Wi-Fi 6: ventajas y mejoras respecto a Wi-Fi 5

Theliel
Yo probé el VDSL

Qué es Wi-Fi 6

 

Hace relativamente poco, los diferentes estándares Wi-Fi que han ido evolucionando con los años se referenciaban en esencia por el código IEEE, en el caso de Wi-Fi es la "familia" de estándares 802.11, seguido de letras que definen dentro de esa familia que estándar usamos. Así por ejemplo, el más actual es 802.11ax, el anterior era 802.11ac. Esto ha cambiado, y por facilitar la nomenclatura, se ha asignado simplemente un número a cada uno de los estándares para facilitar su comercialización, a mayor número, estándar Wi-Fi superior. De ahí tenemos que 802.11ax es Wi-Fi 6, por ende 802.11ac es Wi-Fi 5.

 

Wi-Fi-6.jpgWi-Fi 6 es el más actual que tenemos, aprobado en 2020. Siempre que aparece un estándar Wi-Fi nuevo pasa lo mismo, las expectativas se disparan y es que con la explosión de la fibra, los fabricantes han encontrado un nuevo nicho de venta: O tienes Wi-Fi 5/6, o no podrás disfrutar de una buena experiencia Wi-Fi. Y esto cala, a fin de cuenta a nadie le gusta ver como tiene contratado 1Gbps y por Wi-Fi no supera los 50Mbps.

 

Casi cualquier lector a día de hoy en su casa lo que tendrá será un Router tipo Wi-Fi 5, y la mayoría de sus dispositivos serán también Wi-Fi 5. Esto hay que tenerlo claro, para poder usar un estándar Wi-Fi superior, obviamente tanto Router como dispositivo, tiene que soportarlo. E incluso soportándolo, ciertas funcionalidades, características, velocidad de la conexión Wi-Fi... dependerá igualmente de las prestaciones de cada dispositivo, siempre prevaleciendo obviamente el menos capaz.

 

 

¿Es Wi-Fi 6 la salvación?

 

Antes que nada, y esto hay que grabarlo como Mantra, Wi-Fi es Wi-Fi, y eso implica que independientemente del estándar Wi-Fi que se use, su funcionamiento, lo bien que vaya, la estabilidad, la velocidad, latencia, entre otras funciones, va a depender SIEMPRE de dónde está ubicado el Router y del entorno de cada uno. Y el entorno es todo lo que le rodea, desde la casa, sus dispositivos... hasta las propias ondas de radio que atraviesan la casa y que pueden  venir desde cientos de Km e interfieren con la red Wi-Fi.

 

Dicho esto, sí, Wi-Fi 6 supone una mejora importante respecto a Wi-Fi 5 y las podemos resumir en un subconjunto sencillo de entender, para ello voy a dar una breve descripción de los motivos.

 

 

Las mejoras de Wi-Fi 6 frente a Wi-Fi 5

 

WIFI5-vs-WIFI6-.jpg

 

OFDMA: Uno de los principales problemas de Wi-Fi es que, aunque parezca otra cosa, dos dispositivos diferentes en la misma red Wi-Fi no pueden por lo general emitir a la vez porque se interferirían. OFDMA mejora enormemente esto, y hace que los dispositivos realmente puedan recibir (fundamentalmente) de forma simultánea tráfico. Esto, sobre el papel mejora enormemente los escenarios donde tenemos muchos dispositivos Wi-Fi.

 

MU-MIMO: MU-MIMO no es nuevo, estaba presente también en Wi-Fi 5 aunque limitado solo al tráfico desde el Router a los dispositivos, y no al revés. Con Wi-Fi 6 también se puede hacer al revés. MU-MIMO es complementario a OFDMA, y viene a mejorar lo mismo. Lo que hace MU-MIMO es valerse de los diferentes Streams que soporta el Router para poder emitir a diferentes dispositivos finales a la vez. Es decir, que si tienes 4 streams disponibles en el Router, podrías en teoría emitir a 4 dispositivos de un solo stream cada uno a la vez. Esto mejora la masificación de dispositivos Wi-Fi que tenemos conectados, y la velocidad Wi-Fi agregada.

