Informe Sociedad Digital en España 2022 de Fundación Telefónica

Juan_Estebanez
Editor_Telefonica Empresas
1.086 Visitas

 

Fundación Telefónica presentó su Informe de la Sociedad Digital en España 2022, un documento de referencia que cuenta con más de 20 años y que trata sobre el estado y desarrollo de la tecnología y digitalización en nuestro país.  

 

El informe permite mostrar una realidad insoslayable: que la digitalización es imparable, como afirma en su presentación José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.  

 

La transformación digital se aceleró con la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia de Covid-19 y puede ser una palanca fundamental para su superación.  La gran velocidad de la digitalización supone una oportunidad especialmente para las pymes, pero también un reto ante las desigualdades asociadas a la tecnología y ante las nuevas formas de ciberdelincuencia. El informe de Fundación Tecnológica aborda todas estas cuestiones. Destacamos las más relacionadas con la economía y la empresa: 

 

 

Sociedad Digital.jpg

 

La digitalización y el crecimiento económico 

 

El uso de medidas como el teletrabajo y de herramientas digitales palió en gran medida las consecuencias del parón económico producido por la pandemia de Covid-19.  Por desgracia, la crisis económica persiste, agravada por la crisis de suministros, el desabastecimiento económico y por situaciones derivadas de la guerra de Ucrania. 

 

Por fortuna, el papel de la tecnología como palanca de la recuperación y crecimiento económicos parece indudable. La digitalización es capaz de acelerar una transformación de la economía que se sustancia en: 

 

  • Automatización de procesos.
  • Digitalización de bienes, servicios y procesos de producción. 
  • Desarrollo de plataformas digitales que desarrollan actividades online antes sujetas a relaciones presenciales. 

 

La digitalización acaba afectando a la economía y la sociedad y constituye una oportunidad para el desarrollo de un país. Antes de la crisis, España tenía un nivel de digitalización medio-alto dentro de los países europeos y la tendencia es de mejora. 

 

Las fortalezas digitales de España se encuentran sobre todo en la conectividad -España está en el top 3 de la UE- y en los servicios públicos digitales. Entre las debilidades, destaca la falta de talento digital, tanto en lo relativo a la población, como en la falta de profesionales expertos en tecnología.  

 

 

La transformación digital de la empresa española 

 

La integración de la tecnología digital en las pymes cuenta todavía con un amplio margen de mejora. El Big Data, el uso de inteligencia artificial y el desarrollo del comercio electrónico son alguno de los aspectos en los que las pymes españolas tienen mucho camino por recorrer. 

 

Innovación 

 

La falta de innovación es uno de los puntos débiles de la empresa española, especialmente la pyme, y causa importante de su baja productividad. Para favorecer la innovación de negocio, un concepto relevante es el de “cultura digital”, que se sustancia en el uso de datos y herramientas digitales y cuenta con cuatro pilares: 

 

  • Colaboración entre los diferentes agentes. 
  • Enfoque basado en los datos. 
  • Orientación al cliente. 
  • Innovación continua de procesos y productos. 

 

El porcentaje de empresas españolas innovadoras según la OCDE es de un 37%, una cifra relativamente baja. Además, la brecha entre las grandes y pequeñas empresas es bastante elevada. Esto ha provocado el estancamiento de la productividad en las últimas dos décadas.  

 

Desde el Gobierno se han lanzado programas como el Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación (PEICTI) 2021-2023 o el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que, apoyado por los fondos europeos, pretende impulsar la modernización de la empresa y economías españolas. 

 

Además, desde el ámbito privado, se han impulsado iniciativas como el Hub Mundial de Innovación y Talento de Telefonica, que pretende responder a las necesidades del mundo digital a través de la experimentación y la innovación. 

 

 

Conectada, pero rezagada en servicios digitales 

 

Un punto positivo en la empresa española es la conectividad. La casi totalidad de empresas de más de 10 empleados cuenta con equipos informáticos y de conectividad de banda ancha.  

 

Sin embargo, las empresas españolas se muestran claramente por detrás de las europeas en Big Data, ya que tan sólo el 9% de nuestras compañías aplican esta tecnología frente al 14% de las europeas, o en Cloud (22% de las españolas frente al 25% de europeas).  

 

Las empresas españolas también se encuentran postergadas en la implantación de formas de trabajo de la economía digital, con una infrautilización de recursos como la web de la empresa, en muchos casos usada sólo como plataforma de información corporativa. También se hace un escaso uso del social media, ya que apenas dos tercios de las compañías cuentan con medios sociales aplicados al negocio. 

 

Otra carencia la encontramos en el empleo de sistemas de planificación de recursos empresariales (ERP), tan sólo usada por la mitad de las empresas. Y sólo el 41% utiliza aplicaciones CRM. 

 

Todavía menor es el uso de tecnologías más avanzadas como el Big Data o el Cloud, como apuntábamos antes. La penetración de la inteligencia artificial en las compañías españolas es de sólo el 8,3% de media, aunque entre las grandes empresas alcanza el 33%. 

 

La necesaria transformación digital de la pyme 

 

La transformación digital de la pyme, que constituye el 99,8% del tejido empresarial español, se ha convertido en una urgencia, especialmente después de la irrupción de la pandemia. La crisis económica posterior ha provocado la destrucción de 45.000 empresas, de las que el 99,7% tenían una plantilla inferior a 50 trabajadores. 

 

Las pymes deben estar preparadas para el futuro inmediato para lo cual, deben apoyarse en tres aspectos fundamentales, según el Foro Económico Mundial: 

 

  • Crecimiento sostenible. 
  • Impacto social. 
  • Capacidad adaptativa. 

 

La transformación digital es la clave para dotar de agilidad y adaptación a las pymes. La digitalización adapta el modelo de negocio a los cambios de hábitos tanto de consumidores como de empresas. Además, esta transformación digital permite a las pymes alcanzar unas capacidades que antes eran sólo patrimonio de las grandes empresas. 

 

Este proceso de digitalización debe ir más allá del mero proceso de adopción de herramientas y procedimientos tecnológicos. Es un proceso de alcance profundo que implica todo un cambio de estrategia, de cultura empresarial y formas de pensar. 

 

 

Ventajas digitalización.png

 

Hay una serie de herramientas y tecnologías fundamentales para la transformación digital de la pyme y que han sido identificadas por DigitalES: 

 

 

Posiblemente este proceso de digitalización sea más dificultoso de acometer en las pymes que en las grandes empresas. Uno de los mayores frenos es la resistencia al cambio, según una encuesta de AUTELSI. El principal problema en este sentido es la falta de talento digital, que implica una necesidad constante de formación. 

 

Otro obstáculo para la transformación digital es la cultura corporativa instalada en muchas empresas, donde existen “silos” organizativos que implica falta de comunicación entre las distintas áreas. También la regulación, con una RGPD que afecta negativamente en el funcionamiento de proyectos de digitalización. 

 

Además, las pequeñas y medianas empresas, por su reducido tamaño, adolecen de la posibilidad de contar con departamentos de informática propios, por lo que necesitan de un tercero que les aporta los servicios digitales necesarios. Así, las pymes necesitan un socio que les acompañe en todo el proceso de transformación digital y realizar así una transición sostenida. 

 

Desde la Administración, se ha abordado la necesaria transformación digital de las pymes con la implementación del plan España Digital 2025, que incluye hasta cincuenta medidas en esta materia.