO. Estas estrategias pueden llevarnos tiempo por lo que el SEM, pagar a Google por aparecer en determinados términos de búsqueda, es un buen complemento.

 

 

Gastos de envío claros y asequibles

 

La principal razón por la que los clientes abandonan los carritos de la compra es al constatar los gastos de envío, de ahí la importancia de que estos estén claros.

 

Con frecuencia, el precio final no es suficiente para alcanzar el precio mínimo para el envío gratis. No se trata de eliminar los gastos de envío pero si de dar otras opciones, como la reducción del precio del envío si el producto se recibe más tarde o premiar la fidelidad con gastos de envíos gratuitos o reducidos.

 

 

Retargeting

 

Debemos abordar el problema de los carritos abandonados. De lo contrario estamos perdiendo la conversión de clientes altamente potenciales.

 

Una estrategia muy empleada es recordarles, mediante un gestor automático de emails, que tienen un carrito de la compra pendiente. Con frecuencia, se  les ofrece algún incentivo a corto plazo como un código personal que incluya un descuento del total del pedido o del precio del envío.

 

 

Brindar una excelente atención al cliente

 

Los usuarios no quieren que se les venda, sino ser asesorados, escuchados, asistidos, y acompañados en el proceso de compra.

 

Los consumidores esperan que detrás de los ecommerce haya un soporte, preferentemente humano con quien poder iniciar una conversación en tiempo real  y lo más cálida posible que para solventar posibles dudas

 

Entre las herramientas para conversar con tus clientes y asesorarlos en el proceso de compra están el chat en vivo y los cada vez más populares chatbot.

 

Recuerda que con Tu Negocio Web  puedes añadir una tienda on line con pasarela de pagos y un blog. Y si quieres impulsar tu negocio con una web moderna, con contenidos actualizados y de calidad, disponemos de expertos de Marketing Digital  a través del servicio Tu Asesor Web.

 

Hasta pronto!

 

Isabel