 

160MHz: Por lo general, cada estándar Wi-Fi que estamos viendo con los años, la gran mejora de velocidad teórica viene por duplicar el ancho de banda emitido. Entender esto es muy simple, si una autopista de 4 carriles la duplicas a 8, puede llevar el doble de tráfico gracias a que es mucho más "ancha". No tiene misterios. Pero tiene un coste... usamos el espectro electromagnético para esto, cuanto más ancha sea la emisión, más espacio ocupamos, y por ende con más facilidad podemos sufrir interferencias. Esto lo vemos mucho mejor en la banda de 2.4GHz que tenemos sólo unos 100MHz disponibles, sería totalmente imposible emitir en 160MHz, solo una emisión en 160MHz es más grande que toda la banda de 2.4GHz. Incluso emisiones de 80MHz prácticamente se comerían toda la banda.

 

2.4GHz: Esta es, en mi opinión, una de las mayores ventajas, y que generalmente pasa desapercibida. Al contrario que Wi-Fi 5, Wi-Fi 6 se permite su uso en la banda de 2.4GHz. Wi-Fi 5 sólo puede usarse en 5GHz. Sí, es obvio que si usamos Wi-Fi 6 en la banda de 2.4GHz no podremos usar anchos de 160Mhz/80Mhz, y tampoco recomendaría jamás usar anchos de 40MHz. Pero sí podremos usar todas las otras mejoras, que son importantes para estabilidad y usabilidad. Sacrificamos velocidad "pico", pero ganamos una mejor señal, cobertura, estabilidad.

 

Nº de Streams: Esto no es exclusivo de Wi-Fi 6, se lleva usando desde 802.11n (Wi-Fi 4), pero por ser pieza fundamental cabe recordarla. Digamos que podemos trocear una emisión Wi-Fi que va a realizarse, por así decirlo, de modo que si enviamos más de un trocito a la vez, estaremos "paralelizando" la emisión. Si podemos emitir dos trocitos a la vez, estaremos doblando al final la velocidad efectiva, y si enviamos 4, multiplicando x4. Es un poco más complejo que esto, pero resumiendo, esto es a lo que llamamos "Streams". Una estación Wi-Fi  soportará un número de Streams concretos en función de sus prestaciones, a mayor número, potencialmente más rápido puede ser. Para que esto sea posible, es imprescindible que la estación Wi-Fi posea al menos una antena por Stream.

 

A pesar de que dichas mejoras son muy importantes, también hay que tener algunas consideraciones respecto a:

 

Mejora de Cobertura: Lo que realmente puede mejorar es la velocidad/estabilidad de aquellas conexiones que están más lejos. Es decir, si antes a lo mejor os llegaba sólo un 20% de señal y a penas podías enlazar a 100Mbps, ahora a lo mejor se puede enlazar a 200Mbps (me estoy inventando los números). Si lo analizamos bien, esto no es una mejora de la cobertura como tal, porque la señal que va a llegar es en igualdad de condiciones, configuración, ubicación... prácticamente la misma. En este artículo te dejamos algunos consejos para mejorar la cobertura y la velocidad de la red Wi-Fi.

 

Mayor número de dispositivos conectados: En este caso Wi-Fi 6 posee mejoras considerables para lidiar con la masificación de dispositivos propios. tanto MUMIMO como OFDMA ayudan enormemente. El problema es que para poder realmente exprimir estas características, los dispositivos conectados a dicha red deben ser compatibles con ello. Y esto no va a pasar hasta dentro de varios años. Sí, tenemos portátiles, teléfonos... que ya son Wi-Fi 6, pero la mayor densidad de equipos Wi-Fi que encontramos en algunos hogares suelen ser dispositivos IoT, y estos no implementar (a día de hoy repito) más de 802.11n (Wi-Fi 4), o 802.11ac (Wi-Fi 5).

 

Mayor Seguridad y Menor Consumo de batería: Wi-Fi 6 usa por defecto WPA3 para la seguridad, aunque debido al gran número de dispositivos que no lo soporta tendremos que vivir igualmente con WPA2+WPA3 durante años. Aun con todo WPA2-PSK AES se puede considerar seguro. Y sí, gracias a mejoras no comentadas, se podría, en teoría, aumentar la batería de los dispositivos Wi-Fi 6, esto es debido a que se mantendrían "dormidos" más tiempo, que es lo que hace que nuestros móviles/tablets no agoten su batería en cuestión de pocas horas.