Las playas con 5G, playas inteligentes

Editor_Telefonica Empresas
Editor_Movistar
889 Visitas

Este verano Telefónica ha reforzado la cobertura 5G en cerca de 150 poblaciones costeras donde previsiblemente hay más concentración de personas, de modo que dispongan de conectividad móvil de altas prestaciones con la nueva tecnología 5G.

 

Las zonas de playa donde se ha realizado un mayor despliegue 5G son: Cataluña con 37 poblacionesAndalucía con 24, y la Comunidad Valenciana con 24. En este amplio despliegue también se incluyen Canarias y Baleares.

 

En cuanto al rango de población, Telefónica ofrece cobertura 5G tanto en pequeñas localidades de menos de 1000 habitantes como en otras mucho mayores, de cerca de 100.000 habitantes. Para más información sobre las playas con 5G pincha AQUÍ.

 

 

playas-5G-smart-beaches.jpg.png

 

 

Además del 5G, otras tecnologías como Big Data, Internet de las Cosas o Inteligencia Artificial han llegado a nuestras playas para dar respuesta a los nuevos hábitos de consumo y poder ofrecer nuevos servicios en estas playas inteligentes (smart beaches ).

 

 

¿Cómo son y que ventajas tienen las "playas inteligentes"?

 

Las playas inteligentes o smart beaches son lugares en los que la tecnología y la innovación se han incorporado en beneficio del entorno y de los usuarios. No se trata solo de disponer de puntos de conexión WiFi, sino que el objetivo es digitalizar estos espacios para ofrecer servicios de alto valor añadido a la población y los turistas.

 

Siguiendo el modelo de playa inteligente definido por la Organización Mundial de Turismo OMT, los beneficios de una verdadera playa inteligente giran en torno a la accesibilidad, la sostenibilidad y, por supuesto, la seguridad, siendo este último uno de los más valorados por los visitantes. 

 

La playa inteligente es, por tanto, más accesible. Y avisa de la temperatura y calidad del agua, de cuánta gente la ocupa y de los protocolos Covid-19 que hay que seguir. Esto es posible gracias a soluciones como las siguientes:

 

 

Plataforma de reservas

 

Se trata de una solución para aquellas playas en las que existe limitación de aforos. El año pasado se puso en marcha en las playas de Benidorm demostrando su eficacia a la hora de evitar la saturación de bañistas y distribuir su flujo a lo largo del día. La reserva se podía hacer tanto online como de manera presencial en tres puntos físicos del municipio.

 

 

Videovigilancia y tecnología de conteo

 

En el contexto de desescalada y control de aforos, Telefónica desarrolló un software de videovigilancia, con cámaras IP y tecnología 4G, que permite detectar en tiempo real las zonas ocupadas y las que están libres en una determinada playa. Este tipo de sensores se implementaron con éxito en ciudades como Santander y Salou (platges.salou.cat) que informaban sobre el grado de ocupación.

 

 

 

Drones de vigilancia y salvavidas

 

Frente a la necesidad de controlar el aforo y el comportamiento de los usuarios en las playas, en poblaciones como Conil de la Frontera (Cádiz) o Sagunto (Valencia) se optó por la combinación de drones e inteligencia artificial, capaz de facilitar tanto la gestión como la recopilación de información para determinar el estado de las playas.

 

En muchas playas los drones ya son capaces de adelantarse al socorrista para entregar un salvavidas a la persona en peligro o de transmitir información a los equipos de salvamento y así evaluar mejor la actuación de rescate.

 

 

 

Playas más sostenibles

 

Soluciones de Big Data junto a la sensorización de las duchas mejoran el consumo de agua y hacen que las playas sean más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

 

Igualmente, la digitalización puede ayudar a gestionar de una manera más eficiente la electricidad, los residuos o el aparcamiento (al dar información real sobre las plazas disponibles se ayuda a reducir las emisiones de CO2 y el consumo de combustible).

 

 

 

Sensores de medición

 

Entre los sensores de medición destacan los de sustrato (para conocer la temperatura, calidad y limpieza de la arena), las batimetrías de monitorización (para monitorizar el fondo marino en tiempo real), las boyas inteligentes (encargadas de controlar los límites de las zonas de baño y la proximidad de embarcaciones, para así poder prevenir accidentes. También monitorizan la calidad del agua, y su temperatura, y ayudan a la detección de presencia de medusas) y los sensores UVA (para medir los niveles radiación y su variación).

 

 

 

Digitalización de la información turística

 

Aunque ya se hacía, la pandemia también aceleró los procesos de digitalización de mapas, folletos o catálogos, lo que redunda en mayor accesibilidad, menor impacto ambiental y reducción de costes.

 

Los códigos QR se han convertido en un elemento imprescindible para acceder a una gran variedad de información sin necesidad de contacto físico.

 

 

 

Accesibilidad e inclusión

 

Además de las soluciones tecnologías anteriores, existen soluciones especialmente diseñadas para personas con movilidad reducida o discapacidad visual. Un ejemplo son las rutas guiadas mediante realidad aumentada y dibujadas a partir de inteligencia artificial.

 

 

Las nuevas tecnologías están permitiendo ofrecer muchos servicios de valor añadido que ayudan a los municipios a tener una gestión más eficiente y sostenible de las playas.

 

 

Más información en Sala de Prensa de Telefónica

 

¡Hasta pronto!!